Martes, 11 de Mayo del 2021
turismo


Futbolistas como Suárez necesitan psicólogos

Publicado el 26/06/14

Lima, jun. 26. La conducta violenta del futbolista uruguayo Luis Suárez, quien mordió en la espalda a un jugador italiano y motivó su expulsión del Mundial de Brasil 2014, responde a una falta de tolerancia a la frustración y de control de impulsos, por lo que requiere de un urgente tratamiento psicológico deportivo, sostuvieron hoy especialistas.

Luis Gómez Correa, vicepresidente de la Asociación Peruana de Psicología del Deporte, señaló que personas como Suárez no saben manejar bien las situaciones de frustración, sobre todo en disciplinas de mucho contacto físico como el fútbol, y al buscar salidas para que le salgan bien las cosas pueden llegar a la agresión.

Esta agresión se manifiesta de muchas maneras, como empujones, patadas fuera de juego, codazos y desgarro de camisetas en la disputa por un balón, y hasta inusuales reacciones como morder alguna parte del cuerpo al jugador del equipo rival, lo que ocurrió con Suárez, anotó.

El especialista consideró que Suárez no adolece de una patología mental ni es una persona violenta que requiera de una intervención psiquiátrica, sino más bien necesita de un psicólogo deportivo que le enseñe a tolerar su frustración y controlar sus impulsos cuando sienta que las cosas no salen como espera.

Sin embargo, es posible que en su conducta haya influido su pasado como un adolescente con inconductas sociales, una posible falta de afecto y de adecuada orientación familiar o que no haya sido corregido debidamente cuando se advirtieron reacciones violentas en el campo de juego.

Gómez Correa afirmó por ello que el tratamiento de este tipo de casos implica trabajar en el ámbito deportivo, personal, familiar y social, y por lo común es de largo plazo.

“El jugador debe ser consciente de que es un ejemplo o referente para otros deportistas y personas en general que se identifican con él y, por lo tanto, debe saber que su comportamiento dentro y fuera de los escenarios deportivos tiene consecuencias positivas o negativas que terminan afectando su trayectoria y futuro”, manifestó.

Sobre el sentir de Suárez tras conocer la sanción de la FIFA por su conducta antideportiva, Gómez Correa dijo que el delantero uruguayo debe estar emocionalmente afectado, sintiendo que el mundo le cayó encima, dolido porque se pierde lo que resta del mundial y no podrá jugar profesionalmente durante varios meses.

En ese sentido, indicó que la solución al problema debe partir del propio futbolista, de su reconocimiento como una persona impulsiva y su deseo de aprender a manejar sus reacciones. Sin embargo, también necesita del acompañamiento del club donde juega y de la Federación Uruguaya de Fútbol para que le asignen un psicólogo deportivo.

“Es el momento en que requiere del apoyo afectivo de su familia y amigos, pero también de los consejos de su entrenador, de su club y de quienes tienen que ver con su futuro deportivo para que reconozca su error, asuma responsablemente la decisión de cambiar poniéndose en manos de especialistas y no abandonar el tratamiento”, aseveró.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai