Lunes, 19 de Abril del 2021
turismo


El “profesor cebolla” este sábado en “el valor de la verdura” de el especial del humor

Publicado el 08/08/12

El ahora célebre “profesor cebolla” de El valor de la verdad será quien responda este sábado las preguntas en el sketch “El valor de la verdura”. “Beto Tortiz” (Alfredo Benavides) recibirá en su set a “Román Sorna”  (Walter Ramirez). Lo acompañarán su “Tía Torcuata”  (Nancy Cavagnari), su prima “Cándida”  (Manolo Rojas) y su compadre, el señor “Vitrolo” (Dany Rosales).

Beto:                     “Bienvenido Román. ¿Cómo estás?”

Román:                “Tranquilo, Beto, y con ganas de enseñártela…. De enseñarte  toda mi verdad, para que veas que soy una persona decente”.

Beto:                     ¿Cómo estás, Cándida?

Cándida:             Tranquila porque mi primo es muy bueno. Te cuento que cuando éramos adolescentes se quedó a dormir en mi casa, y como yo no podía dormir entró a mi cuarto y vimos televisión juntos.

Beto:                     ¿Y por qué no podías dormir?

Cándida:             Porque si me echaba del lado izquierdo se me subía el hígado, y si me echaba del lado derecho se me subía el riñón.

Beto:                     ¿Y por qué no te acostabas boca arriba?

Cándida:             Ah, porque ahí el que se me subía era mi primo…

Beto:                     Bien, ahora vamos a hablar con el compadre de Beto, el señor Vitrolo. Dígame señor Vitrolo, ¿Confía usted en su compadre?

Vitrolo:                ¡Completamente, Beto!… Yo también soy profesor, trabajamos en el mismo colegio, tenemos los mismos alumnos y conocemos las mismas trampas.

Beto:                     ¿Cómo que conocen las mismas trampas?

Vitrolo:                ¡Las mismas trampas que hacen los alumnos para copiarse en los exámenes, pues Beto!

Beto:                     Mejor empecemos con las preguntas. Primera pregunta:  Román, ¿ALGUNA VEZ HAS METIDO TU PLUMON EN LA CARTUCHERA DE ALGUNA ALUMNA?

Román:                Sí.

Voz en off:         La respuesta es… VERDURA.

Román:                Bueno, solo tres veces. La primera cartuchera parecía un monedero porque era bien chiquitita y mi plumón entraba a las justas, apretadito. La segunda cartuchera era normal, y ahí el plumón no tenía problemas para entrar. Y la tercera cartuchera si era bien grande, parecía bolsa de mercado,  y ahí mi plumón bailaba.

Beto:                    Román, siguiente pregunta!… ¿TE HA DADO BILLETE ALGUN ALUMNO PARA QUE LE APRUEBES EL CURSO?

(Compadre le mete un combazo al timbre y lo destroza)

Beto:                     ¡Oiga, ¿qué le pasa?!… ¡Solo tenía que tocar el timbre, no destrozarlo de un combazo!

Vitrolo:                ¡No pues, Beto!… ¡Esa es una pregunta muy comprometedora para mi compadre!… Además después le vas a pedir que diga la tarifa y eso solo queda entre sus alumnos y él.

Beto:                     Muy bien, como el compadre apretó el botón, vamos a cambiar de pregunta, que justo la tengo aquí en el bolsillo. Sexta pregunta… ¿ES VERDAD QUE COMES CEBOLLA PARA QUE EL MUCHACHO SE TE PONGA COMO CEMENTO?

Román:                Sí.

Voz en off:         La respuesta es… VERDURA.

Beto:                     ¡Ah no!… ¡Tienes que contarme eso de que la cebolla te pone al muchacho como cemento!

Román:                ¡Ese es un viejo truco chiclayano, pero ojo, no puede ser cualquier cebolla. Es una cebolla roja que trae mi comadre Bertha de su chacra. Ni bien me la da, al toque la pelo.

Beto:                     A la cebolla.

Román:                No, a mi comadre Bertha. Y cuando está bien peladita, le doy su buen mordiscón.

Beto:                     ¿A tu comadre Bertha?

Román:                No, a la cebolla.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai