Sábado, 27 de Febrero del 2021
turismo


” ¿Nueva Somalia? “

Publicado el 24/11/11

LIMA –

Hillary Clinton ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que Libia se desgarre como Somalia en sanguinarias luchas entre tribus y regiones deviniendo en un nuevo caldo de cultivo para grupos militantes islámicos.

Tanto Libia como Somalia tienen varias características en común. Ambos son países costeros y semidesérticos del África. En este continente donde la mayoría de las repúblicas contienen a numerosas nacionalidades con idiomas o credos disímiles, Libia y Somalia se destacan porque el 99% de su población habla la misma lengua y profesa la misma variante del Islam.

Sus divergencias internas están basadas en tribus. Somalia y Libia fueron las únicas colonias que tuvo Italia antes de los sucesos que condujeron a la II Guerra Mundial. Después pasaron a la administración británica tras la derrota de Mussolini en 1943 y luego de la independencia terminaron bajo la dictadura nacionalista de un caudillo todopoderoso.

El coronel Gadafi tomó el poder en Libia el 1 de setiembre de 1969 y 7 semanas después, Siad Barre hizo un golpe similar en Somalia. Ambos proclamaron que sus países estaban bajo revoluciones socialistas y antiimperialistas, se ligaron con grupos armados en el exterior, propiciaron la expansión internacional de sus fronteras, incluso utilizando fracasadas vías militares (Libia hacia unificarse con otras naciones árabes o africanas y Somalia buscando reintegrar áreas de mayoría somalí en su vecindario) y adoptaron una bandera de un solo color queriendo mostrar la unidad étnica de sus naciones.

Mientras Barre emuló a Mao y a su libro rojo, Gadafi nunca llegó a proclamarse marxista leninista y desarrolló su propio libro verde combinando el mahometanismo con un discurso de igualdad social.

Tras el fin de la guerra fría, Gadafi va abandonando su anterior belicosidad anti-Occidente y se convierte en un aliado de esta contra Bin Laden. Barre, sin petróleo, termina barrido por el desplome del “bloque socialista”. En 1991 levantamientos internos en Somalia deponen a Barre.

Las potencias occidentales no participaron en ello, aunque luego EE.UU. entraría para hacer frente a nuevos poderes locales acusados de propiciar el terrorismo. En estas últimas 2 décadas, Somalia ha sido desangrada por numerosos conflictos internos acrecentados por la hambruna. Hoy no existe un Estado nacional y el país está subdividido de acuerdo a diferentes caudillos y tribus: desde la república independiente de Somalilandia hasta zonas del sur gobernados por grupos pro-Al Qaeda.

La Libia 2011 se asemeja a la Somalia post-1991 en que hay numerosas rivalidades entre tribus, regiones y caudillos, lo cual se exacerba debido a la resistencia gadafista, el choque entre seculares y religiosos, la pugna entre libios pro-occidentales, pro-reinos árabes y pro-persas, y por gran la presencia de tropas e intereses petroleros extranjeros.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai