Martes, 26 de Enero del 2021
turismo


Thomas Spencer Manson”

Publicado el 19/04/12

LIMA – Este es un personaje poco conocido, pero su importancia sobre toda la humanidad podrá agigantarse en caso que su discípulo Mitt Romney llegase a la Presidencia de la única megapotencia, pues él es la única persona viva al cual dicho candidato republicano venera y debe obedecer en un 100%.

Manson preside la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la cual Romney, sus hijos y sus ancestros han sido misioneros y sacerdotes. Para sus 14 millones de adeptos, él es considerado como un Profeta, un Vidente, un Mensajero de Dios y la única persona del planeta que dialoga con Cristo y transmite sus órdenes.

Los folletos mormones lo presentan como alguien de la misma talla que Abraham, Moisés o Juan Bautista, aunque a diferencia de todos ellos, él está vivo y da respuestas reales. Ninguna otra religión en el mundo clama tener un profeta contemporáneo y menos guiando a su credo. Su rango es superior al de un Papa, un Ayatola o un Sumo Sacerdote pues su status es el de Profeta, el mismo que Mahoma tiene para 1,300 a 1,600 millones de musulmanes, incluyendo para quienes se tornan bombas humanas o siguen a Al Qaeda.

Tal es el poder de dicho Profeta que él puede conducir guerras, crear un Estado o cambiar radicalmente las enseñanzas o estructura de su iglesia. El primero de los 16 profetas mormones fue Joseph Smith, quien fue el primer candidato a la Presidencia de EE.UU. en ser asesinado y quien, además, tuvo el título de general, pues lideró una milicia equivalente a la tercera parte del ejército norteamericano de entonces. El segundo de ellos, Brigham Young, creó un Estado teocrático mormón (Deseret), el cual devino en la actual Utah, la misma que para ser aceptada como uno de los Estados Unidos de América requirió que el nuevo profeta mormón decidiera penar la poligamia (que antes Young, quien tuvo 55 esposas, demandaba como requisito para entrar al reino celestial).

Un Profeta puede decir qué razas son maldecidas o bendecidas. Como los mormones empezaron a penetrar en Oceanía, uno de los Profetas sentenció que los polinesios descendían de los amerindios que a su vez descendían de los israelitas. Cuando ellos buscaron penetrar en Brasil o África, el Profeta en 1978 dictaminó que los negros ya no podían seguir siendo considerados demoníacos.

El poder del Profeta Mormón es tal que él puede decidir quién es o no Dios. Uno de ellos hizo que Adán, quien llegó a ser reverenciado por ellos como otro Dios junto a Jehová o Jesús, perdiera tal característica, lo mismo que pasó con respecto a la anterior doctrina que decía que todos ellos tuvieron harems de diosas.

Todos los profetas mormones han justificado las guerras de EE.UU., pero el actual incluso tendría el poder de convencer a Romney de liderar más de una.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai