Lunes, 26 de Julio del 2021
turismo


“Ausencia de temas internacionales en debate presidencial”

Publicado el 02/06/11

LIMA – En muchas naciones, en los debates entre aspirantes a gobernantes se exige discutir la política externa, pues ésta siempre interactúa con la interna. Llama la atención que la única polémica presidencial para la segunda vuelta peruana es que ésta se haya limitado a asuntos domésticos.

El Perú no es una isla y muchos de sus problemas sólo se pueden resolver en conexión internacional.

Se habló levemente del TLC con EE.UU., donde Fujimori cuestionó a Humala por haber cambiado de posición (al igual que en la cuestión de la Constituyente) adaptándose al equipo de Toledo, a quien antes, según ella, él quiso deponer.

Sin embargo, no se habló de otros TLC con otros mercados o de qué hacer ante la emergencia de China e India. Humala no pudo explicar cuál es su nueva posición ante la ALBA, si busca entrar o asociarse a ésta o crear un nuevo bloque económico nacionalista entre la ALBA y los amigos de Brasil y Argentina.

Nadie habló de la Comunidad Andina. Keiko no dijo si acentuaría la misma línea pro EE.UU. de Colombia y Ollanta si inclinaría la balanza al eje Ecuador-Bolivia buscando reincorporar a Venezuela.

Tampoco se tocó a la Unasur. Si bien los dos candidatos se dicen hinchas de Lula, Fujimori no pudo decir si seguiría la misma diplomacia de Brasilia de reparos hacia Honduras, cierta resistencia a EE.UU. e ir hacia un bloque subcontinental tipo Unión Europea.

No se mencionaron las guerras en Iraq, Afganistán y Libia. Fujimori no pudo decir si tomaría una actitud como la de Uribe o el ARENA de El Salvador de apoyo a intervenciones en esos países y Humala si respaldaría la línea de Venezuela y Nicaragua de acercamiento a Libia, Irán o Siria. Nadie tocó al diferendo israelí-palestino.

Ollanta no pudo responder a las acusaciones que se le hacen de ser la punta de lanza de las multinacionales del Brasil y Keiko de las de Chile, Japón y Occidente.

El tema Chile, que antes Humala azuzó incluso hasta querer provocar una carrera armamentista, no se abordó, como tampoco el diferendo marítimo con este país y los reclamos de Bolivia. Humala no pudo precisar cómo serían sus acercamientos con Morales y si ello podría dar paso a algo parecido a una confederación peruano-boliviana.

Humala eludió a Fujimori cuando le increpó por haber pedido la condición de “beligerante” al derrotado senderismo (como tampoco Keiko no respondió ante diversas acusaciones de corrupción), pero ello no se conectó a la cuestión de las FARC y a la solución del problema interno colombiano y los choques que ello ha causado con Venezuela y Ecuador.

Humala dijo que el Perú vive de la renta minera y de las remesas de los expatriados, pero no se les planteó nada (salvo Keiko, para decir que alentaría su regreso al país).

No se habló de qué pasaría con el servicio diplomático, si se mantendría su actual independencia profesional o si es que se buscaría volver a partidarizarlo, o qué se haría para que el pasaporte peruano deje de ser tan basureado en el exterior.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai