Miercoles, 8 de Diciembre del 2021
turismo


“El retorno del Islam”

Publicado el 23/02/12

LIMA –

Más de la cuarta parte de los miembros de las Naciones Unidas es musulmana. Sin embargo, ninguno de ellos forma parte del club de 5 integrantes permanentes de su Consejo de Seguridad ni de los candidatos a ampliar éste.

La Unión Europea tiene 27 miembros, pero a ningún mahometano. Bosnia, Kosovo y Albania podrán ser sus aliados o usar el euro, pero son países islámicos que no forman parte suya. A Turquía no se le quiere dejar entrar, aunque Chipre es miembro pleno, pese a ser una isla asiática que queda debajo de Turquía.

A fines de esta década se habrán cumplido 32 juegos olímpicos, 25 olimpiadas de invierno y 21 copas mundiales de fútbol, pero jamás éstas se han dado en un estado de credo oficial coránico. Solo en 1984 se dieron juegos invernales en una ciudad de la Yugoeslavia secular y socialista con fuerte presencia de gente cuyos antepasados acudían a las mezquitas (Sarajevo).
La primera vez que un país mahometano será la sede de una competencia deportiva global será Qatar en el 2022 cuando se convierta, además, en el primer reino absoluto y estado de menos de 2 millones de habitantes en ser la sede de un mundial.
Sin embargo, las olimpiadas del 2012, si bien se realizarán en Londres, también serán las primeras que se disputen en una zona llena de mujeres con velo y hombres con indumentaria islámica. La sede del comité olímpico queda en el distrito londinense de Tower Hamlets, donde el alcalde y el parlamentario local son bengalíes apuntalados por la Mezquita del Este de Londres.

Gran parte de los nuevos edificios de lujo que se vienen construyendo en esa urbe tiene el estilo arquitectónico de sus inversionistas de Dubái (la ciudad líder global en edificación de rascacielos). Antes de las olimpiadas esta capital estrenará un nuevo sistema de transporte aéreo con el nombre de los emiratos: un sistema de tránsito de pasajeros mediante cables a más de 10 metros sobre la superficie.

Si antes de la II Guerra Mundial los semitas en Inglaterra y Europa eran la principal minoría religiosa, hoy, tras la matanza nazi y la emigración de la población judía, se ha minimizado; en cambio quienes rezan diariamente en la mayor lengua semita (el árabe del Corán) superan el 5% de la población de la UE y el 10% de la del Consejo de Europa.

Pese a que Occidente ha segregado al Islam como un símbolo de atraso y en sus países ha centrado varias de sus invasiones, los mahometanos tienden a avanzar demográfica y económicamente en las metrópolis europeas



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai