Miercoles, 20 de Enero del 2021
turismo


La ‘boda del siglo’

Publicado el 30/04/11

En la tapa de hoy del The Guardian, uno de los principales diarios británicos, se decía que la unión de dos personas va a ser presenciada por dos mil millones de televidentes en todo el planeta.

Cientos de miles se han amontonado en las calles y parques del Reino Unido para celebrar lo que puede ser descrita como la boda más popular que haya tenido hasta hoy el siglo XXI.

Una comentarista afirmaba que Elizabeth II no es solo la monarca británica sino que es mundialmente conocida solo como ‘la reina’.

Los Windsor son hoy la principal familia real del planeta. Sus territorios bordean los 20 millones de kilómetros cuadrados y la Mancomunidad de Naciones que Elizabeth II preside agrupa a más de un cuarto de la humanidad.

Esta boda ha sido una forma de legitimarse. Han mostrado una pareja genuinamente en amor y sin que ésta sea presa de escándalos (como los que rodearon a Diana y Carlos). La ceremonia ha sido minuciosamente preparada y ha demostrado cuan cercanos son los ritos católicos con los de la única iglesia del mundo que es encabezada por una monarquía local (la anglicana).

William, al igual que su hermano y su padre, vistió uniforme militar. Ello muestra su compromiso por apuntalar a una de las FFAA que más guerras han librado y sigue librando en el mundo.

Los caballos, los jinetes y la carroza real muestran el lado tradicional que se quiere retener para darle más fuerza a una monarquía que busca liberalizarse y modernizarse (uno de los huéspedes más connotados fue Elton John con su esposo gay).

La inmensa masa que ha salido a las calles a ver a los novios salir en carrozas o en pantallas gigantes contrasta con la casi nula presencia popular cuando David Cameron y Nick Clegg se posesionaron en este gobierno. De hecho es mayor a la de cualquier marcha reciente, aunque no tan grande como la que reunió entre 1 a 2 millones de británicos contra la guerra en el 2003 o a los que regularmente asisten al carnaval londinense de Notting Hill.

Dentro de los convidados estuvieron los anteriores dos primeros ministros conservadores (Thatcher y Mayor), pero no los dos laboristas (Blair y Brown). Para la ceremonia se revocó a último minuto la invitación al embajador de Siria, debido a la represión que su república hace a protestas populares.

Sin embargo, no se hizo lo mismo con ninguna de las familias reales árabes. Esto, pese a que todas ellas se han unido para reprimir a sangre y bala a las marchas pro-democracia en Bahréin. Mientras William se desposaba los aviones de su fuerza área bombardean Libia, en tanto que los monarcas sauditas reprimen el descontento en su propio país y en Bahréin, al cual han intervenido.

Otras familias reales invitadas han sido las europeas que regentan España, Mónaco, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Dinamarca, Suecia y Noruega y también las que fueron depuestas por sus poblaciones como las de Bulgaria, Grecia, Yugoslavia y Rumanía. También fueron convidadas las monarquías de Malasia, Brunei, Lesoto, Suazilandia, Tonga y Tailandia, alguna de las cuales son totalitarias o polígamas. En cambio, ningún presidente de cualquier república del mundo estuvo en las nupcias.

Las posesiones americanas que heredará William

El área combinada de los reinos americanos de los Windsor es similar al de toda Hispanoamérica.

La nueva pareja real no solo es la heredera al trono británico sino también al de otros 15 países del mundo.

Los territorios donde Elizabeth II es la monarca (y donde William debería reinar en un futuro) abarcan a 16 Estados y a otros 14 territorios esparcidos en todos los océanos y continentes. Todos estos suman más de 20 millones de kms 2, aunque si excluimos a los de la Antártida son 18.8 millones de kms2. Esto implica un área 10% mayor a los 17 millones de kms 2 que tiene Rusia, el país más extenso. Las posesiones de los Windsor fuera de Gran Bretaña tienen un área al menos 75 veces mayor que la de su isla nativa.

Los territorios que Elizabeth II regenta en Oceanía superan el 95% de todo ese continente e incluyen a todos los 3 Estados que allí tienen una substancial población y territorio (Australia, Nueva Zelandia y Nueva Guinea) además de otros archipiélagos (Tuvalu – la isla que se hunde y de la cual sale el preciado dominio de internet .tv – e islas Salomón).

Sin embargo, aún más extensa es el área que los Windsor gobiernan en las Américas. Estos están compuestos por 9 naciones independientes y 8 dependencias, incluyendo el Estado más grande que este continente haya tenido jamás: Canadá. La suma de todos los territorios americanos de Elizabeth II superan los 10 millones de kms 2.

Por paradójico que parezca el inglés no es la lengua única o la mayoritaria en todos esos 9 Estados americanos. Canadá es el país del mundo que tiene más población de habla nativa francesa fuera de Francia. Allí hay más franco-parlantes que Suiza o Bélgica.

Por esa misma razón Canadá debe ser considerado como el país latinoamericano más grande. También hay otros Estados de habla mayoritariamente latinas al sur de EEUU que veneran a la actual pareja real como suya. Estos son Santa Lucía, donde se habla una variante local del francés y que es la nación que tiene más premio Nobel por habitante, y Belice, que queda en la zona maya y donde la mitad de sus habitantes hablan español.

Jamaica es la segunda posesión americana de los Windsor tanto en cantidad de territorio como en población. Allí, al igual que en la mayor parte del Caribe britanizado, la gente ha creado sus propios idiomas combinando el inglés con raíces africanas y amerindias.

Antigua y Bermuda y San Vicente y las Granadinas son dos monarquías timoneadas por Elizabeth II que se encuentran en el izquierdista ALBA junto a Bolivia, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Cuba y Dominica.

Bahamas, Barbados, Granada, San Cristóbal y Nevis son otros Estados caribeños de la reina, la cual, además, posee en ese mismo continente otras dependencias: las islas Turcas y Caicos, Vírgenes británicas, Malvinas y Caimán, Monserrate, Bermuda y Anguila.

William y Kate también tienen derechos sobre Gibraltar en España, el archipiélago de las Pitcairn al este de la isla chilena de Pascua, una zona de Chipre y otra en el Indico y todas las islas que hay al oeste de Sudamérica: las Malvinas y las de los Sándwiches y Georgia del sur, Ascensión, Tristán da Cunha, y Santa Helena.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai