Martes, 1 de Diciembre del 2020
turismo


Elecciones en Venezuela y Reino Unido

Publicado el 30/09/10

Este fin de semana el laborismo británico tuvo las primeras elecciones para nominar a su líder en 16 años, las mismas que han sido las que más participación han tenido de todas las internas partidarias, mientras que en Venezuela se dieron elecciones parlamentarias en las que el gobernante Partido Socialista (PSUV) volvió a ganar pero sin conseguir mayoría absoluta en los votos.

El laborismo es el partido “rojo” que más tiempo gobierna un país del mundo por la vía electoral, mientras que el PSUV perdió ese puesto en mayo.

A fines de los 1990s cuando Blair y Chávez debutaron en el poder ambos hablaban de la “tercera vía” entre el capitalismo liberal y el estatismo socializante. Sin embargo, gradualmente ambos fueron evolucionando en direcciones opuestas.

Blair se convirtió en el principal aliado de Bush en todas sus guerras, mientras que Chávez se tornó en su principal oponente en las Américas.
Blair y Chávez fueron re-electos más de una vez. El primero creía que su secreto estaba en desafilarse lo más posible y acercarse más al centro para evitar enemistarse con las capas medias y los grandes empresarios. El segundo, más bien, sigue considerando que la mejor manera de permanecer en el poder es fustigando más a la derecha y haciendo que el Estado intervenga más en la economía.
Las elecciones del 2010 han debido servir para saber cuál de las dos estrategias sería la más apropiada. El laborismo perdió pero Blair le echa la culpa de ello a que su sucesor Brown giró levemente a la izquierda dejando de lado la anterior línea centrista del “Nuevo Laborismo”.
El fin de semana el laborismo tuvo sus primeras elecciones internas a líder nacional desde que en 1994 se diera la que eligió a Blair. En éstas la mayoría de los más de 300,000 que votaron en éstas no solo que no le hicieron caso a Blair (quien, para reforzar sus planteos, publicó en la víspera sus memorias fustigando a Brown por no haberle seguido) sino que, incluso, fueron más a la izquierda de lo que los medios pronosticaban.

Como candidato para alcalde de Londres el laborismo votó en una escala de 2 por 1 para que Ken Livingstone vuelva a ocupar la jefatura de la mayor capital europea. En el 2000-2008 cuando el “Red Ken” (el rojo Ken) se convirtió en el primer burgomaestre de la historia de Londres él fue el principal admirador de Chávez en la Unión Europea. La que fuera la sede del mayor imperio ultramarino de todos los tiempos llegó a tener a sus bases funcionando con petróleo venezolano subsidiado.

Como líder del partido los sindicatos lograron imponer a “Red Ed” (el rojo Ed Milliband), el hermano de quien fuera el secretario de relaciones externas del gobierno laborista pero que abiertamente condena haber enviado tropas a Iraq y pide un retorno a las políticas sociales que Blair y Brown dejaron de lado.

Ed ha decretado el fin de la “tercera vía”, del “nuevo laborismo” y de los intentos de la socialdemocracia de reactivarse pegándose al centro. Ed, si bien no es tan radical como Ken, abre las puertas hacia un giro a la izquierda de la socialdemocracia británica y europea.

El domingo Venezuela tuvo elecciones parlamentarias. El PSUV se jacta de que ganó con el 48% al 49% de los votos y 97 a 98 de los 165 congresistas. Sin embargo, la oposición le retruca que ésta logró unirse, que quedó a un solo punto de Chávez, que el PSUV no llegó al 50% de los votos y que ha logrado entrar al congreso (en el que no figuraba) para colocar allí a 65 parlamentarios. Chávez, si bien tiene mayoría congresal, carece de los 2/3 necesarios que se requiere para hacer una serie de modificaciones.

Todo gobierno sufre un desgaste y muchas veces se da que el oficialismo sea castigado a mitad de su mandato en una elección que no sea la que define el ejecutivo. En el caso del gobierno laborista de 1997-2010 este partido, si bien ganó 3 elecciones generales solía perder en las elecciones municipales.

La elección venezolana se ha dado sin mayores denuncias de fraude y el hecho de que los antichavistas tengan el 40% del legislativo es algo que será usado por el Presidente como un factor de legitimidad. Sin embargo, la oposición siente que ha avanzado y ahora querrá aprovechar que están en el parlamento (al cual no quisieron entrar pues previamente le boicotearon) para amenguar varios proyectos de ley.

Los resultados que se han dado en Venezuela y Reino Unido van a afectar a ambos países a más largo plazo que inmediato. En el primer país el PSUV sabe que de ahora en adelante deberá lidiar con un congreso en el cual no tienen el 66% necesario para hacer pasar una serie de medidas radicales y que la oposición si podría desplazarlos eventualmente del poder por la vía electoral.

Mientras que eso podría conducir a que se desarrollen tendencias en el PSUV que tiendan a buscar un compromiso con la centro-derecha, en Reino Unido el laborismo viene concibiendo que la mejor manera de reactivarse es moverse hacia una mayor beligerancia contra los otros dos grandes partidos, quienes ahora cogobiernan.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai