Lunes, 17 de Enero del 2022
turismo


Expulsarán a izquierdistas de administración pública

Publicado el 04/01/19

Brasilia, Brasil

AFP

El gobierno del presidente Jair Bolsonaro anunció una “limpieza” de simpatizantes de izquierda entre los cargos de confianza de los ministerios, para poder aplicar sin trabas internas su programa ultraconservador en lo social y liberal en el terreno económico.

“Es la única manera de poder gobernar con nuestras ideas, nuestros conceptos y hacer lo que la sociedad brasileña decidió por mayoría: terminar con las ideas socialistas y comunistas que durante 30 años nos llevaron al caos en que vivimos”, afirmó Onyx Lorenzoni, ministro jefe de la Casa Civil, tras la reunión del Gabinete Ministerial.

El período de 30 años al que se refirió Lorenzoni abarca a todos los gobiernos elegidos por voto directo después de la dictadura militar (1964-1985).

Depuración

En la Casa Civil, ministerio que articula las tareas del gobierno, ya fueron exonerados 300 empleados que tenían cargos de confianza, es decir, cuyo nombramiento depende de la administración de turno y no de un concurso público.

Para Lorenzoni, algunos de los cesados podrán ser nuevamente contratados siguiendo criterios técnicos y una posterior “evaluación” sobre su alineación ideológica, y lo mismo podrá ocurrir en los otros ministerios.

“No tiene ningún sentido que mantengamos en un gobierno con un perfil como el nuestro a personas que defienden otra lógica, otro sistema político, otra organización de la sociedad”, argumentó.

“Estamos teniendo el coraje de hacer lo que tal vez le haya faltado al gobierno saliente: ir limpiando la casa ya desde el comienzo”, señaló.

En el período de 30 años al que se refirió Lorenzoni hubo ocho años de gobiernos de centro, con Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), y de izquierda, con dos mandatarios del Partido de los Trabajadores (PT): Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff, destituida en el 2016 por el Congreso. Lorenzoni habló de “despetizar” el Estado.

Entusiasmo de los mercados

El ministro de Economía, Paulo Guedes, anunció que se empeñará en reducir los gastos públicos y en “acelerar las privatizaciones” e insistió en la urgencia de una reforma del sistema de jubilaciones. Su discurso provocó el entusiasmo de los mercados y la Bolsa subió 3.56%, alcanzando un récord de 91.012 puntos. Pero esa “luna de miel” solo continuará si las reformas avanzan, coinciden analistas. “Esa tendencia solo se mantendrá si el gobierno aprueba las reformas: de las jubilaciones, tributaria, disminución de los gastos públicos. Y para eso precisa la aprobación del Congreso”, considera Victor Candido, economista de la consultora Guide.

Privatización

12 aeropuertos y 4 puertos se encuentran entre los planes de privatización de Bolsonaro.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai