Miercoles, 8 de Diciembre del 2021
turismo


La canciller Merkel da negativo en el test de coronavirus

Publicado el 23/03/20

«En el test rápido realizado esta mañana el resultado ha sido negativo», ha confirmado el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, sobre la prueba a la que se ha sometido la canciller Merkel. El pasado viernes se había puesto una vacuna contra neumococos y ayer supo que el médico que se la aplicó se había infectado de coronavirus, por lo que la canciller alemana se confinó en casa a la espera de la prueba correspondiente. Aun así, ha dicho Siebert, Merkel seguirá trabajando desde casa, lo que no le impide atender su agenda. Merkel mantiene sus bilaterales y reuniones gubernamentales por videoconferencia, al igual que espera atender la cumbre europea de esta semana. En los próximos días, de todas formas, se le seguirán realizando pruebas.

Muchos ciudadanos se han preguntado si la vacuna que se puso Merkel el viernes protege contra el coronavirus. Los neumococos son bacterias que pueden encontrarse en la nasofaringe de muchas personas sin que por ello enfermen. Se transmiten por infección de gotas (tos, estornudos) y pueden desencadenar diversas enfermedades, como inflamación de los senos, oído medio o meninges. Son responsables del 20% al 50% de todas las neumonías relacionadas y el Instituto Robert Koch (RKI) estima que más de 5000 personas mueren de enfermedad neumocócica en Alemania cada año. El caso es que una bacteria de este tipo en combinación con el coronavirus puede complicar mucho la infección, de manera que al aplicar la vacuna de los neumococos, se protege al organismo de una potencial superinfección de las vías repiratorias. La Comisión Permanente de Vacunación del Instituto Robert Koch recomienda en Alemania esa vacunación para cualquier persona que tenga un mayor riesgo de enfermedad neumocócica, especialmente personas de más de 60 años de edad, que es el caso de Merkel, pacientes de riesgo como diabéticos, personas con enfermedades crónicas del corazón o enfermedades respiratorias crónicas o personas cuyo sistema inmunitario está debilitado, además de bebés desde el segundo mes hasta el segundo año de vida.

 

Estas vacunas preventivas están ayudando en Alemania a que el número de infectados no se traduzca tan rápidamente en casos graves o mortales. El Instituto Robert Koch ha informado hoy que, aunque con ciertas reservas, que observa una ralentización en el crecimiento exponencial de casos de coronavirus en el país. Su presidente, Lothar Wieler, reconoce que es muy pronto aún para confirmar que las medidas restrictivas adoptadas por el Gobierno alemán hace una semana están surtiendo efecto, pero asegura que la tendencia que se observa es la de «un ligero aplanamiento en la curva de crecimiento exponencial». Según los últimos datos del RKI, la cifra de contagios asciende en Alemania a 22.672, lo que supone 4.062 más respecto al día anterior, y el número de muertos es de 94. La incidencia a nivel federal se sitúa en 27 contagios por cada 100.000 habitantes, con claras diferencias regionales. 2.809 de los contagiados por coronavirus en Alemania ya se han curado, aunque se precisa que una estimación «conservadora» y que probablemente la cifra sea aún mayor, ya que se trata sólo de los casos de alta reportados. También se insiste en la importancia de realizar test de forma estratégica, en primer lugar entre aquellas personas que presentan síntomas, en aquellos que han estado en contacto con casos confirmados y entre el personal sanitario.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai