Jueves, 16 de Septiembre del 2021
turismo


Luce una piel bonita en invierno

Publicado el 20/08/21

La aparición de arrugas, cicatrices o las secuelas del acné o la rosácea son afecciones muy frecuentes en nuestra vida cotidiana. La medicina estética nos ofrece la combinación perfecta para solucionar estos problemas, permitiéndonos recuperar la calidad de nuestra piel y la atenuación de las lesiones: el láser CO2 fraccionado y el plasma rico en plaquetas.

El doctor Erick Torres, del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma, explica cuáles son los beneficios, la duración y los resultados que se pueden observar en el rostro después de realizarse dichos tratamientos.

  1. El láser CO2 fraccionado con plasma rico en plaquetas es perfecto para las personas que quieren recuperar la calidad de su piel por daño solar o que desean atenuar arrugas y cicatrices. Además, ayuda a mejorar las secuelas de la rosácea y el acné
  2. El láser CO2 fraccionado es un tratamiento seguro y eficiente que estimula de manera consistente la producción de colágeno, aportando elasticidad y firmeza a la piel y brindando tersura y luminosidad al cutis. La luz que emite el láser penetra a la dermis en forma de columnas térmicas que son las responsables de la renovación celular.

  1. El plasma rico en plaquetas (PRP) es un procedimiento ambulatorio que consiste en extraer un poco de sangre al paciente, para centrifugarla y separar las plaquetas de los glóbulos rojos y blancos. Estas plaquetas luego se aplican en las zonas a tratar. Seguidamente, se utiliza el láser CO2 fraccionado para potenciar el efecto beneficioso del colágeno en el rostro.

  1. Después de someterse a los tratamientos de láser CO2 fraccionado y PRP el paciente podría observar su rostro enrojecido por algunas horas así como la sensación de piel tirante y un leve ardor; como si se hubiera estado expuesto al sol. También es posible que aparezcan pequeñas microcostras, de menos de un milímetro, que darán un efecto similar al bronceado y que desaparecerá entre 7 a 10 días. La aplicación del PRP ayudará a una mayor formación de colágeno y se tendrá una rápida regeneración del cutis.

  1. El tratamiento láser CO2 fraccionado y PRP se realiza bajo efecto de la anestesia tópica. La duración varía dependiendo la zona a tratar, pero suele ser entre 30 y 90 minutos.

  1. El láser CO2 fraccional mostrará sus resultados cuando las microcostras terminen de caer, revelando un cutis renovado, sano y luminoso que reemplaza al tejido dañado. El proceso se seguirá viendo durante los próximos seis meses, pues la formación del colágeno nos brinda esa remodelación de la piel.

 

Recordemos siempre buscar la asesoría de profesionales calificados y un centro estético que nos brinde el acompañamiento adecuado antes, durante y después de realizarnos cualquier tratamiento, a fin de obtener óptimos resultados.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai