Jueves, 3 de Diciembre del 2020
turismo


“Prometeo”

Publicado el 14/06/12

LIMA –

Hoy esta es una de las películas más vistas en el mundo, la cual analizaremos debido a las conjeturas que presenta para la polémica sobre la evolución pasada y futura de la especie humana. Prometeo es una súper-producción de Ridley Scott, el forjador de la secuela de ciencia ficción Aliens, que narra que los humanos fuimos creados como réplicas de extraterrestres, quienes luego deciden destruirnos (sin saber por qué) desarrollando a los conocidos monstruos de Aliens como armas biológicas de destrucción masivas.

Prometeo se inscribe dentro de una nueva corriente de revisionistas de la historia que sostienen que nuestra especie o sus civilizaciones fueron desarrolladas por alienígenas. Esta busca ser una síntesis entre religión (que mantienen que fuimos creados por una inteligencia superior) y ciencia (que aseguran que somos un producto de la evolución mediante selección natural). Las teorías de Prometeo y de Van Daniken y de quienes hablan de “astronautas ancestrales” son una forma de alterar a Darwin y a su teoría de la evolución para hacer entrar un componente “divino” en nuestro origen.

Al inicio de Prometeo aparece un humanoide extraterrestre autodesintegrándose en una catarata para hacer que su DNA se esparza en la Tierra generando las semillas de nuestra especie. Luego en el 2089 la heroína del filme, que siempre luce una cruz, descubre pinturas rupestres de hace 37,000 años en una caverna de una isla escocesa en la cual se muestra un mapa de la constelación de donde vienen los “ingenieros” de nuestra especie, y en los siguientes 4 años se diseña, fabrica, viaja y llega al mundo de nuestros creadores la nave “Prometeo”.

Escocia estuvo bajo hielo hasta hace unos 10,000 años siendo inhabitable. Cuatro años-luz es la distancia mínima que hay entre nuestro sol y la estrella más cercana (Alfa Centauro). Nada puede viajar más rápido que la luz y resulta increíble que de acá a 8 décadas seamos capaces de desarrollar cohetes con una velocidad decenas de veces mayor que ésta, y que éste (como en el caso de Prometeo) sea propiedad no de un Estado sino de un trillonario.

Prometeo descubre una base espacial extraterrestre increíblemente en su primer aterrizaje y a poco se revela que los “ingenieros” son Dioses-humanos que nos crearon a su imagen y semejanza, pero que hace 2 milenios decidieron mandarnos un diluvio que no llegó (pero no de agua sino de armas de destrucción masivas). Si en la Biblia Jehová castigó a su pueblo varias veces por obedecer a otros dioses, en esta película parecería que los dioses extraterrestres quieren hacer lo mismo justo cuando nace Cristo y se va iniciando la era actual en la cual el monoteísmo desplazará al culto a los dioses celestiales.

Temas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai