Martes, 28 de Mayo del 2024
turismo



“Santorum: ¿es santo?”

Publicado el 06/01/12

LIMA – 

Por el momento estamos viendo que en el partido republicano de EEUU se perfilan con fuerzas 3 de sus 6 precandidatos a la Presidencia, aunque ello puede ir variando.

El favorito de los sectores moderados o ligados a Wall Street es el millonario mormón Mitt Romney, el de los libertarios y el ‘partido patriota del té’ es Ron Paul y el de la derecha dura cristiana es Rick Santorum, quien causó sensación cuando por solo 8 votos no ganó la primera primaria republicana en Iowa.

Santorum nació en un hogar católico hace 53 años y desde 1995 es senador por Pensilvania. Él carece de la fortuna de Romney y del apoyo que grandes corporaciones le han venido dando, pero acaba de conseguir el clave apoyo de Rupert Murdoch y de su imperio mediático debido, en parte, a que plantea cero impuestos a las industrias manufactureras y a las ganancias del exterior y a que rechaza la reforma de salud de Obama, pues quiere que ésta siga siendo esencialmente privada.

Su fuerza se basa en que expresa a los blancos socialconservadores y religiosos, pero ello es, al mismo tiempo, su debilidad, pues genera resistencia en sectores que son claves para definir una elección.

Sus posiciones sobre inmigración no son populares dentro de los hispanos (etnia que representa un sexto de los habitantes y que decidió la última elección presidencial) pues plantea penalizar a los empleadores que contraten ‘irregulares’, rechazar la reforma migratoria que busca legalizar a 12 millones de indocumentados, declarar al inglés como la única lengua oficial, y deportar masivamente a ‘ilegales’. También genera cuestionamientos dentro de los negros (un octavo de la población) cuando ha dicho que muchos de ellos reciben beneficios sociales.

Dentro de los académicos, científicos e inversionistas produce resistencias por sus planteos contra la teoría de la evolución y en pro de impartir por doquier clases que expliquen el origen divino de los animales y cosas.

Dentro de los liberales y partidarios de una menor interferencia del Estado en la vida sexual de las personas él causa preocupación por su oposición a toda forma de aborto, por querer ilegalizar las uniones gays y por su homofobia.
A los partidarios de preservar el medio ambiente les indigna su desprecio ante la crisis ecológica y sus propuestas para dar aún más facilidades a las nuevas explotaciones petroleras y mineras.

A quienes están cansados de las 3 guerras que en una década EEUU ha lanzado en el mundo musulmán les consterna su belicismo contra Siria e Irán. Para él estos países son parte del ‘fascismo islámico’; el cual debe ser considerado el enemigo principal de Occidente, y ante el que se debe ir preparando bombardeos junto a Israel para evitar que se doten de facilidades nucleares y también acciones conjuntas con sus opositores internos a fin de dar paso a nuevas Libias.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *