Martes, 27 de Julio del 2021
turismo


La Contribución Italiana a la recuperación de los Centros Históricos

Publicado el 09/05/18

El Istituto Italiano di cultura de Lima, en colaboración con la carrera de Arquitectura de la Universidad de Lima, presenta la exposición “Exportar el centro histórico. Contribución italiana a la recuperación de los Centros Históricos”, que muestra cómo la metodología arquitectónica italiana de posguerra ha servido de paradigma para la revaloración de importantes urbes latinoamericanas y del mundo, que también debieron salvaguardar su patrimonio histórico sin dejar de desarrollar como ciudades modernas.

La exposición curada por los arquitectos italianos Benno Albrecht y Anna Magrin busca adentrarse en la historia de la defensa de la integridad física de los Centros Históricos, su desarrollo y la posibilidad de su futuro.  Dice Albrecht en la presentación: “La individualización de un proceso específico de análisis cognoscitivo y de una intervención en la zonas históricas de la ciudad consolidada en Italia entre fines de los años 50 y los años 60. Uno de los epicentros culturales y propulsores de un nuevo modo de pensar e intervenir en el centro histórico es la ciudad de Brescia, donde se inicia una experimentación precoz, incluso parcial, gracias a la presencia de Leonardo Benévolo y de Giorgio Lombardi, además que de una administración comunal culta e interesada.

La salvaguarda de la ciudades históricas en Italia constituyó una discusión cerrada, que se inicia con el levantamiento público al proyecto de corte de la calle Vittoria en Roma (1952-1953) y con el movimiento en defensa de la integridad de la Via Appia (1954), en contra de “los usurpadores de nuestros bienes supremos”. El respaldo de los intelectuales tenía como objetivo conservar y restaurar el núcleo urbano histórico, consolidado antes de la Revolución Industrial, considerado como un organismo unitario, integrado por edificios, espacios abiertos y habitantes.

Continúa Albrecht: “La política de conservación de la ciudad antigua y de los centros históricos, del patrimonio material e inmaterial de la ciudad heredada, fue pensada luego de los primeros experimentos, de una manera unitaria y orgánica, llamada luego “Conservación integrada” . El objetivo era la preservación del “corpus” físico y de aquello que quedada del “corpus” social de los que allí habitaban, de manera que se mantuvieran, en lo posible, unidos entre sí.

La experiencia italiana en este tipo de intervenciones, la recuperación urbana y la conservación de los cascos históricos de la ciudad, se ha difundido en todo el mundo, de Túnez a Bagdad, de Cartagena a Quito, y ha sido adoptado por instituciones internacionales como en Consejo de Europa, la UNESCO y las Naciones Unidas”.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai