Lunes, 18 de Enero del 2021
turismo


“Balotajes en la historia”

Publicado el 14/04/11

LIMA – La elección presidencial en dos vueltas es un sistema relativamente nuevo. Hoy Francia y 13 de las 20 repúblicas latinoamericanas lo usan.

En la mayoría de los casos la Presidencia pasa a quien haya ganado la primera vuelta, varias veces sin que haya necesidad de ir a una segunda.

Sin embargo, hay circunstancias en las cuales quien quedó segundo acaba ganando la vuelta final.

Perú, en ese sentido, es el caso más resaltante. En la mitad de los 4 balotajes que hasta hoy ha tenido ese país terminó venciendo el inicial perdedor de la primera vuelta. En 1990 y 2006 quien quedó segundo acabó llegando a Palacio con el voto de la mayor parte de los derrotados en la primera jornada apelando a la necesidad de frenar al peligro mayor.

El 5 de junio el Perú debe llevar a cabo el quinto balotaje de su historia.

Por una parte está Ollanta Humala, quien de no ganar se convertiría en la primera persona en el mundo que triunfa en dos primeras rondas consecutivas (2006 y 2011) pero quien es derrotado en el turno final. Por otro lado, está la hija de Fujimori, quien en 1990 fue el primer perdedor de una segunda vuelta que ganó un balotaje en ese país y quien –además- nunca ha sido derrotado en ninguna de las 3 presidenciales en las que ha competido.

Humala y Keiko han sacado, respectivamente, poco menos del 32% y del 24% de los votos válidos. El porcentaje de Keiko es el más bajo que haya sacado peruano alguno al ingresar en un balotaje. No obstante, otros suramericanos llegaron a la Presidencia tras haber sacado un porcentaje aún más chico que ese en la primera vuelta.

En Argentina 2003, Kirchner obtuvo el 22.24% frente al 24.45% de Menem. En Ecuador 2006 Rafael Correa sacó el 22.89% ante el 26.64% de Álvaro Noboa. En Argentina Menem se retiró pues sabía que el grueso del resto se iba a unir contra él para secundar a Kirchner (quien, encima, es miembro de su mismo Partido Justicialista). En Ecuador Correa acabó recibiendo el 56.67% apelando al apoyo del centro a la izquierda contra su millonario rival.

En ambos casos el nacionalismo se impuso a una derecha que sólo le aventajó inicialmente por 2 a 4 puntos.

En el Perú el nacionalista Ollanta le lleva 8 puntos a Keiko, y entre 5 a 8 puntos a los que entonces obtuvieron Menem o Noboa. Encima es la segunda vez consecutiva que gana una primera vuelta (y, además, con un similar porcentaje).

La Fujimori no tiene la ventaja que tuvo su padre, Kirchner o Correa de poder querer unir en torno a ella al grueso de los derrotados en la primera vuelta, pues muchos de ellos no están convencidos que ella represente el “mal menor” ante Humala.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai