Lunes, 30 de Noviembre del 2020
turismo


Vargas Llosa trabajó como “cuenta muertos”

Publicado el 10/10/10

Revela que tuvo muchas “ocupaciones alimenticias” para mantenerse

Al escritor y Premio Nobel de Literatura 2010 Mario Vargas Llosa no le vino la fama por un golpe de suerte. Como él mismo lo reconoce, fue un largo proceso de constancia y esfuerzo de más de 50 años, en el que tuvo un sinnúmero de “trabajos alimenticios”.

En una entrevista radial, el laureado escritor recordó que en su juventud acumuló siete trabajos para poder sacar adelante su matrimonio con su primera esposa, su tía Julia Urquidi, y mantener viva su vocación de escritor.

A fines de los años 50, trabajó con el historiador Raúl Porras Barnechea recopilando fichas de historia. También escribió para “El Comercio” una columna literaria y elaboró un manual de Educación Cívica para los alumnos de la Universidad Católica. Asimismo, fue asistente de la biblioteca del Club Nacional y redactor de Radio Panamericana, y en un momento hasta cajero de banco.

Pero su oficio más peculiar fue como “cuenta muertos” en el cementerio Presbítero Maestro. Dicho trabajo consistía en identificar las tumbas y muertos perdidos en los archivos de la Beneficencia Pública y, por el que, según recuerda, le “pagaban por muerto”.

Reveló que con estos oficios pudo tener un ingreso de 3 mil 500 nuevos soles mensuales y hasta se permitió seguir estudiando en la universidad.

“Tuve siete trabajos mientras estudiaba en la universidad. No sé si eso habla bien de mí o mal de la universidad”, agregó.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai