Miercoles, 2 de Diciembre del 2020
turismo


Liam Neeson hablo por primera vez del fallecimiento de su esposa Natasha Richardson

Publicado el 16/02/11

El actor ha confesado a la edición de marzo de la revista ‘Esquire’ que, aunque hayan pasado casi dos años, no consigue superar la muerte de Natasha. En un principio, según reconoce, no sabía cómo lidiar con la profunda pena que sentía. “Creo que he sobrevivido corriendo hacia delante. Corriendo hacia el trabajo”.

Pero estas distracciones no duraron mucho, “es lo malo de las penas”, añadió el actor. “No estás preparado para ello. Piensas que vas a llorar y poder sobrellevarlo. Haces esos planes, pero nunca funcionan”.

Natasha Richardson murió en marzo de 2009 después de sufrir un accidente de ski. La actriz se cayó practicando en una pista para principiantes, en una estación canadiense.  Tras dos días en muerte cerebral, su marido y sus dos hijos decidieron desconectarla.

Según Liam Neeson este hecho aún le “sacude en medio de la noche“. “A lo mejor estoy caminando tranquilamente, me siento relativamente contento, y de repente, boom. Es como si te golpearan en el pecho”.

La última vez que vio a su mujer

“Entré en la sala de emergencias, podía haber como 70 u 80 personas, brazos rotos (…), y por primera vez en años nadie me reconoció”, ha relatado Neeson. “Ni las enfermeras, ni los pacientes, nadie. Había viajado mucho para llegar y ahora no me dejaban verla. Entonces empecé a mirar a todo el mundo y a empujarles, diciendo: ¡Sé que mi mujer está aquí en algún sitio!”

“Saqué mi teléfono móvil, entonces vino un guardia de seguridad y me dijo que colgara. Estuve a punto de preguntarle si me reconocía, cuando desapareció”, continuó Neeson, “así que decidí salir fuera y pensé: Hace mucho frío, ¿qué voy a hacer ahora?.

“Una vez fuera ví a dos enfermeras, fumando. Me levanté y afortunadamente una de ellas me reconoció”, confesó Liam a la publicación. “Me sentí muy agradecido. Por primera vez en no sé cuánto tiempo me alegré de que alguien me reconociera”, confesó el actor. “Entonces una de ellas me dijo: Ve por ahí, por la puerta de atrás, a la derecha, ella está en una de esas habitaciones. Así que llegué a tiempo”.

Fue en ese momento cuando su vida cambió para siempre ya que “todos aquellos doctores que parecían tener 18 años, me dijeron lo peor”, la trágica noticia de que ya no se podía hacer nada por la actriz británica.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai