Martes, 21 de Mayo del 2024
turismo



La ONU acusó al Vaticano de violar la Convención de Derechos del Niño

Publicado el 06/02/14

Ginebra, Suiza Afp

La ONU acusó al Vaticano de violar la Convención de Derechos del Niño en un durísimo informe en el que le exige que denuncie a todos los religiosos pedófilos.

El informe del Comité de los Derechos del Niño de la ONU urge a la Santa Sede a “apartar de inmediato de sus funciones a todos los autores conocidos y sospechosos de abusos sexuales a niños, y denunciarlos a las autoridades competentes para que los investiguen y procesen”.

 El informe fue publicado tras una audiencia celebrada el pasado mes en Ginebra, en la que miembros del comité, compuesto por 18 expertos en derechos humanos de todo el mundo, interrogaron a una delegación del Vaticano sobre su política de lucha contra la pedofilia.

Convención

La presidenta del Comité, Kirsten Sandberg, destacó que el Vaticano había violado la Convención de Derechos del Niño de la ONU en lo que respecta a abusos sexuales.

“La respuesta es sí, hasta ahora han violado la Convención, porque no han hecho todo lo que deberían” para atajar este problema, afirmó Sandberg.

 En el informe, el comité afirma que la Iglesia católica no ha hecho aún lo suficiente para cumplir su compromiso de erradicar la pedofilia.

Estos crímenes cometidos por religiosos conciernen a “decenas de miles de niños de todo el mundo”, recordó el informe.

Reconocimiento

“El Comité está muy preocupado de que la Santa Sede no haya reconocido la amplitud de los crímenes cometidos, no haya tomado las medidas apropiadas para afrontar los casos de pedofilia y para proteger a los niños y haya adoptado políticas y prácticas que han propiciado la continuación de los abusos y la impunidad de los autores”, añade el informe del Comité de los Derechos del Niño de la ONU.

Sorpresa e irritación

El Vaticano reaccionó con sorpresa e irritación ante la dura e inédita condena pronunciada por la ONU por seguir encubriendo casos de pedofilia dentro de la Iglesia, que han salpicado la institución desde hace décadas. Para el Vaticano se trata de acusaciones injustas que no tienen en cuenta los esfuerzos hechos por la entidad desde que estallaron los escándalos.

“La ONU ha superado sus límites. Una cosa es proteger a los niños, otra cosa es indicar las medidas a tomar”, comentó una fuente vaticana.

El monseñor Silvano Tomasi denunció “distorsiones” en el informe y acusó a “lobbies” de influir en el informe.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *