Sábado, 8 de Mayo del 2021
turismo


“Cultos secretos de Assad y Romney”

Publicado el 27/02/12

LIMA –

En EE.UU. muchos candidatos republicanos compiten entre sí en ver quién pide mayores grados de intervención en Siria a fin de derrocar a Assad. Sin embargo, en caso que el favorito en esta lid, Mitt Romney, llegase a la Casa Blanca, esto haría que Washington y Damasco, por más enemistad que tuvieran entre sí, compartiesen el tener presidentes miembros de las religiones secretas más importantes de sus respectivas regiones.

Todas las grandes fes del mundo (cristianismo, Islam, hinduismo, budismo, sintoísmo, sikismo y judaísmo) se basan en templos y ceremonias abiertas, pero los mormones de Romney y los alawitas de Assad tienen a sus principales rituales tan ocultos que muchos de sus correligionarios no pueden participar en éstos y que filmarlos o hablar de ellos fuera de éstos les está vetado.

A los templos mormones sólo pueden entrar una elite de ellos (y hasta hace 1/3 de siglo los de piel oscura eran segregados), mientras que los alawitas no construyen templos, conducen sus ceremonias en casas y sólo una minoría de ellos puede conocer los misterios de su credo.

Los actuales 5 a 6 millones de alawitas/drusos y también de mormones se refugiaron en las montañas del oeste de sus respectivos países escapándose de la persecución. Mormones y alawitas fracasaron en crear un Estado propio y luego decidieron expandirse. Los mormones en menos de 7 décadas pasaron de 1 a 14 millones de fieles en todo el mundo y han ido capturando posiciones claves dentro del mayor partido de EE.UU. (el republicano). Los alawitas fueron copando el ejército y el partido único Baath de Siria, a los que acabaron por dominar con un golpe desde 1970.

Si bien los mormones se dicen cristianos y los alawitas musulmanes, sus creencias se sincretizan con otros credos y ellos son considerados herejes por esas 2 grandes religiones.

Los alawitas creen que hay 7 manifestaciones humanas de Dios empezando por Adán y terminando en Jesús y Alí y que al final las almas de los puros deben llegar a las estrellas. Los mormones inicialmente creían que Adán era un Dios, nieto del dios Elohim, hijo del Dios Yahvé y padre del Dios Jesús, y aún creen que ellos pueden llegar a ser dioses y liderar sus propias estrellas.

Ambos se distinguen de su entorno por ser más machistas. Si los mormones antes preconizaban la poligamia y hoy excluyen a las mujeres del sacerdocio o de conducir sus rituales, los alawitas apartan a las mujeres de sus servicios y las consideran seres impuros.

Entrenados en el arte de lo secreto y del espíritu de cuerpo muchos mormones y alawitas están predispuestos para entrar en los servicios de inteligencia en EE.UU. y Siria, respectivamente. Hoy Damasco se apoya en la lealtad de las tropas alawitas, mientras que Washington se aprovecha de las informaciones y labores conseguidas con 52,000 misioneros mormones en todo el mundo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai