Domingo, 13 de Junio del 2021
turismo


Más de 10 mil artistas se beneficiarán con subsidios

Publicado el 16/06/20

Más de 10 mil personas naturales y jurídicas se beneficiarán con los 50 millones de soles que ha dispuesto el Ministerio de Cultura (Mincul), a través de 16 líneas de apoyo, para las industrias culturales, las artes y el patrimonio cultural inmaterial, como parte de las medidas de emergencia frente al covid-19.

La viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Leslie Urteaga, subraya que contar con este presupuesto resulta “un hecho histórico” para atender las necesidades del sector. Calcula que los montos empezarán a desembolsarse, a partir de agosto. 
 
-En los próximos días, el Mincul publicará las bases para que actores y agentes del sector accedan a las 16 líneas de apoyo. 
 
-Sí, los lineamientos que se acaban de publicar responden al decreto de urgencia 058-2020 [1], aprobado con la resolución ministerial 151-2020-MC [2]. Dicho decreto busca mitigar el impacto de la suspensión de las actividades [por la pandemia del covid-19] en las industrias culturales y las artes, pero también de aquellos difusores y portadores del patrimonio inmaterial [artesanía, música y danza tradicional]. 
 
-Detalle más sobre los beneficiarios y los mecanismos. 
 
-Entre las líneas de apoyo ofrecidas por el Mincul se encuentran, principalmente, el sostenimiento del trabajador cultural independiente, a través de organizaciones culturales; el promover y reforzar las iniciativas colectivas para el fortalecimiento de la memoria comunitaria; el replanteamiento de ferias, festivales y festividades; y el de la oferta de bienes, servicios y actividades culturales. El decreto de urgencia tiene dos mecanismos: 1) el apoyo económico (la subvención); y 2) la compra de contenidos. Estamos tratando de reglamentar ambas líneas de apoyo de una manera fácil.
 
-¿El Mincul realizará algunos concursos especiales para acceder a estos mecanismos de subvención?
-Exacto, son los llamados “procedimientos especiales”. Unos serán concursables y otros, no concursables. Habrá algunos requisitos básicos y una evaluación mínima. Y todo será a través de las plataformas digitales. Los comités evaluarán los requisitos y el plan de amortiguamiento previstos en los lineamientos. La finalidad es evitar la ruptura de pago y el replanteamiento de las actividades. Estamos de cara a una nueva convivencia y la idea es que las aquellas personas, naturales y jurídicas, vinculadas al sector, se replanteen, reinventen y continuemos, desde el Estado, trabajando por el mantenimiento de sus actividades [culturales].  
 
-¿Cuál es el monto total de la inversión estatal en estos 16 planes y cómo se dividirá?  
-La norma prevé 50 millones de soles. Aproximadamente, 6 millones se destinarán a lo que es patrimonio inmaterial, las expresiones culturales; y 43 millones, para el sector de industrias culturales y artes: música, artes escénicas, industria editorial y audiovisuales. 
 
-Les pueden objetar que solo se disponga S/ 6 millones para el patrimonio inmaterial… 
-Cincuenta millones tampoco son suficientes para responder como corresponde en Cultura. Lo que tenemos es el primer tramo de la transferencia, logrado a través del decreto de urgencia. En efecto, es poco, seguramente, para lo que necesitaría cada sector; sin embargo, esto ha respondido a un análisis de estadística y diagnóstico, que realizamos en abril, en conjunto con la municipalidad de Lima [3]. Gracias a esa información hemos podido sustentar ante el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) la necesidad de contar con estos fondos. Es un hecho histórico: el Mincul no ha tenido antes este presupuesto para atender las necesidades del sector. 
 
 
-¿Y de los S/ 43 millones restantes, un gran porcentaje está dirigido a la industria del cine?
-En este caso, no se va a priorizar el cine. La prioridad son las personas naturales y jurídicas afectadas en esta situación de suspensión de actividades. No es por subsectores de las industrias culturales sino por las 16 líneas de apoyo. Las personas que lo soliciten deben demostrar que han paralizado [por la pandemia] sus actividades vinculadas a las artes, industrias culturales o al tema patrimonio inmaterial. Y luego, presentar un plan de amortiguamiento. La idea es replantearse, reinventarse, poder proponer; por ejemplo, plataformas digitales, de la mano con los protocolos que trabaja el Mincul. 
 
-¿Cuántos cultores calcula se beneficiarán con estos apoyos? ¿Son solo aquellos incluidos en la encuesta de abril? 
-Antes de fin de mes estarán publicadas las bases de las líneas de apoyo, que serán una suerte de convocatorias escalonadas, entre julio y setiembre. Creo que en agosto estaremos entregando los primeros apoyos. La encuesta es solo una referencia. Hemos hecho un cálculo de más de 10 mil beneficiarios. Esta semana, a través de las mesas de diálogo que promueve el Mincul y las Direcciones Desconcentradas de Cultura, empezaremos una difusión mucho más a detalle. Y, antes de fin de mes, publicaremos las bases para que todos aquellos que requieran el apoyo económico, tengan tiempo para informarse y acceder a aquellos documentos o declaraciones juradas que serán el primer filtro. 
 
-Muchos actores y gestores culturales han criticado la supuesta respuesta lenta del Mincul frente al covid-19. ¿Qué acciones toma el sector para evitar, por ejemplo, los casos de corrupción?
 
Para nosotros, toda crisis es una oportunidad. El Mincul está comprometido en revalorar el vínculo con la sociedad civil. A fines de mayo se emitió una resolución ministerial por la cual se oficializaban los espacios de diálogo, justamente, por esta necesidad de transparentar, compartir y de escuchar a aquellos vinculados al sector. Tenemos la firme convicción de que trabajando juntos, sociedad civil con el Estado, obtendremos mejores resultados y mayores beneficios. El decreto urgencia 058 provee un mecanismo de control y seguimiento, además del control concurrente de la Contraloría. Además, se incluye un mecanismo de rendición de cuentas, el seguimiento por parte de un comité especial, que velará para que estos recursos se gestionen y administren de la mejor manera, en cumplimiento de la normativa y cuidando que llegue a quienes debe llegar. 
 
-Otro tema que se especula en redes sociales desde el inicio de la pandemia es sobre la probabilidad de incluir a los artistas entre los beneficiarios del bono universal familiar.
 
-No está totalmente cerrado. Sin embargo, se debe entender que el bono universal familiar, que administra el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), se cruza con diversos criterios de focalización y de vulnerabilidad, no es un bono específico porque soy artista. No existe esa figura. Lo que sí hemos hecho desde hace unos meses es poner a disposición la información que nos remitían asociaciones y colectivos para que el Midis pueda hacer el cruce con soportes técnicos, como la Reniec y Sisfoh, y tratar de hacer una actualización en el registro del bono universal. Sin embargo, desde el Mincul seguimos fortaleciendo los vínculos con el MEF para ver qué otro tipo de mecanismo podríamos obtener en los siguientes meses. Porque estos 50 millones son solo un primer paso.
 
-¿Habrá Premio Nacional de Cultura 2020?
Esperemos que sí. Estamos, justamente, cerrando ese tema. Todo es cuestión de ponernos de acuerdo. 
 
-Ha salido una denuncia que cuestiona su gestión cuando estuvo al frente de la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural.
Yo fui designada como directora general de Defensa del Patrimonio Cultural en julio del 2017. En ese momento, solicité una auditoria a control interno del Mincul para evaluar el pasivo que recibía. El informe determinó que recibía más de 3,000 expedientes sin atender con relación a las afectaciones o alteraciones al patrimonio cultural. Esa dirección es bastante rica en información, porque también ve los temas de repatriaciones de los bienes culturales y tiene la Dirección de Participación Ciudadana que, justamente, en mi gestión se fortaleció. Con ese pasivo que recibimos, uno de los principales puntos fue sanear los expedientes físicos, recibidos administrativamente. La Controlaría y las oficinas de control interno siempre emiten informes y más que denuncias hacen recomendaciones, que son muy buenas y, además, las necesitamos para mejorar la gestión. Dicho informe recomendaba mejoras en diversas Direcciones Desconcentradas de Cultura porque a nivel nacional tienen competencias relacionadas a las afectaciones al patrimonio recaen en dichas direcciones. Ese informe hace ciertas sugerencias para que la gestión se mejore. 
 
Datos
 
-Hasta el 31 de diciembre del 2020, el Mincul tiene que ejecutar por el ejercicio fiscal los 50 millones. 
 
-Desde que se emitan las bases (a fines de junio) se contarán 30 días hábiles para conocer a los primeros beneficiarios.
 
[1] “Mecanismos de amortiguamiento para mitigar los efectos económicos en el sector Cultura”, publicado el 21 de mayo en las Normas Legales de El Peruano.
 
[2] Resolución Ministerial N° 151-2020-MC, del 11 de junio de 2020,
“Aprobar los ‘Lineamientos para la aplicación de los mecanismos de amortiguamiento para mitigar los efectos económicos en el Sector Cultura producidos en el contexto de la Emergencia Sanitaria por el COVID-19, en el marco del Decreto de Urgencia N° 058-2020’”.
 
[3] “Encuesta nacional sobre el impacto del estado de emergencia por el COVID-19 en el sector de las artes, museos e industrias culturales y creativas”, realizado por la Dirección General de Industrias Culturales y Artes del Mincul y la Gerencia de Cultura de la Municipalidad de Lima.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai