Menu
Categories

Marisol Crousillat adelanta detalles sobre Combate
31/10/2014 Espectáculos

Este lunes termina una temporada más de Combate. Por este motivo, Marisol Crousillat, productora del reality, ofreció una conferencia de prensa para contar algunos detalles de lo que se verá en la gran final, y lo que se cocina de cara al siguiente ciclo del espacio. En cuanto al rating, Crousillat afirmó que su objetivo no es liderar el horario ni obtener más premios. La meta es que Combate siga en la televisión. “Mi objetivo es que Combate se mantenga al aire. Si en el camino podemos ser el número uno, bienvenido sea. Los números que se publican todos los días en los medios no son los que nos dan los auspiciadores. Me torturan con el rating y mi objetivo no es ese. Combate vende espacios de publicidad para amas de casas. Ahí tenemos un súper buen, y mientras ese numerito siga como hasta el momento nosotros tenemos para rato”, destacó. “Este año probablemente no me gane el premio Luces porque me hackearon un Facebook con 2 millones de seguidores. Pero lo gané tres años seguidos. Combate sigue siendo el espacio número uno de este canal, y es un programa limpio”, añadió.

La productora, además, señaló que ahora se respira un mejor ambiente pues las peleas entre los participantes han cesado. Sin embargo, aceptó que algunas declaraciones en el juego “No soporto” se le fueron de las manos. “Yo no puedo parar a Mario Hart al decir lo que presuntamente pasó entre un futbolista y Micheille porque estamos en un programa en vivo. Ya luego le puedo reclamar por lo que pasó”, comentó. A pesar de los problemas, la productora indicó que cada uno de los combatientes puede ser visto como ejemplos para su público. “Lo que nosotros deseamos es que cada uno de ellos sean vistos como ejemplos. Ok, tienen sus errores, pero los aceptan. Y Combate es una familia”. Con respecto al ingreso de Miguel Arce, Crousillat confesó que él se ofreció a reemplazarlo pues es muy amigo de Mario Irivarren, y aseguró que harán todo lo posible para que el lesionado capitán del equipo rojo esté presente en la final, aunque sea, en silla de ruedas.

De cara a la temporada de fin de año, Crousillat comentó que Combate estará más cerca de la gente pues habrá una competencia que incluirá a los televidentes. “Mañana (sábado) hay un casting. Se forman un equipo de un mismo barrio. Dos hombres, dos mujeres. Ahí veremos si es que tienen la capacidad de realizar los juegos del programa pues estos son muy duros. La idea es que cada semana dos diferentes grupos se unan con los equipos rojo y verde para que en esos 5 días compitan por un premio. Así, podemos tener enfrentamientos entre distritos como, por ejemplo, San Juan de Lurigancho versus Villa El Salvador”. Finalmente, aceptó que hubo conversaciones con Guty Carrera para que se integre al programa. “Me gustaría porque me parece que es un buen competidor. No lo descarto. Pero la verdad no lo veo muy convencido. No sé si no quiere exponerse a un reality. Pero esta puerta no está cerrada porque las conversaciones aún no terminan”. Y, a su vez, negó que el hijo de Edith Tapia no haya pasado un casting del programa. “En la primera temporada, cuando ya era modelo, no nos pusimos de acuerdo con el dinero. Pero él nunca se presentó a un casting de Combate. Y ojo, no le pagaría lo que él quiere, sino, lo que tengo para pagarle”. Crousillat tampoco se animó a descartar la presencia de Vania Bludau en la siguiente temporada. Y negó que haya mantenido algún contacto con Milett Figueroa para que forme parte del reality.

Alejandra y Mario aún no piensan en el matrimonio

Por su parte, el capitán del equipo verde, Mario Hart, y su pareja, Alejandra Baigorria, aceptaron que hasta el momento no hay planes de boda en un futuro cercano. Sin embargo, ella se muestra ilusionada con la idea de formar una familia junto al piloto. “Estoy a punto de cumplir todas las metas que me he trazado para mi vida, y una de ellas es casarme. Y creo que con Mario ese sueño se hará realidad”.

Por su parte, Hart destacó que el compromiso va más allá de lo material. “Yo creo que si no tuviera intenciones no conviviría con Ale hace más de seis meses. Lo nuestro va más allá de entregarle un anillo. Mi compromiso se muestra con actos”.

Este lunes termina una temporada más de Combate. Por este motivo, Marisol Crousillat, productora del reality, ofreció una conferencia de prensa para contar algunos detalles de lo que se verá en la gran final, y lo que se cocina de cara al siguiente ciclo del espacio. En cuanto al rating, Crousillat afirmó que su objetivo no es liderar el horario ni obtener más premios. La meta es que Combate siga en la televisión. “Mi objetivo es que Combate se mantenga al aire. Si en el camino podemos ser el número uno, bienvenido sea. Los números que se publican todos los días en los medios no son los que nos dan los auspiciadores. Me torturan con el rating y mi objetivo no es ese. Combate vende espacios de publicidad para amas de casas. Ahí tenemos un súper buen, y mientras ese numerito siga como hasta el momento nosotros tenemos para rato”, destacó. “Este año probablemente no me gane el premio Luces porque me hackearon un Facebook con 2 millones de seguidores. Pero lo gané tres años seguidos. Combate sigue siendo el espacio número uno de este canal, y es un programa limpio”, añadió.

La productora, además, señaló que ahora se respira un mejor ambiente pues las peleas entre los participantes han cesado. Sin embargo, aceptó que algunas declaraciones en el juego “No soporto” se le fueron de las manos. “Yo no puedo parar a Mario Hart al decir lo que presuntamente pasó entre un futbolista y Micheille porque estamos en un programa en vivo. Ya luego le puedo reclamar por lo que pasó”, comentó. A pesar de los problemas, la productora indicó que cada uno de los combatientes puede ser visto como ejemplos para su público. “Lo que nosotros deseamos es que cada uno de ellos sean vistos como ejemplos. Ok, tienen sus errores, pero los aceptan. Y Combate es una familia”. Con respecto al ingreso de Miguel Arce, Crousillat confesó que él se ofreció a reemplazarlo pues es muy amigo de Mario Irivarren, y aseguró que harán todo lo posible para que el lesionado capitán del equipo rojo esté presente en la final, aunque sea, en silla de ruedas.

De cara a la temporada de fin de año, Crousillat comentó que Combate estará más cerca de la gente pues habrá una competencia que incluirá a los televidentes. “Mañana (sábado) hay un casting. Se forman un equipo de un mismo barrio. Dos hombres, dos mujeres. Ahí veremos si es que tienen la capacidad de realizar los juegos del programa pues estos son muy duros. La idea es que cada semana dos diferentes grupos se unan con los equipos rojo y verde para que en esos 5 días compitan por un premio. Así, podemos tener enfrentamientos entre distritos como, por ejemplo, San Juan de Lurigancho versus Villa El Salvador”. Finalmente, aceptó que hubo conversaciones con Guty Carrera para que se integre al programa. “Me gustaría porque me parece que es un buen competidor. No lo descarto. Pero la verdad no lo veo muy convencido. No sé si no quiere exponerse a un reality. Pero esta puerta no está cerrada porque las conversaciones aún no terminan”. Y, a su vez, negó que el hijo de Edith Tapia no haya pasado un casting del programa. “En la primera temporada, cuando ya era modelo, no nos pusimos de acuerdo con el dinero. Pero él nunca se presentó a un casting de Combate. Y ojo, no le pagaría lo que él quiere, sino, lo que tengo para pagarle”. Crousillat tampoco se animó a descartar la presencia de Vania Bludau en la siguiente temporada. Y negó que haya mantenido algún contacto con Milett Figueroa para que forme parte del reality.

DSC_1405

DSC_1381

DSC_1410

 

Leave a Reply
  

CORONAVIRUS COVID-19 - DATOS CIENTIFICOS Y CONSEJOS

*