Jueves, 23 de Mayo del 2024
turismo



Proyecto “Usos Productivos de Electricidad” beneficiará a Agricultores en Chanchamayo

Publicado el 03/07/12

Gracias a esta energía, desde Pichanaki podrán exportar café con 100% de valor agregado

Con la orientación del proyecto de “Usos productivos de la electricidad”, pequeños agricultores de la provincia de Chanchamayo, departamento de Junín, se han propuesto centralizar en Pichanaki el procesamiento del café que cosechan con el objeto de darle un valor agregado de 100%, dejándolo listo para ser despachado desde el Callao hacia el exterior.

Estos productores pretenden ser también exportadores, tienen una pequeña central hidroeléctrica y han decidido unir esfuerzos para abaratar costos y acceder a la tecnología indispensable, lo que les permitirá, finalmente, mejorar sus ingresos en forma significativa y dejar atrás la pobreza.

Hay otros proyectos en marcha como el de panaderías artesanales, que está a cargo de mujeres que hoy producen pan usando amasadoras eléctricas y han triplicado su producción; y también se está implementando un proyecto de procesado de maca.

Con la instalación de molinos de granos en la sierra central, que funcionan con electricidad, los pequeños productores de la zona ya no tienen que hacer grandes desplazamientos a Jauja o Tarma. Por su parte, las municipalidades de Ricran, Sacas y Yuracmayo se han convertido en los compradores del grano molido para ser proporcionado a los colegios y comedores populares.

“El Ministerio de Energía y Minas, a través de la Dirección General de Electrificación Rural, ha liderado este exitoso trabajo de inclusión social que se desarrolló principalmente en la selva central y en una parte de la sierra, en el área electrificada de Electrocentro”, dijo el ingeniero Hugo Uriarte, al hacer un recuento de esta etapa a cargo del Consultor Swisscontact.

Esta organización asumió la responsabilidad de proseguir con la puesta en servicio de seis proyectos que habían quedado pendientes de la etapa anterior y concluir con la implementación de 13 nuevos proyectos que, como en el caso de los pequeños productores de café, consistía en completar el esquema de trabajo y dar el apoyo indispensable para ejecutar las obras y facilitar la conexión a las redes de Electrocentro.

Se priorizó la ejecución de prospectos en las provincias de Tarma, Jauja y Concepción en la sierra central, donde los proyectos en baja tensión no requirieron mayor inversión por parte de los productores.

Algo diferente sucedió en los distritos de Perené y Pichanaki de la selva central, donde los proyectos en media tensión exigieron la extensión de la red y la construcción de sub estaciones a cargo de los productores. Para cada proyecto se tuvo que elaborar un plan de negocios o perfil, según el caso.

Por su parte, el ingeniero Luis Ampuero, Director de Fondos Concursables, remarcó que la energía eléctrica es para la iluminación domiciliaria, pero que limitarla a esta función no es aprovechar la infraestructura eléctrica construida por el Estado para su desarrollo, porque ella debe contribuir a transformar la economía de la familia y de la región.

“Debe ayudar al tránsito del poblador rural de productor primario hacia pequeño y mediano empresario, para idear y conducir negocios rentables”, expresó. “Para que exista mayor consumo, hay que generar riqueza, desarrollo en el área rural; creo que finalmente estamos logrando parte de esos objetivos”, apuntó.

“El uso de la energía eléctrica ha servido para obtener ahorros importantes de recursos y tiempo, así como también incrementos en la eficiencia de la producción y los volúmenes alcanzados”, expresó a su vez el ingeniero Edgar Gonzalez.

Destacó que el proyecto de usos productivos de la electricidad se ha enriquecido significativamente, al propiciar una mayor participación de la población, que se ha dado cuenta de lo que ella representa para el desarrollo de los pueblos.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *