Viernes, 24 de Mayo del 2024
turismo



CADE POR LA EDUCACIÓN

Publicado el 20/08/14

Por: Guillermo Vidalón del Pino

La semana pasada se llevó a cabo la CADE por la Educación, espacio de reflexión donde el Eco. Jaime Saavedra, Ministro de Educación, y el sector privado dieron a conocer sus preocupaciones, así como las acciones que vienen desarrollando a favor de la mejora de la calidad de la educación en el Perú.

El informe del ministro fue descarnado y realista.  En el sector educación hay carencias enormes y desfase salarial con relación al de otros profesionales en América Latina. Los educadores reciben hoy un tercio de lo que recibían a comienzos de los años 70 del siglo pasado, la matrícula escolar se universalizó, pero la calidad de la educación disminuyó porque no existían ni los recursos ni las capacidades para educar a todos, fue la gran conclusión.

En ese sentido, la gran inquietud era cómo hacer para que en el menor plazo posible se logren los mejores resultados, sabiendo que un objetivo nacional es convertir a las futuras generaciones en “ciudadanos del mundo”, en jóvenes con el talento suficiente para alcanzar las mayores ventajas de un mundo globalizado, de una sociedad interconectada electrónicamente que debe incorporar conocimientos básicos como Comprensión Lectora y Matemáticas.

Todos sabemos que sin el manejo adecuado de ambas materias difícilmente lograremos posicionarnos de manera competitiva en el mercado global.  ¿Cómo hacemos para que los jóvenes de las escuelas públicas alcancen niveles de conocimiento similares a los de las mejores escuelas privadas?  Tengamos presente que, entre todas las marginaciones, la peor exclusión resulta ser la de la educación.

 Los asistentes también coincidieron en que el actor fundamental en el proceso de aprendizaje de los niños y jóvenes es el profesor; por consiguiente, su revalorización social resulta trascendente.  Si queremos un país desarrollado, competitivo, capaz de innovar y generar conocimiento, el primer escalón siempre será el contar con una educación básica de calidad, universidades de primer nivel que aporten investigadores del mismo orden.

Las autoridades del Ministerio de Educación informaron de la decisión gubernamental de fomentar el aprendizaje de un segundo idioma universal, en este caso el inglés.  La meta al año 2021 era que al menos mil escuelas públicas alcancen un nivel satisfactorio del idioma inglés como segunda lengua.  Al respecto, pidieron ser creativos, en vista de que la educación pública carece de suficientes profesores de inglés.

¿Qué se puede hacer con los pocos recursos disponibles?

En el proceso de revalorización de la carrera pedagógica resulta indispensable concordar con las universidades e institutos pedagógicos para que eleven el nivel de exigencia al ingreso a dichos centros de estudio.  El puntaje debería ser similar al de profesiones como Derecho, Odontología, Psicología, Economía u otras. Un puntaje más alto facilita una selección más adecuada del recurso humano dispuesto a dedicarse a la educación, y la simple asociación a carreras de mayor reconocimiento social hará que el futuro maestro obtenga una mayor valorización.

Todos sabemos que la infraestructura también cumple un fin pedagógico, pero si no es posible alcanzar lo óptimo, sí es necesario desarrollar estrategias que permitan aproximarnos al objetivo con los recursos disponibles.  Por ejemplo, el Ministerio de Educación (MINEDU) podría producir piezas gráficas que podrían ser remitidas por internet para ser reproducidas en cada localidad.  Un aula de los primeros años del nivel primario podría exhibir en las paredes de algunas de sus aulas gigantografías que presenten las tablas de sumar, restar, multiplicar y dividir.  La observancia reiterada de las mismas, de manera voluntaria o inconsciente, hace que el educando las vaya incorporando a su bagaje de conocimientos.  Que la evaluación del resultado del proceso de aprendizaje se realice en otra aula es un acto diferente.

Algo similar podría llevarse a cabo con el fomento del aprendizaje de otros idiomas.  En este caso, además de lo señalado podríamos emplear la señalética; deberíamos acordar un código de aplicación a nivel nacional en todas las entidades del Estado y en todas las áreas públicas, así como en los formularios que éste emita. Por ejemplo, acordar que la denominación de una vía pública tenga la siguiente señalización: Letras blancas sobre fondo verde para español, letras blancas sobre fondo azul, la traducción que le corresponde al inglés y, entre paréntesis, cómo se debe pronunciar: Av. Arequipa/Arequipa Avenue (Arequipa Aveniu).  En las escuelas, el letrero correspondiente a de Biblioteca/Library (Láibrary).  Convirtamos a nuestras ciudades e instituciones del Estado en vitrinas de enseñanza, convoquemos al sector privado en sus áreas de atención al público para que hagan lo propio.  Lo mencionado se puede lograr en pocos años y tendremos a millones de visitantes más, porque los turistas dirán que tenemos ciudades amigables y en la interrelación aprenderemos y mejoraremos el dominio de otro idioma.

Por otro lado, el MINEDU cuenta con infraestructura pública en todo el país. Muchas de las escuelas fueron erigidas en terrenos distantes del por entonces “centro” de cada ciudad, pero que, transcurridos 60 o más años, en la actualidad se encuentran en zonas cuyo valor inmobiliario se ha multiplicado y son de mucho interés para otras actividades económicas.  Si parte del área que ocupan dichas escuelas fuese entregada en concesión a terceros podría financiarse tanto la construcción como el mantenimiento de las denominados Colegios de Alto Rendimiento (COAR).  De esta manera, liberado el Estado del costo que representarían, capacitaríamos a lo mejor de nuestro recurso humano en ambientes adecuados, seleccionaríamos a los mejores profesores y con el empleo de la tecnología podríamos,  por medio de video conferencias, hacer que sus clases fueran replicadas en 25 o más COARs.

Estoy seguro de que iniciativas como las señaladas son unas más entre cientos de iniciativas, tanto de aprendizaje como de administración de los recursos disponibles que podremos compartir en el espacio virtual que congrega el interés por el país y por su proyección futura.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *