Sábado, 23 de Enero del 2021
turismo


Amazonia peruana tendría la clave de la extinción de los dinosaurios

Publicado el 04/03/11

Lima, (EFE).- Un radical cambio climático hace 70 millones de años puede ayudar a explicar los cambios vividos con el fin del Cretácico y la desaparición de los grandes dinosaurios, según parecen revelar unos restos fósiles encontrados en la Amazonía peruana.

 

“Con este descubrimiento mostramos lo que los científicos venían hace tiempo proponiendo, que no fue el meteorito de Yucatán lo que extinguió a las especies, sino que la extinción había empezado antes”, explico a Efe el director del Museo Paleontológico Meyer-Hönninger de Chiclayo, Klaus Hönninger.

Hönninger se refiere al hallazgo de unos fósiles encontrados en estratos de varios ríos de la Amazonía peruana, un entorno que en los últimos tiempos desvela secretos animales, botánicos, arqueológicos y ahora paleontológicos.

Por precaución, el científico se niega a revelar la localización exacta de estos estratos estudiados y se limita a decir que están en las cuencas del Ucayali y el Huallaga, pues quiere evitar la aparición de oportunistas y depredadores.

La teoría más aceptada para explicar la gran extinción del Cretácico era hasta el momento la propuesta por el premio Nobel Luis Álvarez, que defendía que el impacto hace 65 millones de años de un meteorito en Yucatán (México) provocó la extinción de buena parte de la fauna y flora que habitaba el planeta y que supone el paso de la era de los grandes saurios a la de los mamíferos.

Sin embargo, y según señaló Hönninger, esta teoría tiene un punto débil: ¿cómo se explica que ante una catástrofe de este tipo algunas especies sobrevivieran mientras otras se extinguieron?

Movidos con esa inquietud, los científicos del museo Meyer-Hönninger comenzaron a recorrer desde el pasado noviembre las cuencas de varios ríos de la Amazonía peruana, en busca de estratos pertenecientes a aquella remota era geológica.

Con esta teoría, Hönninger no quiere eliminar de la ecuación al meteorito, pero sí devalúa su importancia en el proceso de extinción: “El meteorito de Yucatán vendría a ser la cereza encima de la torta”.

“Lo que hemos descubierto es un hecho histórico que va a abrir la puerta a muchas investigaciones. Va a haber una revolución a nivel mundial, porque mucha gente estaba esperando un resultado como este”, agregó.

Para empezar, en agosto se espera la llegada a Perú de expertos de universidades de Austria, Alemania, Francia y Estados Unidos, que se sumarán a los científicos locales para continuar estudiando los estratos de la selva peruana.

Una selva que ha demostrado ser un lugar privilegiado para la geología, gracias, según explicó Hönninger, a los pocos “disturbios geológicos” que su tierra ha sufrido, lo que permite tener a disposición de los científicos una narración limpia de la historia del planeta tierra.

Temas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai