Martes, 27 de Octubre del 2020
turismo


Montoya pide respaldo a FFAA que continúan persecución a narcoterroristas

Publicado el 16/04/12

Lima, abr. 16 . El excomandante general de las Fuerzas Armadas, Jorge Montoya, pidió hoy dar un respaldo unánime a las fuerzas militares y policiales que continúan la persecución de los delincuentes narcoterroristas, y consideró prematuro formular críticas cuando la operación aún no concluye.

Estimó que en momentos en que se desarrollan las acciones contra la columna armada que secuestró en la selva del Cusco a 36 trabajadores, hoy liberados, es poco prudente adelantar juicios sobre las operaciones.

Manifestó que lo único que se puede decir es que la primera fase de la operación cumplió a cabalidad su objetivo, que era conseguir la liberación, sanos y salvos, de los rehenes y en ese sentido “se puede hablar de un éxito”.

El almirante en retiro dijo que la liberación de los secuestrados no es fruto de la “buena voluntad” de los captores sino de la presión intensa impuesta por el cerco militar policial que anuló la posibilidad de escape de la columna narcoterrorista, llevando consigo a los 36 rehenes.

Basado en su experiencia militar, añadió que eso explica por qué los rehenes fueran dejados en libertad y no por el pago de una supuesta recompensa que, recordó, ha sido rechazada por el Gobierno y por la misma empresa a la que pertenecen los trabajadores.

En su opinión, no se pueden adelantar críticas a las operaciones sin un real conocimiento de la situación vivida en los enfrentamientos que se produjeron en la selva del Cusco y añadió que en toda operación militar hay un costo.

Dijo esperar que quienes hoy esgrimen críticas y piden responsabilidades lo hagan motivados por el dolor que causa toda muerte en acción de armas, y no por otras razones.

Lamentó que, sin conocer los hechos ni tener experiencia en este tipo de acciones militares, algunos “generales después de la guerra” planteen objeciones a las operaciones, aunque reconoció que en democracia todos tienen la libertad de decir algo.

“Pero me da pena que no valoren lo que significa una operación militar donde está en riesgo la vida de las personas”, subrayó.

Finalmente, refirió que incluso en el rescate de rehenes de la residencia del embajador de Japón en 1997 hubo bajas lamentables, de dos militares y un magistrado rehén, lo que -dijo- indica que en toda acción de esa naturaleza siempre habrá bajas, cuyo sacrificio hay que respetar.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai