Jueves, 13 de Mayo del 2021
turismo


Cinco peligros a los que está expuesto el paciente por la desnutrición hospitalaria

Publicado el 27/02/20

La desnutrición hospitalaria es un problema de alto impacto en la salud pública. Según un estudio publicado por la revista Critical Care, en Latinoamérica más del 70% de pacientes internados en UCI tienen riesgo de malnutrición[1]. Esta condición es ocasionada por un déficit de nutrientes esenciales en el organismo durante la estancia hospitalaria[2].

 

Al respecto, Juan Carlos Plácido, médico intensivista y presidente de la Asociación Peruana de Terapia Nutricional (ASPETEN), señala que “más de la mitad de los pacientes peruanos que se encuentran internados tienen algún grado de desnutrición, lo cual pone en riesgo sus vidas”[3].

 

En ese sentido, el experto expone cinco consecuencias[4] que puede ocasionar la desnutrición hospitalaria:

 

  1. Complicaciones médicas. Si bien en el país no hay estadísticas concretas sobre el tema, el especialista indica que algunas investigaciones médicas señalan que la desnutrición hospitalaria puede aumentar un 30% el riesgo de sufrir infecciones intrahospitalarias. “Al encontrarse en un hospital por tiempo prologando, el paciente por su estado crítico está expuesto a múltiples bacterias y virus, lo cual aumenta la susceptibilidad a enfermarse más”.

 

  1. Recuperación lenta. La desnutrición ocasiona una pérdida de peso corporal y energía con graves resultados para el organismo. Tal es el caso de algunos pacientes post quirúrgicos, quienes pueden tener dificultad para la cicatrización de heridas, así como la rehabilitación tras una fractura. “El paciente tendrá dificultad para mejorar, ya que requiere ingerir los nutrientes perdidos además de recibir tratamiento para la condición que padece”, manifiesta el Dr. Plácido.

 

  1. Deterioro del sistema inmunológico. La nutrición y el sistema inmunológico tienen una relación estrecha, pues se necesita un nivel adecuado de nutrientes para que los mecanismos inmunológicos funcionen con normalidad[5]. Al estar desnutrido, el organismo no tiene las vitaminas y minerales necesarios para defenderse de agentes externos.

 

  1. Estancia hospitalaria. Todas las complicaciones mencionadas anteriormente pueden extender el tiempo de permanencia del paciente en el establecimiento de salud. Debido a que la desnutrición hospitalaria impide que el organismo responda adecuadamente al tratamiento, se crea un círculo vicioso que solo puede ser detenido a través del soporte nutricional[6].

 

  1. Alto costo para el paciente. Además de su incidencia en la salud, la desnutrición clínica puede tener consecuencias financieras para el paciente y sus responsables. Ello debido a todos los costos de la hospitalización, los exámenes médicos y tratamientos. El gasto puede aumentar en un 308%. [7]

 

El Dr. Plácido concluye que la mejor manera de evitar estos efectos es diagnosticando el riesgo desnutrición hospitalaria en el paciente de manera temprana. De igual modo, resaltó la necesidad de contar con lineamientos claros para la implementación de las terapias, así como promover la creación de más unidades de soporte nutricional a cargo de especialistas capacitados. “La idea no es solo tratarla, sino prevenir que más pacientes la padezcan”, agregó.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai