Menu
Categories

Parlamento catalán
03/12/2012 Isaac Bigio

El 25 de noviembre fueron las elecciones parlamentarias de Cataluña en las cuales el gobernante partido Convergencia i Unión (CiU) del presidente catalán Artur Mas tuvo un resultado mixto. Este fue al mismo tiempo el partido que más ganó y el que más perdió. Por una parte, CiU obtuvo ampliamente la primera mayoría con un 30.68% de los votos, más del doble de sus más inmediatos rivales, pero, por otro lado, cayó 7.76 puntos, más que ninguna otra fuerza. Los socialistas españoles fueron grandes castigados pues perdieron 3.95 puntos, reduciéndose al 14.43%, quedando muy cerca de dejar de poseer el segundo puesto electoral (aunque sí perdieron tal sitial en el Parlamento) ante la Izquierda Republicana Catalana (ERC), la cual más que duplicó sus votos y sus curules, ascendiendo del 7% al 13.68% y de 10 a 21 escaños. Las dos primeras fuerzas dentro de los 135 miembros del nuevo Parlamento catalán son nacionalistas: 50 son de CiU y 21 de ERC. Otras fuerzas pro-autodeterminación catalana son la alianza roja-verde (ICV) que subió de 10 a 13 parlamentarios y la separatista CUP que ha debutado con 3 escaños. Quienes perdieron curules fueron el CiU (-12) y los socialistas (-8, rebajándose a solo 20). Si bien los que apoyan un referendo catalán bordean los dos tercios de dicho Parlamento, en este también han crecido los dos partidos más reacios a la independencia: el PP de Rajoy los Ciudadanos quienes pasaron, respectivamente, de 18 a 19 y de 3 a 9 curules. En Cataluña, al igual que en el País Vasco, la otra autonomía nórdica con fuertes tendencia separatistas y muchos hablantes de su lengua nativa, las elecciones fueron ganadas por el gobernante partido nacionalista “moderado”, en tanto que la fuerza que más creció en votos fueron las de las izquierdas republicanas separatistas. La gran sorpresa de los últimos comicios vascos del 21 de octubre fueron los “abertzales” del EHB, quienes han visto al ETA (hoy en tregua) como un “movimiento de liberación nacional” (y no como una “banda terrorista” como ha sido el denominativo que les han dado los partidos popular y socialista y la mayoría de la prensa española). Esta izquierda radical pro-independencia ganó en uno de las 3 provincias vascas (Guipúzcoa) y quedó segunda a nivel de todo ese país con el 25% de los votos. Las izquierdas republicanas y separatistas catalanas y vascas se sienten con fuerza para presionar a sus respectivos gobiernos nacionalistas a que asuman un curso pro-independencia (y a convocar a un referendo que la decida) y hacia un programa social diferente al de fuertes ajustes que ejecutan los conservadores que gobiernan Madrid. Todo ello agravará la crisis de la monarquía española.

Leave a Reply
  

CORONAVIRUS COVID-19 - DATOS CIENTIFICOS Y CONSEJOS

*