Domingo, 26 de Mayo del 2024
turismo



Mujer obesa murió después de que varias aerolineas no la dejaron volar

Publicado el 30/01/13

Vilma Soltesz, que pesaba 193 kg, tenía una pierna amputada y sufría diabetes y una enfermedad renal. La mujer fue hallada muerta en su casa de vacaciones en Hungría en octubre después de que varias tripulaciones de líneas aéreas no consiguieran acomodarla en sus vuelos a pesar de decirle que podían hacerlo, según la demanda judicial presentada en un tribunal federal de Manhattan.

La demanda acusa a las tres aerolíneas de muerte por negligencia y negligencia grave, por lo que le hombre pide una indemnización de seis millones de dólares.

La pareja salió de su casa del Bronx en septiembre en un vuelo de Delta Air Lines, asegurándose dos asientos para Vilma y una para su marido Janos, y llegaron sin percances a Budapest para sus vacaciones, según la demanda.

El dos de octubre, Vilma Soltesz buscó tratamiento en un hospital de Hungría cuando se sintió enferma, según la demanda. Recibió el alta y se le dijo que podía volar, pero que necesitaba ver a su médico inmediatamente después de su llegada.

La pareja intentó salir de Budapest dos semanas después en un vuelo de KLM Royal Dutch Airlines, con asientos similares a los que tuvo en el viaje desde Estados Unidos, según la demanda. Pero el capitán les dijo que desembarcaran después de que Vilma Soltesz tuviera dificultades para maniobrar con su silla de ruedas en los asientos asignados, añadió.

Tras esperar en un aeropuerto de Budapest durante más de cinco horas, la pareja tuvo que manejar hasta Praga para tomar un vuelo de Delta, donde se les aseguró que se les acomodaría. Pero Delta no tenía una silla de ruedas adecuada para llevar a la mujer hasta su asiento, agregó la demanda.

“El coordinador del vuelo de Delta dijo a Janos y Vilma que Delta ‘no tenía acceso a una grúa’ para subir a Vilma al avión, y que no había nada más que Delta pudiera hacer por ellos”, según el texto.

Después, el 22 de octubre, cuando varios médicos y bomberos ayudaron a subirla a bordo de un vuelo de Lufthansa, el capitán dijo a la pareja que tenían que desembarcar porque “otros pasajeros necesitan tomar un vuelo de conexión y no se les puede retrasar más”, dice la demanda.

“Agotada y sintiéndose enferma”, Vilma Soltesz se fue a la cama después de que la pareja condujera de vuelta a su casa de vacaciones en Veszprem, Hungría. El 24 de octubre, Janos la encontró muerta.

image



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *