Miercoles, 12 de Agosto del 2020
turismo


Hace 30 años se estrenó la película “Ghost, la sombra del amor”

Publicado el 13/07/20

“Cuando Sam muere asesinado, su espíritu trata de advertirle a su amor, Molly, que ella también está en grave peligro”, reza la sinopsis de esta película que supera ampliamente los dos renglones con la que se la describe. Tiene romance, misterio, suspenso y hasta escenas de acción, un combo perfecto para que cualquier persona se enganche de forma inmediata y se quede pendiente hasta el final en esta montaña rusa de emociones.

El 13 de julio de 1990 se estrenaba Ghost, la película romántica que se volvería un récord de taquilla histórico, que sería superado recién en 1997 de la mano de Titanic. Pero este éxito fue inesperado para muchos, incluso para una de sus protagonistas.

Las primeras dudas surgieron tempranamente, con el guion. Es que si pensamos en la historia nos encontramos con una gran cuota de romance, pero existe en ella también algo de suspenso o thriller, y momentos de comedia aportados por la maravillosa Oda Mae Brown.

Demi Moore declaró hace unos años que al leer el libreto pensó que sería un rotundo fracaso o un éxito absoluto, ya que la pareja de protagonistas sólo disfruta del idilio por apenas unos minutos. Él es asesinado al poco tiempo de comenzado el relato y he aquí la gran duda de los productores ¿cómo se supone que el público acepte el romance si uno de ellos es un fantasma?

Desde el título el film se presenta como una ambigüedad que no remite en absoluto a una historia de amor. Lejos de querer despegarse de esa idea de intriga y suspenso, el realizador -al comienzo de la cinta- presenta la historia con una música tétrica, como si realmente se tratara de otro género cinematográfico.

Quizás fue esta mezcla de estilos lo que la volvió tan exitosa. Gustaba a los amantes del romance y a los del misterio por igualSu recaudación fue concluyente: más de 505 millones de dólares en taquilla.

De lo que va la historia no es una novedad, pues ha sido numerosamente transmitida en televisión por cable siendo una perfecta candidata para dejar tras un zapping furioso: Él, un bancario en una buena posición económica se muda con su novia ceramista al pujante barrio de Soho, en Nueva York. Una noche es asesinado por un ladrón que aborda a la pareja, aunque luego nos enteraríamos que se trataba de una traición por quien creía su amigo, dado que estaba detrás de un negocio de lavado de dinero del narcotráfico.

Pero, ¿sabías que existieron más inquietudes para llevar a cabo este icónico film? Moore no fue la primera candidata para el rol protagónico, antes que ella se consideró otras actrices de renombre como Nicole Kidman, Kim Bassinger o Michelle Pfiffer, entre otras. Dicen que la habilidad de Demi para llorar a demanda sería lo que terminó por darle el papel.

Tampoco fue Patrick Swayze la primera opción para el rol protagónico, pero todo cambió cuando un productor vio al actor en una entrevista en televisión llorando por la muerte reciente de su padre. Fue el claro ejemplo del “tipo rudo” que se quiebra y termina mostrando que por dentro es tierno. Justo lo que estaban buscando.

Vale aclarar, por cierto, que antes de ser elegido el papel había sido rechazado por varios conocidos, incluido el marido de Moore por aquel entonces Bruce Willis, quien dijo que interpretar a un fantasma no le parecía muy atractivo. Qué sabría él de “Sexto sentido”, si todavía faltaban casi 10 años para llegar hasta ahí (las personas cambian de opinión y Bruce no es la excepción).

Muchos elementos distintivos de los 90 aparecen en esta película, quizás el más emblemático tenga que ver con el concepto de loft, ese departamento abierto de techos altos que permite construir habitaciones en un entrepiso y deja ver las paredes de ladrillos, o las columnas de hormigón. Este departamento existe y no es para nada económico, se vendió hace pocos años por la módica suma de 9,5 millones de dólares.

El look de su protagonista también se pondría de moda: pelo cortísimo, jardinero de jean, camisetas neutras y poquísimo maquillaje. ¿Acaso esto sirvió de inspiración a nuestra Araceli González en los ‘90?

El momento clave: ella desvelada, trabaja con arcilla a las 2 de la mañana, lleva puesta una camisa blanca sin mangas, de fondo una pequeña rockola selecciona automáticamente una canción, él se acerca a ella dormido entre bromas y luego de un intento frustrado por aprender el oficio de su chica, comienza lo que el mismo Swayze describe como la escena más tierna y sexy que ha tenido que interpretar. Besos y caricias -con algún error de continuidad en el medio- conformaron lo que sería una de las escenas más parodiadas de la pantalla grande.

Por último recordamos la participación memorable de Whoopie Goldberg, quien ganó el Oscar a mejor actriz de reparto por su rol de Oda Mae, convirtiéndose así en la segunda actriz afroamericana en obtener esta estatuilla. ¿Se acuerdan de Hattie MacDaniel?

Al recibir el Premio de la Academia Goldberg tuvo palabras de agradecimiento especialmente dedicadas a Patrick Swayze. Es que la producción no estaba segura sobre la elección para ese papel, y fue el propio actor quien amenazó con salir del proyecto si no la seleccionaban.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai