Miercoles, 23 de Septiembre del 2020
turismo


Dos muertos por disparos en la tercera noche de protesta racial en Kenosha

Publicado el 26/08/20

Dos muertos por disparos y una tercera persona herida es lo que dejó la tercera noche de protestas en Kenosha (Wisconsin), después de que el domingo fuera tiroteado por la espalda, y a quemarropa, el negro Jacob Blake , de 29 años. Intentaba entrar en coche, en cuyo interior estaban sus tres hijos. El trágico balance se produjo, según informó la policía, en el enfrentamiento esta madrugada del miércoles entre manifestantes y hombres armados que salieron a proteger propiedades.

El herido se encuentra hospitalizado y, al parecer su vida no corre peligro. El sheriff de Kenosha, David Beth, dijo que están investigando esa confrontación armada, pero describió que miembros de una milicia habían estado patrullando por la ciudad estas últimas noches, desde que el domingo se produjo el tiroteo de Blake. Según Beth, uno de los fallecidos recibió el impacto de una bala en la cabeza y el otro en el pecho. “Son como un grupo de vigilantes”, añadió para definirlos.

En las ultima horas, un hombre identificado como Kyle Rittenhouse ha sido detenido en relación a estos sucesos y se han presentado cargos contra él.

Mientras Trump es reelegido por los republicanos se hace fuerte el grito de Black Lives Matter

La distopía que vive Estados Unidos quedó plasmada esta noche del martes de manera más que gráfica. El presidente y sus seguidores celebran la convención republicana para la nominación de Donald Trump para la reelección en un ambiente de burbuja, como si el país no tuviera problemas, como si hubiera un desastre en ciernes si en noviembre gana el demócrata Joe Biden. Mientras, al grito de Black Lives Matter, ardían las calles de Kenosha y en muchas otras ciudades había marchas de protesta contra el racismo sistémico. Una vez más.

Como en las otras dos jornadas, las protestas en la localidad de Wisconsin eran pacíficas hasta que cayó la tarde. Luego hubo una situación de tenso despliegue entre policías y manifestantes. Estos se concentraron ante la valla que se instaló ese mismo martes para proteger el edificio de los juzgados.

Los manifestantes lanzaron botellas, piedras y fuegos artificiales contra los uniformados, reforzados por la guardia nacional y por policías de otros lugares cercanos. Los agentes respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma, tras advertir de manera reiterada que estaban violando el toque de queda marcado para las ocho de la tarde. La confrontación se extendió por las calles de la ciudad.

Muchos de los manifestantes abandonaron la zona. Pero unos cuantos se dirigieron a una gasolinera. El grupo de hombres armados, luciendo chalecos antibalas, tomó posesión del entorno para proteger el establecimiento. Poco a poco creció la tensión ante la gasolinera, con ciudadano mirando desde sus coches o caminando por delante, y la policía solicitando que se desalojar el sitio.

Pasada la medianoche sonaron los disparos. Vídeos colgados en las redes sociales exhiben escenas caóticas de la confrontación entre los manifestantes y las “milicias”, con el ruido de proyectiles de fondo y la dispersión de la gente que estaba alrededor. En las imágenes se puede ver a una de las víctimas, un joven blanco descamisado y con un pañuelo al cuello, recibiendo asistencia tras, en apariencia, recibir un disparo en la cabeza. En otro se ve a otro hombre con el brazo destrozado por un supuesto impacto de bala.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai