Jueves, 27 de Enero del 2022
turismo


EEUU pide ayuda internacional para contener derrame de crudo en Golfo de México

Publicado el 02/06/10

Nueva Orleans, jun. 02 . El comandante de los guardacostas de Estados Unidos, Thad Allen precisó que el país está urgido de equipos especiales para recuperar el crudo vertido en el Golfo de México, ya que los equipos a cargo de contener la catástrofe ecológica provocada por el desplome de la plataforma de BP no se dan abasto.

“Lo que más necesitamos son equipos para absorber el petróleo de la superficie del agua”, explicó, por lo cual se emitieron solicitudes de ayuda a Holanda, Canadá y México.

Al déficit de equipos técnicos se suman las dificultades meteorológicas. La temporada de huracanes –particularmente virulenta este año según predicen los expertos- comenzó el martes, lo que dificultará aún más las tareas de recolección del crudo.

“Si los huracanes llegan al Golfo de México, los barcos que se utilizan para recuperar el petróleo no podrán estar en el mar, y el crudo seguirá contaminando las aguas”, deploró Carol Browner, consejera de Barack Obama en temas de energía y cambio climático.

Además, en caso de huracán, el viento podría empujar el petróleo muy lejos, hasta el interior de los humedales de Luisiana y dañar el frágil ecosistema local.

Las autoridades dicen que hasta ahora han encontrado 29 cadáveres de delfines y 227 de tortugas en los estados costeros del Golfo de México. Es más que el promedio de la estación.

La empresa responsable del derrame, British Petroleum (BP) anunció el martes la puesta en marcha de una nueva técnica para reducir el vertido en las próximas 24 horas, según informó el responsable de operaciones Doug Suttles.

Esta vez, BP intentará cortar la parte superior de la tubería por la que se escapa el petróleo para luego colocar una cúpula encima que conduzca el crudo hacia un barco recolector. Pero el riesgo es considerable; en caso de que falle, este nuevo método podría aumentar en 20% la cantidad de petróleo que se vierte en el mar.

La operación será conducida por robots operados a control remoto en el suelo marino, a casi 1.500 metros debajo del lugar donde explotó la plataforma submarina de BP.

Según las estimaciones del gobierno estadounidense, ya llegaron al mar entre 72 y 113 millones de litros de crudo desde que se produjo la explosión de la plataforma Deepwater Horizon el 20 de abril pasado.

Los responsables de BP y de la administración coinciden en afirmar que habrá que esperar hasta el mes de agosto para lograr frenar de forma contundente el vertido, gracias a la instalación de un pozo de socorro.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai