Miercoles, 26 de Enero del 2022
turismo


Correa entre dos Velasco

Publicado el 25/09/12

El actual mandatario ecuatoriano se encuentra en un camino intermedio al de dos ex presidentes Velasco: uno fue José María Velasco Ibarra, el gobernante ecuatoriano que más elecciones ha ganado, y el otro fue Juan Francisco Velasco Alvarado, jefe del único régimen “socialista” que ha tenido el Perú.

Rafael Correa vino al mundo en Guayaquil en 1963, mientras que Velasco Ibarra lo hizo a más de 400 kilómetros al noreste, en Quito, en 1893 y Velasco Alvarado a una similar distancia al sur en Piura en 1910.

Velasco Ibarra fue 5 veces presidente del Ecuador (1934-35, 1944- 46, 1952-56, 1960-61 y 1968-72) totalizando 13 años en ese puesto.

Pese a que en 1933 él debutó ganando el 80% de los votos, no duró ni 12 meses en palacio. Este fue el primero de los 4 golpes que lo echó del poder. Sólo uno de sus periodos lo pudo acabar sin interrupciones militares. Él fue un gran orador populista.

En setiembre de 1968 él llega por última vez a la Presidencia (de la cual sería echado en 1972). Un mes después, el general Juan Velasco Alvarado derroca a Belaunde e inicia la dictadura militar nacionalista peruana (1968-80).

En sus primeros 4 años de gobierno, los dos Velasco gobernaron a sus dos países azuzando conflictos por territorios.

El Velasco de Piura era muy disímil al de Quito. Él siempre fue un militar que nunca compitió en unas elecciones. Tampoco formó partido alguno y prefería no gobernar con civiles sino con generales a quienes repartía ministerios. Lo que le distinguió en el continente fue que durante su septenio (1968-75) el Perú llegó a convertirse en el país suramericano más armado por Moscú y La Habana, y porque su régimen tuvo una prédica anti-imperialista, dio una reforma agraria e industrial y emuló al socialismo nacionalista tercermundista. El ha sido una de las fuentes ideológicas de Chávez y de la ALBA.

Los dos Velasco fueron derrocados y murieron con dos años de diferencia a fines de los 1970, cuando Correa aún era un adolescente.

Correa tiene en común con Velasco Ibarra el ser un caudillo civil ducho en la oratoria y en ganar elecciones. Sostiene que en el 30 de setiembre pasado se libró de sufrir un golpe (como los 4 que depusieron al quiteño).

Correa ha tomado de Velasco Alvarado un discurso socialista, pro- Cuba y crítico de EE.UU. Sin embargo, ninguna de sus medidas (así como las de cualquier otro de los 8 miembros de ALBA) ha llegado tan lejos como Velasco y tampoco ha cerrado el Parlamento ni ha confiscado la prensa. Al igual que él su gobierno es cuestionado por varias izquierdas.

Correa ha buscado una relación amigable con Perú, mientras que en ambos vecinos se ha dejado de lado el revanchismo fronterizo de los dos Velascos.

En cierta medida el actual presidente ecuatoriano es una correa de transmisión entre los dos Velasco. De uno toma su populismo civil y re-eleccionista (buscando evitar ser golpeado).



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai