Lunes, 20 de Mayo del 2024
turismo



“Comparando las presidenciales suramericanas”

Publicado el 31/05/11

IMA – En las últimas elecciones de Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia, Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay, el ganador se impuso con un buen margen y sabiéndose de antemano que la tenía asegurada. En cambio, Perú viene teniendo la presidencial más polarizadamente reñida e impredecible.

En el caso de los 7 primeros países, el oficialismo retuvo el poder con significativas ventajas. Contando los votos válidos, el partido de gobierno derrotó a la cabeza de la oposición por los siguientes márgenes: Venezuela 2006: 63% a 37%; Colombia 2010: 69% a 27%; Ecuador 2009: 52% a 28%; Brasil 2010: 56% a 44%; Bolivia 2009: 64% a 26%; Argentina: 45% a 23%; y Uruguay 52.5% a 42.5%.

No obstante, en Chile y Paraguay la oposición ganó aprovechando el desgaste de varios periodos consecutivos del movimiento gobernante.

En Chile Piñera venció en la primera vuelta con el 44% y en la segunda con el 51.5%, mientras que su rival Frei obtuvo 29.5% primero y luego 48.5%. En Paraguay 2008 Lugo desbancó a los colorados por 42.5% a 32%.

En todos esos casos el vencedor se impuso de una sola vez (o ganando las dos primeras vueltas). El Perú es el único de ellos en el cual en sus pasadas presidenciales (2006) el triunfador del primer turno fue derrotado en la ronda final. Es, además, el único país de la región donde la mitad de sus 4 balotajes han sido ganados por los perdedores iniciales.

Esta vez los dos candidatos peruanos que ganaron la primera vuelta, pero fueron eliminados en la segunda (Vargas Llosa y Humala) se han unido para hacer frente a la única familia de la historia peruana que nunca ha perdido una elección presidencial peruana en la que haya participado directamente (Fujimori padre ganó en 1990, 1995 y 2000, y su hija encabeza hoy levemente los sondeos).

Perú carece de partidos sólidos y eso hace que la población no haga caso a consignas partidarias y que pueda cambiar mucho su estado de ánimo. Hasta 4 candidatos han liderado las encuestas para luego caer.

En Perú nunca un partido de gobierno se ha mantenido renovando a su candidato (la tendencia es, por el contrario, a que los oficialistas salgan muy castigados en la siguiente elección presidencial).

La polarización peruana no es entre gobierno y oposición o entre candidatos que comparten el haber tenido tradicionalmente un pie en el centro y un mismo modelo económico.

El fujimorismo es hoy el único movimiento que mantuvo un constante y fiel quinto de electores en todas las encuestas. A pesar de cambiar de nombre en cada elección es el partido más estructurado, el mismo que, de ganar, lograría varios récords. Sería el primer partido peruano que vence una presidencial con otro líder fuera del que fuera presidente, el primero en América Latina en el cual una hija de un mandatario llegue a Palacio (y podría dar paso a una alternancia en el poder con su propio padre) y el primero en el mundo en tener una presidenta de 36 años.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *