Martes, 25 de Enero del 2022
turismo


Proponen que Estudios de Impacto Ambiental incluyan planes de adaptación y mitigación al Cambio Climático

Publicado el 24/09/18

Diversos expertos concuerdan en que son necesarios los Cambios Normativos en los Reglamentos de Protección Ambiental para reducir los Impactos de los Proyectos de Infraestructura sobre los bosques en el país.

Y es que el sector Uso y Cambio de Uso del Suelo y Silvicultura (USCUSS) es el responsable de las mayores emisiones del país, de las cuales el 92% es explicado por la deforestación seguido por los sectores de transportes y agricultura, según datos del Ministerio del Ambiente (Minam), en base al último Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero, que reporta emisiones de 171 millones de toneladas de CO2 al 2014.

Al 2016 se estima que 114 millones de toneladas de CO2 fueron emitidos por el sector USCUSS. La causa directa son las actividades agropecuarias, impulsado por la pequeña y mediana agricultura, además de la de gran escala. Le siguen actividades como la minería ilegal, expansión en infraestructura de comunicación e industrias extractivas, según datos del Sistema de Estimación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (SEEG – Perú).

Rocío Vásquez, especialista en cambio climático de Derecho, Ambiente y Recursos (DAR), explicó que es necesario que se le brinde una real importancia al papel de la infraestructura como catalizador de la deforestación ya que, en su mayoría, se concentra a lo largo de los accesos a carreteras.

Resaltó que un estudio de Serfor, al 2015, revela que un 62% de la deforestación se explica por la apertura de vías”, dijo la especialista de DAR durante su exposición en el Seminario Internacional “Infraestructura, Deforestación y Desarrollo bajo en emisiones en el Perú, organizado por DAR y con el apoyo de la Embajada Británica.

Asimismo, en base al último estudio que viene desarrollando DAR, se presentaron los primeros hallazgos, resaltando el potencial impacto de la infraestructura vial proyectada para la región Loreto, la cual en un 90% estará bajo la administración de las autoridades regionales y distritales.

“Aquí uno de los problemas es la sobreposición de usos y derechos otorgados de la tierra pudiendo afectar reservas territoriales y sitios sensibles para la conservación de la biodiversidad”, mencionó.

Indicó que el impacto, si es que se construyen todos los proyectos viales en Loreto podrían ocasionar la pérdida de 22 mil toneladas de bosque amazónico en un año, que significarían la emisión de 10.3 millones de toneladas de CO2, que es el 62% de todo lo que emite Loreto anualmente.

“La Ley Marco del Cambio Climático establece que el Minam y la autoridad competente, el Senace, los sectores y gobiernos regionales, deben incorporarlos análisis de riesgo climático y vulnerabilidad. Para su implementación efectiva, requerirá modificaciones en los procesos de certificación ambiental donde hay no solo muchos procesos sino diversos actores que intervienen. Entonces es un gran reto que tiene el reglamento de la Ley para implementarse. El impacto del cambio climático debe incluirse en el diseño de las carreteras”, sostuvo Vásquez.

En ese sentido, Timothy Killeen, investigador de la Universidad de Iowa y experto en cambio climático y deforestación, dijo que los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) deben realizarse antes de la ejecución del proyecto de infraestructura, ya que actualmente se lleva a cabo cuando la obra ya está iniciada.

“El proyecto de inversión comienza cuando está la infraestructura pero existen otros instrumentos que evitarían proyectos mal planificados pero hasta la fecha no son efectivos. Hay que aumentar la capacidad de buscar otras opciones. Las carreteras se pueden manejar sin deforestación como ya se lleva a cabo en Alaska”, refirió Killeen.

A medida de ejemplo, resaltó que el oleoducto Norperuano es preocupante porque constantemente se llevan a cabo derrames y se encuentra ubicado al lado de una carretera lo cual causa un impacto ambiental mayor.

Por su parte, Kate Harrison, embajadora del Reino Unido, señaló que el Perú debe apostar por una infraestructura sostenible con el objetivo de prevenir impactos en el medio ambiente y establecer medidas de mitigación y adaptación al cambio climático.

“Uno de los mecanismos para movilizar el capital hacia la sostenibilidad son las finanzas climáticas. El Perú y Reino Unido tienen metas en común respecto a la mitigación del cambio climático por eso se acordó seguir trabajando juntos con el Ministerio del Ambiente para enfrentar los retos globales por la biodiversidad y el medio ambiente”, refirió.

Agregó que existe ya el Programa de Infraestructura Sostenible, financiado por el Reino Unido y administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo, en países de Latinoamérica como el Perú, el cual está diseñado para movilizar inversiones privadas y públicas hacia proyectos sostenibles. Es una oportunidad para integrar los lineamientos necesarios para impulsar el desarrollo mediante la infraestructura sostenible. Desde el Reino Unido estamos llanos a seguir colaborando con la sociedad civil, las empresas y el gobierno para tener los mecanismos que colaboren con un desarrollo económico, limpio y sustentable”, afirmó.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai