Miercoles, 28 de Septiembre del 2022
turismo


CADEx: La Descentralización puede ser un motor de Desarrollo, pero debemos combatir la Corrupción enquistada en el Sistema Político

Publicado el 17/08/22

De cara a las próximas Elecciones Regionales y Municipales, IPAE Asociación Empresarial organizó el encuentro virtual CADEx: “Veinte años de descentralización, desafíos a nivel regional”

Lima, 17 de Agosto del 2022.- Han transcurrido dos décadas desde que se inició el proceso de Descentralización del país y los resultados aún son desalentadores. La descentralización ya ni siquiera se encuentra en la agenda pública y parece haber dejado de ser relevante. Sin embargo, los peruanos acudiremos a las urnas el domingo 2 de octubre para elegir a los gobernadores que liderarán las 25 regiones del país durante los próximos cuatro años. ¿Por qué es importante reavivar el debate en torno a la descentralización y elegir a autoridades adecuadas para estos cargos?

El reciente CADEx “Veinte años de descentralización, desafíos a nivel regional”, organizado por IPAE Asociación Empresarial, se centró en esta problemática, con el objetivo de reflexionar sobre los avances y retos para una gestión pública más eficiente y los roles y compromisos que deben asumir las autoridades, la ciudadanía y el empresariado para encaminar el desarrollo de sus regiones y el país. El evento virtual contó con la participación de Karina Olivas, Oficial Sénior de Operaciones del Banco Mundial; Paulo Vilca, Director del Observatorio Regional de 50+1; y Edward Palacios, Presidente de la Cámara de Comercio de Apurímac. La sesión fue dirigida por el analista político Gonzalo Banda.

“El proceso de descentralización se hace con el objetivo de contar con un gobierno más eficaz. La autoridad local o regional, que está en contacto cotidiano con la población, puede responder de manera más adecuada a las demandas de las personas y ofrecer los servicios que el Estado tiene para la población”, explicó Karina Olivas.

El otro gran objetivo de la descentralización es la equidad en todo el territorio nacional. En un país descentralizado, todos los habitantes, sin importar dónde viven, pueden tener un acceso equitativo a todos los servicios básicos de los que el Estado debe proveerlos: salud, educación, conectividad, oportunidades de desarrollo, entro otros.

Lamentablemente, estos objetivos no se han logrado concretar. Lo que ha ocurrido a lo largo del territorio nacional en los últimos años es que los gobiernos regionales han sido los protagonistas de los principales casos de corrupción del país. De los 25 gobernadores elegidos en las elecciones del 2018, solo 15 continúan en su cargo.

“El 75% de estos cambios se deben a problemas de la justicia, ya sea por tener sentencias judiciales u órdenes de prisión preventiva. Observamos una debilidad en quienes asumen los cargos de gobernador regional, lo cual les quita legitimidad para dirigir sus regiones. Además, hay una gran inestabilidad a causa de la corrupción”, afirmó, a su vez, Paulo Vilca.

En este sentido, es importante recalcar el principio de “Administración pública eficaz y transparente” que promueve IPAE Asociación Empresarial. Según este, es indispensable que las autoridades antepongan los intereses de la ciudadanía a sus intereses particulares y partidarios. El país necesita que sus gobernantes sean personas sin cuestionamientos éticos y con las competencias necesarias para permitir que el Estado cumpla con su finalidad de proveer servicios de calidad a la ciudadanía sin corrupción y orientado a resultados.

Esta necesidad está ligada a la construcción de un Estado descentralizado, digital y transparente, capaz de regular eficazmente y proveer servicios de calidad en todo el territorio, con competencias mejor definidas y canales efectivos de coordinación, colaboración y trabajo integrado; con la institucionalidad necesaria para trabajar en colaboración con el sector privado; y aprovechando las herramientas digitales para conectar e integrar los servicios públicos y privados en beneficio de la ciudadanía.

“La descentralización sí podría ser la solución para tener un país desarrollado integralmente, con mejor calidad de vida para las familias peruanas. Pero descentralizar no solo significa dar dinero a los gobiernos regionales, como ya se hace, sino que también se debe desarrollar las capacidades de atender las necesidades de la población legislativamente”, explicó Edward Palacios.

De igual modo, para Palacios, los sustantivos ingresos de los gobiernos regionales actuales -a través del presupuesto otorgado por el gobierno central, las regalías y el canon minero- han generado un problema de “corrupción generalizada” tanto en el sector privado como el público, que ha terminado por enquistarse en el sistema político del país.

A modo de cierre, Gonzalo Banda recalcó que la descentralización necesita ser reformada y reforzada, pero con la voluntad política de hacer los cambios necesarios para combatir la corrupción. Para ello, es indispensable que las autoridades antepongan los intereses de la ciudadanía a sus intereses particulares y partidarios.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai