Lunes, 12 de Abril del 2021
turismo


El triunfo de Obama

Publicado el 08/11/12

El primer inquilino negro de la Casa Blanca retuvo su puesto. De todos los 44 presidentes que ha tenido EEUU Obama ha logrado algo que menos de la mitad de ellos ha conseguido: ganar una re-elección

En la mega-potencia que interviene por doquier instando a la democratización del globo no se impone el más votado sino quien gana más Estados, cada uno de los cuales tiene un determinado número de electores los mismos que van todos para el candidato que gane allí aunque sea con un solo voto de diferencia.

El actual mandatario mantuvo su cargo con el respaldo de alrededor de un 60% contra un 40% del Colegio Electoral, aunque en el voto popular su margen fue de solo 50% al 49%. Es más, Obama anunció su victoria incluso cuando no estaba seguro que él superaba a Romney en las ánforas. Esto debido a que ya había superado la mayoría de los 538 miembros de dicho colegio.

Los republicanos han vuelto a imponerse en el sur, el centro-oeste y Alaska y los demócratas en el noreste, la costa oeste y Hawái. Mientras la base de los primeros reúne a la mayoría territorial de EEUU, la de los segundos tiene a la mayoría poblacional.

Romney ha ganado por unos 20 puntos de diferencia en los blancos, quienes conforman más del 70% del padrón electoral, y dentro de quienes tienen mayores ingresos, son varones, son protestantes, viven en el campo y van regularmente a servicios religiosos. Obama, en cambio, ha arrasado en las etnias y ha vencido dentro de los pobres, las mujeres, las ciudades y los más proclives a creer en la ciencia.

Pese a que Ryan, el compañero de fórmula de Romney es católico, una leve mayoría de quienes son fieles al papa (y que conforman la mayor religión de EEUU: la cual agrupa a un cuarto de los creyentes de dicha nación) prefirió a Obama, quien también fue secundado por una amplia mayoría de los judíos y de quienes no son cristianos.

Obama casi ha monopolizado el voto negro y dentro de los latinos se ha impuesto por unos 50 puntos (el peor resultado que haya tenido un presidenciable republicano en las dos mayores etnias minoritarias de EEUU). El voto hispano le ha sido clave a los demócratas para imponerse en Nuevo México y Nevada, Estados empotrados en el centro-oeste, aunque Obama no ha implementado la reforma migratoria que tanto prometió en el 2008.

Estas diferentes bases sociales muestran que los dos candidatos han apuntado sus políticas hacia sectores diferentes. Las propuestas republicanas de reducir aun más los impuestos y el pequeño peso del Estado en la economía fueron secundados por el electorado varonil blanco conservador, mientras que Obama apareció ante las minorías raciales y los pobres como alguien que menos ajustes les haría.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai