Lunes, 25 de Enero del 2021
turismo


El último capitulo: Barcelona recibe mañana al Real Madrid con una gran ventaja

Publicado el 02/05/11

Barcelona, (dpa) -Después de los exabruptos, los videos y las denuncias ante la UEFA, el fútbol tiene la palabra. El último de la intensa y extenuante serie de cuatro superclásicos entre Barcelona y RealMadrid decidirá mañana quién es el mejor.

Los noventa minutos -si no hay prórroga- del partido de vuelta de la Liga de Campeones europea en el Camp Nou definirán cuál de los dos gigantes del fútbol español, que han dominado la temporada de forma tiránica, se sube a lo más alto del podio.

Con la Liga española prácticamente en manos del Barcelona y la Copa del rey en poder del RealMadrid, la Champions inclinará finalmente la balanza de uno u otro lado.

El Barcelona parte con ventaja tras el 2-0 que logró en la ida en el Santiago Bernabéu. Nunca cayó el equipo azulgrana con una renta así en un duelo a doble partido en Europa.

Pero si hay alguien capaz de un gesta así es el Real Madrid. “Un equipo que tiene nueve copas de Europa jamás da una eliminatoria por perdida, estoy convencido de eso”, dijo el entrenador del Barcelona, Josep Guardiola.

El equipo blanco ganó 2-0 en el Camp Nou en la ida de otra semifinal de Champions, en 2002, camino del título de campeón europeo en Glasgow. A ese espíritu deberá apelar un José Mourinho que se presentó derrotado en su polémica rueda de prensa del miércoles.

“El RealMadrid está eliminado de la Champions”, dijo el técnico blanco tras el partido de ida, en el que una expulsión de Pepe cuando el marcador aún estaba 0-0 desató su lado más irascible.

Mourinho, que vio la roja por sus gestos despectivos al árbitro y no podrá estar mañana en el banquillo del Camp Nou, cuestionó las victorias del Barcelona e insinuó conspiraciones de la UEFA en su contra.

La tensión, alta ya de por sí en duelos entre los eternos enemigos, se disparó aún más con denuncias cruzadas en la UEFA. El Barcelona se queja de la agresividad blanca, el Madrid de las simulaciones sobre el campo de los azulgranas.

En este ambiente llegó a la fría y lluviosa Barcelona el último acto de la tetralogía de clásicos en 18 días. La relación entre los jugadores de ambos equipos, en los que hay muchos campeones del mundo con España, está deteriorada. La de los técnicos es inexistente. Y las directivas mantienen silencio mientras sus departamentos de marketing elaboran videos incendiarios.

Su plan anti-Barça, que tan bien funcionó en la final de Copa, fracasó en la ida de la Champions. La necesidad de remontar le obliga a modificar su sistema preferido, basado en la renuncia al balón y la presión defensiva en busca del contragolpe.

No podrá contar además con Pepe, la pieza clave en su “trivote” en el centro del campo, ni con Sergio Ramos, ambos sancionados. El portugués podría optar por una alineación muy parecida a la que perdió 5-0 en la ida de la Liga en el Camp Nou, con Xabi Alonso y Lass Diarra como mediocentros defensivos, Mesut Özil algo más adelantado y un tridente arriba formado por Angel Di María, Cristiano Ronaldo y Emmanuel Adebayor.

En el Barcelona nadie duda del sistema. Su apuesta por el balón nunca varía. La duda está en saber si Andrés Iniesta estará a punto para unirse a Xavi y Sergio Busquets en el centro del campo.

Por arriba son fijos David Villa, Pedro y Lionel Messi, mientras que en la defensa, protegiendo a Víctor Valdés, estarán probablemente Dani Alves, Javier Mascherano, Gerard Piqué y Carles Puyol.

El premio no es sólo la final de la Champions el 28 de mayo en Wembley. Si los catalanes ganan, su hegemonía sobre el RealMadrid se prolongará un año más. Si ganan los madrileños, truncarán de forma brillante, al menos por un año, el ciclo aplastante del Barça de Guardiola y Messi.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai