Viernes, 24 de Mayo del 2024
turismo



cinemark cineplanet cine star cine uvk

Lo que el viento se llevó (diez premios Oscar) este 4 de setiembre

Publicado el 27/08/14

Lo que el viento se llevó (en inglés Gone with the Wind) es una de las películas más famosas de la historia del cine. Basada en la novela del mismo título de Margaret Mitchell (ganadora de un Premio Pulitzer), su rodaje, que duró 125 días, supuso cambios importantes en la técnica cinematográfica. En el momento de su estreno fue la película más cara (U$S 4,25 millones) que se había rodado,[cita requerida] también de las más galardonadas por haber recibido diez premios Oscar, récord que mantuvo hasta el año 1959.

FICHA TÉCNICA

Dirección

Victor Fleming

George Cukor

Sam Wood

Ayudante de dirección Eric Stacey

Producción David O. Selznick

Guion Margaret Mitchell y Sidney Howard

Música Max Steiner

Sonido Thomas T. Moulton

Maquillaje Sydney Guilaroff, Ben Nye, Hazel Rogers y Monte Westmore

Fotografía Ernest Haller

Montaje Ernest Haller

Escenografía Edward G. Boyle

Vestuario Walter Plunkett

Efectos especiales Jack Cosgrove y Lee Zavitz

Protagonistas Clark Gable

Vivien Leigh

Leslie Howard

Olivia de Havilland

Thomas Mitchell

Hattie McDaniel

Fred Crane

 

SINOPSIS

Mediados del siglo XIX. Scarlett O’Hara (Vivien Leigh), una bella joven caprichosa y pasional, vive en una de las grandes mansiones del sur de los Estados Unidos rodeada de esclavos negros y todo tipo de lujos. Lo único que no puede conseguir es a Ashley Wilkes (Leslie Howard), el hombre del que está enamorada y que, a su vez, está comprometido en matrimonio con su prima, Melanie Hamilton (Olivia de Havilland), una dulce y cariñosa mujer incapaz de odiar.

La Guerra de Secesión está a punto de estallar y los jóvenes sureños muestran su entusiasmo por entrar en combate. No así Rhett Butler (Clark Gable), un hombre atractivo que no tiene más interés que su propio beneficio. Butler se enamora de Scarlett durante una fiesta en los «Doce Robles», la finca de Ashley, y no cesará en su empeño de lograr su amor durante toda la película, a pesar de que Scarlett seguirá obsesionada con Ashley a pesar del paso de los años y de varios matrimonios por interés.

El espectador asiste a la evolución vital de la protagonista, desde su adolescencia hasta su madurez, y a su lucha constante por sobrevivir y conseguir todo lo que se propone. Un personaje lleno de fuerza, ambición, autoestima e incapacidad de sentir miedo que cautiva e imprime ánimos en todo aquel que se acerca a ella.

PERSONAJES

Scarlett O’Hara: es una bella joven acomodada y caprichosa del sur. Sabe muy bien que es la más admirada del condado y sabe manejar a los hombres a su antojo. Está enamorada de Ashley Wilkes y hará todo lo que esté en su mano para conseguir el amor de él. El mundo alegre y despreocupado de fiestas, bailes y banquetes en el que vive desaparecerá sin remedio al entrar la Guerra de Secesión y Scarlett deberá sobrevivir y sacar adelante su familia y la plantación.

Rhett Butler: hombre simpático, resuelto e inteligente es el único que ve los problemas reales que desencadenaría una guerra civil en el país. Su reputación no es precisamente muy buena entre sus compatriotas. Está enamorado de Scarlett y piensa que ambos son muy parecidos, unas personas que solo piensan en sí mismas. Tratará de quitar a Ashley de la cabeza de Scarlett demostrándole en muchas ocasiones el aprecio que siente por ella.

Ashley Wilkes: es un hombre sencillo, amable y de buen carácter que siente cierta atracción por Scarlett, esa jovencita encantadora que todos admiran y cortejan. Sabe que la mejor opción es casarse con su prima Melanie Hamilton aunque esta no tenga el encanto ni el carácter jovial de Scarlett, pero es una buena mujer que le adora y eso es suficiente.

Melanie Hamilton: es la prometida de Ashley y más tarde su esposa. Es lo más parecido que tiene Scarlett a una amiga aunque Melanie no sepa que ella no la soporta por estar casada con el hombre que ama. Melanie ve siempre el lado bueno de las personas y piensa que Scarlett no es tan frívola ni indeseable como mucho piensan.

Gerald O’Hara: padre de Scarlett, de origen irlandés, será el que inculque en su hija el amor la tierra, por su plantación «Tara». Está casado con Ellen O’Hara, una mujer proveniente de una acomodada familia estadounidense. Aparte de Scarlett tiene dos hijas más: Suellen y Carreen O’Hara.

EL GUIÓN

El guion —obra de Sidney Howard, merecedor de un Oscar— se basa en la novela escrita por Margaret Mitchell. La película se ambienta en el sur de los Estados Unidos, en Atlanta, donde aún perduraba la esclavitud y los grandes terratenientes.

Cuenta la historia de una orgullosa y rica jovencita llamada Scarlett O’Hara (Vivien Leigh) que en los tiempos de la guerra de secesión estadounidense, lucha por salir adelante en una nación en guerra. Suspira por el amor de Ashley Wilkes (Leslie Howard), hasta el punto de que sobrepone este interés a cualquier otra cosa. Su vecino Ashley —un noble sureño— acaba casándose con Melania Hamilton (Olivia de Havilland), una mujer buena y adorable, frustrando así las aspiraciones de Scarlett. Al tiempo, un apuesto pero no tan noble negociante llamado Rhett Butler (Clark Gable) se enamora de Scarlett. 

DIRECTORES

Lo que el viento se llevó (Gone with the wind) llegó a rodarse con cinco directores distintos: B. Reeves Eason, Sam Wood, William Cameron Menzies, George Cukor y Victor Fleming. Y esto sin contar la escenas rodadas con directores de segunda unidad, que fueron unas cuantas debido a los avatares del rodaje. Se cuenta que el director que debía haberla realizado es George Cukor, quien apoyó la elección de Vivien Leigh, pero Clark Gable exigió su sustitución, según rumores porque Cukor (reconocido homosexual) conocía detalles del pasado de Gable y éste se sentía incómodo a su lado. Cuando Vivien recogió su Oscar por esta película, cuentan que fue vista llorando en un cuarto de baño porque lamentaba que George Cukor no pudiese compartir con ella ese momento.

Era una historia magna y el rodaje fue hecho a igual escala. La cinta tiene una duración de cuatro horas (239 minutos). [cita requerida]

De los tres directores, sólo Victor Fleming aparece en los títulos de crédito.

PRESUPUESTO Y RECAUDACIÓN

La película contó con un increíble presupuesto que alcanzó 4,25 millones de dólares.

Su éxito en taquilla fue excepcional, por encima de películas como The Sound of Music y Los diez mandamientos. Ajustando la recaudación por la inflación, resulta la película más taquillera de toda la historia, superando incluso a otras como Titanic y Avatar.1 2 3 En España, la película recaudó 395.1 millones de pesetas.

REPERCUSIÓN

Se estrenó en Atlanta el 15 de diciembre de 1939 en el Gran Teatro Loews, que se engalanó con un falso porche de columnas blancas a imitación del típico estilo arquitectónico del sur de Estados Unidos, muy similar al de Doce Robles. Cuando Vivien Leigh se bajó de su limousine una banda de cuarenta músicos tocó los sones de Dixie.

El gobernador del estado de Georgia declaró ese día feriado en todo el estado; el ayuntamiento de la ciudad engalanó la ciudad con miles de banderas confederadas y organizó festejos que duraron tres días. Dentro de los asistentes estaban las estrellas de la película, Laurence Olivier, Carole Lombard y Margaret Mitchell; por otro lado los actores negros, como Hattie McDaniel, Butterflye McQueen y otros quedaron fuera de los festejos. The New York Times afirmó que miles de personas tomaron las calles en la “manifestación más grande, ruidosa, excitante de la historia de la ciudad”.1

La mitad de los estadounidenses que fueron al cine en 1940 vieron esta película, y en 1941 se proyectó masivamente en todo el país.

PREMIOS

Fue una sorpresa que Clark Gable no ganara el Óscar al mejor actor,6 y que Olivia de Havilland tampoco lo hiciera a la mejor actriz secundaria, que recayó sobre la actriz Hattie McDaniel, la entrañable Mammy, que fue la primera ganadora de un Óscar de raza negra. Tampoco la excelente banda sonora fue premiada, obra de Max Steiner (nominado todos los años desde 1935 hasta 1951, y ganador del Óscar sólo en tres ocasiones). 

Premios Oscar (1939)7

Categoría Receptor/a Resultado

Mejor película David O. Selznick Ganador

Mejor director Victor Fleming Ganador

Mejor actor Clark Gable Candidato

Mejor actriz Vivien Leigh Ganadora

Mejor actriz de reparto Hattie McDaniel Ganadora

Mejor actriz de reparto Olivia de Havilland Candidata

Mejor guion adaptado Sidney Howard Ganador

Mejor dirección de arte Lyle Wheeler Ganador

Mejor fotografía Ernest Haller y Ray Rennehan Ganador

Mejor montaje Hal C. Kern y James E. Newcom Ganador

Mejores efectos visuales Candidato

Mejor banda sonora Candidato

Mejor sonido Candidato

Premio en memoria de Irving Thalberg David O. Selznick Ganador

Óscar honorífico William Cameron Menzies Ganador

Premio por logros técnicos Don Musgrave y Selznick International Pictures Ganadores

 

CURIOSIDADES DE LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ  

Como venganza hacia Clark Gable, por hacer que lo despidieran de esta película, George Cukor le echó en cara a Gable su presunto pasado como “chapero” (Homosexual masculino que ejerce la prostitución) en sus inicios en Hollywood.

La Warner Brothers ofreció a David O. Selznick participar en el proyecto con una fuerte suma de dinero si escogía a sus actores de plantilla Errol Flynn y Bette Davis como protagonistas. Sin embargo, Selznick quería a Clark Gable a toda costa, por lo que hizo un trato con la Metro, poseedora del contrato de Gable, para hacerse con sus servicios. A Clark Gable, al parecer, le molestó mucho que hicieran el acuerdo sin ni siquiera contar con él, por lo que se desahogó con la prensa al declarar que “los estudios tratan a los actores como cabezas de ganado”. Selznick trató de seducir a la estrella ofreciéndole pagar parte de sus gastos de divorcio para que pudiera casarse con Carole Lombard, el amor de su vida.

La película contó con 5 directores: Reeves Eason, Sam Wood, William Cameron Menzies, George Cukor y Víctor Fleming. De los 5, sólo Fleming apareció en los créditos. Fleming ganó el Oscar al Mejor Director por la película.

En el plano secuencia en el que se muestran, cantidad de heridos desde un plano cenital, la mayoría de los “heridos” son muñecos vestidos. Al lado de los muñecos colocaron personas vivas para evitar sensación de falsedad.

Fue muy curiosa, la forma en que Olivia de Havilland entró en el reparto. Su hermana Joan Fontaine fue llamada a hacer las pruebas para el papel de Melanie, pero no gustó al productor David O. Selznick. Fontaine, muy disgustada, se marchó del set gritando a Selznick, sin mirarle: “¡Para hacer de pava es mejor que llamen a mi hermana Olivia!” (Ambas actrices se detestaban mutuamente, a pesar de ser hermanas), al productor le pareció una buena idea y llamaron a Olivia, la cual hizo la prueba y se quedó con el papel que le daría mas prestigio de toda su carrera.

Clark Gable comentó que de todos los personajes que había encarnado en su carrera al que le tenía más manía era al de Rett Buttler.

 La escena en que Rhett coge a Scarlett y sube la escalinata hasta el dormitorio con ella gritando y pataleando tuvo que repetirse varias veces. Clark Gable, que entonces tenía treinta y ocho años y estaba en plena forma, subió las escaleras a paso ligero, con Vivien Leigh a cuestas, un buen número de veces, repitiendo la escena cada vez que se lo pidió el director Víctor Fleming, buen amigo suyo. Sin embargo, llegó un momento en que el actor empezó a acusar el cansancio, pero Fleming le hizo repetir la toma una vez más. El derrengado actor subió de nuevo los pesados escalones cargando con Leigh, tras lo cual Víctor Fleming le dijo, jocosamente: “En realidad no necesitaba esta última toma, pero había apostado a que no eras capaz de subir otra vez esas malditas escaleras…”

El papel de Boniblue Buttler, hija de Rhett y Scarlet lo iba a realizar Elizabeth Taylor, pero no lo hizo porque su padre no quiso.

El primer director que había sido elegido era George Cukor. Como se centraba más en la actuación de Vivien Leigh y Olivia de Havilland, Clark Gable hizo que lo reemplazaran por Victor Fleming. Sin embargo, lo que nadie sabía era que éstas ensayaban en secreto con George Cukor.

Cuentan que Clark Gable se estaba divorciando cuando le ofrecieron el papel de Rhett Butler y que no quería aceptarlo porque si lo hacía le iba a tocar más dinero a su ex, así que como condición puso que los del estudio de la MGM le resolvieran el asunto a su favor.

 Los decorados que se quemaron para la famosa escena del incendio de Atlanta eran entre otros los dos pilares a los que se amarró a la protagonista de King-Kong en dicha película. También había restos de otras películas como “El jardín de Alá” por ejemplo.

 En la escena en la que se quema la casa y huyen en una carreta de caballos por la ciudad, la actriz no es Vivian Leight, más que nada, porque el director llevaba muchísimo tiempo haciendo el casting para conseguir la actriz que interpretara a Scarlet Ohara, y harto de la espera, rodó la escena esta sin enfocar a la cara de la actriz, y cuando consiguieron a Vivian comenzó el rodaje.

Aproximadamente más de 250.000.000 de personas han visto “Lo que el viento se llevó” desde su estreno hasta la fecha.

Se pagaron 50.000 dólares por los derechos del libro, suma estratosférica para su época y lo que más se había pagado por un libro.

 Siempre se rumoreó que los actores principales no se llevaban muy bien en el rodaje y que Gable comía cebolla antes de las escenas donde se besaban. No es así; ambos eran profesionales y se admiraban mutuamente. Gable tenía dentadura postiza y de vez en cuando comía cosas picantes, pero no lo hacía para fastidiar a Vivien.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *