Sábado, 31 de Octubre del 2020
turismo


“Aún idolatramos Dioses”

Publicado el 25/04/12

LIMA – Hoy, la mayoría de la humanidad cree que hay solo un Dios y que Abraham fue su profeta. Sin embargo, nuestro monoteísmo tiene grandes raíces politeístas. Nos encontramos ad portas de las Olimpiadas, la mayor competencia deportiva de todos los tiempos, la misma que se originó en las inmediaciones del monte griego Olimpo, donde los antiguos helenos juraban que residían los dioses. El mayor de todos era Zeus (también llamado Deus, de quien proviene la palabra Dios).

Aparentemente el cristianismo erradicó a las religiones paganas, aunque muchas de sus herencias se ven en nuestros días. La cruz que empezó a ser venerada hace menos de 2 mil años es muy similar a otros objetos de adoración en forma de T que los egipcios o los germanos llevaban colgados en sus cuellos (estos últimos lo identificaban con el martillo mágico de Thor).

En honor a los dioses grecorromanos se han bautizado a todos los planetas vecinos del nuestro (además de las principales lunas, asteroides y constelaciones de estrellas que conocemos), así como varios de los días del mes o los meses del calendario.

El nombre de Marte, el dios de la guerra, es el mismo del planeta al cual más nuestras naves han visitado y es la raíz de Martes o Marzo. Los meses de Julio y Agosto inmortalizan a los 2 primeros Césares que tuvo Roma y que se proclamaron como dioses.

César es la raíz de Káiser o Zar, quienes hasta hace un siglo fueron los emperadores más poderosos de Europa continental.

Antes de Cristo, el 25 de diciembre era considerado el día del dios persa de las legiones romanas Mitras, hijo del dios sol quien nació de una virgen y se inmoló por todos nosotros. La misa con vino y pan se inspira en los templos de Mitras, mientras el gorro del Papa se llama mitra.

Propios de la religión romana (y no del judaísmo en el que nació Jesús) eran los ritos de sumergirse en el agua para purificarse, colocar velas e incienso ante imágenes o hacer procesiones tras ellas (esto último lo vetaba el judaísmo).

De todas las distintas primeras iglesias cristianas, la que más ha sobresalido es la que se centró en Roma y en el latín, los cuales fueron, respectivamente, la capital y la lengua del imperio que crucificó a Jesús.

Aún hoy se producen grandes películas sobre los dioses paganos cuyas historias siguen deleitándonos, mientras que gran parte de los santos, imágenes, vírgenes y templos monoteístas se han superpuesto a los de otros cultos politeístas. Encima de muchos montes o lugares sacros precolombinos hay una cruz.

Incluso los musulmanes, que se jactan de ser el credo más monoteísta, obligan a todos sus fieles a visitar la Kaaba en la Meca, la cual antes de Mahoma era un lugar de peregrinación para todos los panteístas de la región.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai