Sábado, 15 de Mayo del 2021
turismo


Actividades culturales en el Goethe-Institut para marzo 2020

Publicado el 09/03/20

Cine para niños y jóvenes

BANDOLEROS EN FAMILIA

Foto: Sehr gute Filme GmbH

Mié, 11.03.2020

GOETHE-INSTITUT PERÚ

Jirón Nazca 722
Jesús Maria
Lima 11

 
 

Una nueva versión del famoso bandolero Hotzenplotz

Director artístico: Axel Ranisch, color, 72 min., 2011-2013

El matrimonio de Franziska y Rüdiger Reuber está en crisis. Cuando Robby cumple 10 años, su padre le cuenta un cuento de bandoleros. El niño se siente responsable por el secuestro de su hermana menor y escapa al “bosque de las almas perdidas”. Allí, espera que un temido bandolero le enseñe su oficio. Pero, antes, se encuentra con el mago Fidibus, quien intenta robarle su infancia, y el salvaje bandolero lo salva. Cuando Robby regresa a su vida normal, queda claro que Rüdiger, el padre de Robby, y el bandolero imaginario, son la misma persona. La realidad y el sueño se confunden.

Precisamente en el día en el que cumple 10 años, Robby Reuber se mete en problemas. Franziska, su madre, y algunos invitados, lo están esperando. Robby llega tarde y acompañado de personas indeseables – su padre, Rüdiger, y su tío, Stefan. Poco después, el niño es testigo de una violenta pelea familiar. Se va a la cama pero, antes de dormir, le pide a su padre que le cuente una vez más la historia del malfamado bandolero Rüdiger. Al día siguiente, Robby debe cuidar de su pequeña hermana, pero la niña es secuestrada. El chico huye entonces al “bosque de las almas perdidas”. Logra escapar de las autocomplacientes advertencias de Pauline Pilz y conoce al mago Fidibus y a Peppino, su perrito, sin sospechar que estos planean robarle su infancia y le harán firmar un contrato engañoso.

Robby logra por fin conocer al malfamado bandolero, un hombre ruidoso y corpulento que mete miedo. Al principio, quiere enviar a Robby de vuelta a casa, pero luego se declara dispuesto a enseñar al chico el oficio del bandolero. El bosque se transforma en campo de entrenamiento: Robby y su maestro gritan, luchan, se pelean, hacen volar cometas y les quitan la ropa a unos recolectores de hongos. Cada vez queda más claro que REUBER cuenta la historia de un acercamiento entre padre e hijo, hasta que se llega a la adopción mutua. Esta felicidad secreta es seriamente alterada por el contrato entre Robby y Fidibus, pues el mago, haciéndose pasar por el niño, se ha colado en la casa de su madre, robándole la infancia.

Rüdiger, el padre de Robby, se refleja en el personaje del bandolero, y el tío Stefan se transforma en Fidibus. El niño sueña con que su padre lo salve, y el bandolero encuentra una cláusula en el contrato entre Robby y Fidibus que reza que, si el bandolero abandonara el bosque y regresara a la aldea (secretamente: al seno de la familia), el cambio de identidad entre Robby y el mago caducaría. El bandolero se niega durante largo tiempo, hasta que, por amor al niño, decide sacrificar su vida paradisíaca y sin ataduras. Es un padre que asume su responsabilidad.

REUBER recuerda en muchos momentos a la maravillosa película infantil de 1977/78 EIN TAG MIT DEM WIND, de Haro Senft. Pero la película de Axel Ranisch es más atemporal; el camino hacia el bosque, que aquí, a pesar de toda ironía, parece un lugar mítico y representa un paso hacia una fantasía que quizá pueda salvar de la realidad actual. Ranisch no quiso que su película estuviera predeterminada por un guión “de hierro”: “Estaba claro que la historia giraría alrededor del pequeño Robby, que se encuentra con el mago y el bandolero en el bosque. Pero el argumento lo fuimos encontrando, durante el día en el bosque y por la noche en una copita de vino. Rodamos de forma cronológica, improvisamos todos los diálogos, por la noche editamos las escenas y nos dejamos llevar por la ola del momento, viviendo juntos como si fuéramos una gran clan de bandoleros piojosos…” (Axel Ranisch) Gracias a la música – sobre todo clásica, con composiciones de Bach, Händel, Mozart, Schubert, Wagner – la película no cae en la astracanada, a pesar de todos sus desatinos y exageraciones.

Biografía

Axel Ranisch nació en Berlín en 1983. Antes del bachillerato realizó sus primeros cortometrajes y trabajó como intérprete, autor, compositor y editor. Entre 2004 y 2011 estudió dirección en la Academia de Cine y Televisión “Konrad Wolf”, de Potsdam-Babelsberg.

Filmografía (selección)

2008 DER WILL NUR SPIELEN!
2011 DICKE MÄDCHEN
2013 ICH FÜHL MICH DISCO
2013 REUBER
2015 ALKI ALKI
2016 LOTZMANN UND DAS GROSSE GANZE

Hans Günther Pflaum, 21.04.2016

 

EL NIÑO NECESITA AIRE FRESCO

Una expediciónFoto: UFA Fiction GmbH

Mié, 18.03.2020

GOETHE-INSTITUT PERÚ

Jirón Nazca 722
Jesús Maria
Lima 11

 
 

Polvo de carbón y carnaval

Director artístico: Caroline Link, color, 100 min., 2017/18

Basada en las memorias del cómico Hape Kerkeling, la película trata su juventud en una región del Ruhr marcada por carbonilla y carnavales, de una manera cómica, triste y cálida al mismo tiempo. Desde muy pequeño Hans-Peter (Hape sería el acortamiento de su nombre) se había dado cuenta de que tenía la habilidad de hacer reír a las personas: a sus abuelos, a los clientes de la tienda de su abuela, a sus parientes fiesteros, a los padres de sus compañeros – tan solo a su madre, que sufre de depresión, es a quien no logra ayudar, ya que ésta se quita la vida cuando él tiene nueve años.

Recklinghausen, en la región del Ruhr, principios de los años 1790. Hans-Peter tiene nueve años y es un poco gordito. Mas esto no afecta el autoestima del pequeño tarambana, puesto que logra hacer reír a la gente con sus bromas y parodias, talento que años después lo convertirá en Hape Kerkeling, uno de los mejores y más conocidos cómicos de Alemania. La película, dirigida por la ganadora del Oscar, Caroline Link (En un lugar de África) se basa en sus memorias.

Pese a su comicidad, Der Junge muss an die frische Luft (El niño necesita aire fresco) también ofrece un estudio de una sociedad reprimida, de un pueblo aún traumatizado por la Segunda Guerra Mundial que necesita la risa como aire para respirar. Es algo que Hans-Peter ha comprendido desde muy temprano. Mas fracasa frente a la persona más importante para él: Su madre que sufre de depresión, termina quitándose la vida cuando Hans-Peter tiene tan solo nueve años.

Mediante mucho sentido del detalle y figuras creadas con cariño, como los abuelos protectores, los parientes fiesteros y más tipos de la región del Ruhr, esta película biográfica ofrece un relato cálido del ambiente y un retrato de una época en la historia de la república federal de Alemania.

Voces públicas

“De la tragedia surge una gran comedia, y quien se haya preguntado de dónde Hape Kerkeling saca su humor tan cálido y a sus figuras como Hannilein y Horst Schlämmer, habrá encontrado respuestas en el su libro “Der Junge muss an die frische Luft“ (El niño necesita aire fresco). Cuando él tenía nueve años su madre se quitó la vida. (…)“
Una tragicomedia que verdaderamente los junta a ambos: a la risa y al llanto. Usa el humor como medio eficaz para defenderse de las exigencias de la vida. Un humor usado por la gran familia como fundamento por el cual caminar. Una obra de arte idiomática que hace brillar al slang de esta región en todos sus matices: rudo y claro, sincero y cálido. El lenguaje no es exagerado, mas respira vida. Cualquiera que salga del cine podría caer en la tentación de usar “wat y dat“ (slang de la zona) en vez de “das y was“ (alemán estándar) para hacer del mundo un lugar menos estricto.“
(Oliver Kaever, Zeit Online)

“El joven Julius Weckauf, quien fue descubierto en una papelería, es un golpe de suerte. Es así como Hape Kerkeling debió haberse visto y haber actuado cuando era niño. El mismo Kerkeling lo dice: No puedo evitar decir que por un lado estuve muy conmovido al verlo actuar, por otro lado estoy más que entusiasmado. Tiene talento, tiene carisma. Es gracioso y dramático. Estuve muy contento al ver las primeras grabaciones de Julius.’“
(Krischan Koch, NDR)

“Der Junge muss an die frische Luft (El niño necesita aire fresco) es (…) una película de verano. La luz de las imágenes es realmente cálida. Se ve un poco como lo que hizo la cámara Super 8 a las pantallas caseras. La luz y el calor están ahí y llevan a la película. La mantienen clara y suave, incluso cuando la oscuridad llega a la familia.
Al igual que las imágenes, el equipamiento también nos mantiene un poco distantes de la historia de una manera cálida. La ciudad de Recklinghausen es reconstruída sin necesidad de parecerse a un parque de Disney muerto tras una amistad fallida. Es por aquí que Caroline Link hace que las abuelas y tías de Hape manejen, bailen y caminen. Uno no se cansa de ver las cosas de ese entonces, los detalles. Uno quiere parar la película, contárselo a sus hijos y hacer el ridículo. Como un Opel Rekord renovado, este diorama tiene huellas de desgaste, vive y cuenta historias detrás de las historias.“
(Elmar Krekeler, Die Welt)

“Finalmente ‘Der Junge muss an die frische Luft’ (El niño necesita aire fresco) gira al rededor de la vieja pregunta del cómo llegamos a ser, quiénes somos, y cómo nuestra infancia nos continúa influyendo, nos marca y define. Lo que nos conmueve es la nostalgia de volver a contactar al niño desesperado que un día fuimos, consolarlo, abrazarlo y decirle que todo estará bien. En la película lo es posible: un tiro, otro tiro, un rápido corte y ahí se encuentran las miradas del pequeño Hans-Peter y el adutlo Hape. Se saludan y sonríen. El corte es un poco cursi, pero aquí está permitido.

En la narración se escuchan las últimas frases de la autobiografía de Kerkeling – frases con las que aclara él ser más que su propio trauma, frases que tachan todo tipo de fatalismo y que ven el vínculo con el mundo como resilencia.: ‘Y al mismo tiempo soy la tía Lore y la dirección por la que me lleva en coche. Soy la vaca manchada sobre la pradera, el maíz amarillo en el campo y la amapola roja al borde del camino. Soy el camino estrecho y su final. Soy el cielo sin nubes. Estoy despierto.’“
Qué singular, qué consolador. (Elena Meilicke, Spiegel Online)

 

COCONUT HERO

Cuando conoce a Miranda todo parece cambiar.Foto: UFA Fiction GmbH

Mié, 25.03.2020

GOETHE-INSTITUT PERÚ

Jirón Nazca 722
Jesús Maria
Lima 11

 
 

Mike Tyson tiene 16 años y está harto de su vida

Director artístico: Florian Cossen, color, 101 min., 2014/15

Mike Tyson tiene 16 años y está harto de su vida. La pequeña y poco poblada localidad en la que vive, en el norte del Canadá, le agobia tanto como las constantes quejas de su madre; a su padre no lo conoce. Mike intenta suicidarse, pero no lo logra; poco después, los médicos le diagnostican un tumor cerebral. Mike, que desea morir, se niega a ser operado. Conoce entonces a su padre, pero esto resulta de poca ayuda, pues su madre se entromete. Cuando conoce a Miranda todo parece cambiar.
 
Mike Tyson publica su propio aviso fúnebre antes de dispararse en la cabeza. Mike tiene 16 años y cree que es “una flor que jamás debió ser plantada”. Su vida en un desolado pueblo del norte del Canadá le agobia tanto como Cynthia, su quejosa madre. Mike intenta suicidarse y despierta en el hospital. Ignorando el consejo de los médicos, Cynthia lo lleva directamente al colegio, en el que Mike es un alumno solitario, perdido y a menudo blanco de las burlas de los demás. No tiene amigos y mucho menos novia. Por la noche, Mike reza a Jesús pidiendo que lo salve: “¡Quiero morir!” La realización de su deseo parece hacerse inminente cuando se entera de que tiene un tumor cerebral. Mike rechaza categóricamente una operación. El diagnóstico cambia la vida del chico: En el colegio, comienza a defenderse y es suspendido termporalmente.

Mike se prepara para lo que vendrá después de su muerte: elige ataúdes en una funeraria, los prueba, entra en una tumba abierta y reclama un panteón para sí solo. Al final termina construyendo su propio ataúd con tablones robados del aserradero en el que trabaja su madre. Un asistente social del servicio de protección de menores le aconseja que haga terapia. Mike acepta, quizá solamente porque su madre se opone. En la terapia, que incluye clases de gimnasia y danza, Mike conoce a Miranda, una joven terapeuta. Sorpresivamente, vuelve a verla en casa de su madre, pues ésta trabaja también como peluquera para redondear sus ingresos. Cuando Mike le lava el cabello a Miranda, parece sentir algo de aquello que podría mantenerlo con vida. Son los primeros momentos de ternura de la película.

Sorpresivamente, se presenta Frank, el desaparecido padre de Mike, pues ha leído el aviso fúnebre de su hijo. Mike identifica al hombre cuando su madre, furiosa, lo expulsa de la casa escopeta en mano. Frank emprende algunos inútiles intentos de establecer un vínculo con su hijo, pero la furiosa pelea de la pareja lo hace imposible: Mike, indefenso, se encuentra en el medio y se va, dejándoles un breve mensaje: “¡No tienen derecho a decidir sobre mi vida, es mi vida!”

Mientras recorre a pie una carretera solitaria, Mike se encuentra con Miranda. Su camioneta tiene una avería. Mike la ayuda, con la condición de que lo lleve muy lejos. Cae la noche y Miranda atropella a un ciervo. Mike y Miranda cavan una tumba y, antes de enterrar al animal, se acuestan dentro. Pasan la noche en la carpa de Miranda. El cielo nocturno es hermoso. Miranda cree leer la palabra “hola” dibujada por algunas estrellas, pero Mike lee “infierno”. Al día siguiente, se detienen a orillas de un pequeño lago en medio de un bosque. Miranda se baña desnuda, y Mike le sigue. En el agua, el origen de todo, la pareja se acerca. Poco después, un coche atropella a Miranda; Mike la lleva al hospital, pero ya nada pueden hacer por ella. Mike se siente desconsolado, pero ha aprendido cuánto vale una vida, la vida de Miranda y también la suya.

Esta historía podría haberse transformado fácilmente en un melodrama, pero la puesta en escena de Florian Cossen es ligera, lucha con humor contra la tragedia y, gracias a su tono calmo, logra que el relato sobre las dificultades y las dolorosas experiencias que trae consigo hacerse adulto no resulte deprimente, aunque se hable de temas como el suicidio y el cáncer. Dice Florian Cossen: “Sabíamos que nos movíamos sobre un terreno resbaladizo, y por eso nos familiarizamos de antemano con la temática. Durante la investigación hablamos con muchas personas afectadas. Hasta el momento, las reacciones del público han sido muy positivas. Aquel que deba enfrentar algo así, tarde o temprano intentará superar el miedo con humor y sobreponerse a las circunstancias”.

Biografía

Florian Cossen nació en Tel Aviv en 1979. Creció en Montreal, Barcelona y Bonn. En los años 1999 y 2000 realizó pasantías en los ámbitos de la dirección, el desarrollo de historias y la producción en Colonia y Costa Rica. Entre 2002 y 2009 estudió dirección en la Academia de Cine de Baden-Württemberg, en Ludwigsburg. Cossen recibió becas que lo llevaron también a Los Ángeles y a Buenos Aires.

Filmografía

2002 STILLER OZEAN (cortometraje)
2004 EISTAG (cortometraje)
2005 WOLFSNACHT (cortometraje de ficción)
2009/10 EL DÍA QUE NO NACÍ (DAS LIED IN MIR)
2015 COCONUT HERO

Hans Günther Pflaum, 30.06.2016



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai