Lunes, 21 de Septiembre del 2020
turismo


Temporada de Zarzuela: La Leyenda del Beso

Publicado el 13/07/10

Zarzuela en tres actos, con libreto de Enrique Royo, Antonio Paso (hijo) y Silva Aramburu.

Música de Reveriano Soutullo y Juan Vert, estrenada en el Teatro Apolo de Madrid, el 18 de enero de 1924.
Compuesta en un momento de evolución de la zarzuela del siglo XX, el de la restauración de la zarzuela grande,
un retorno a los modelos más primigenios de la zarzuela romántica.

La leyenda del beso es uno de los grandes títulos de la zarzuela del siglo XX, centrada no sólo en la tradición, sino con guiños y referencias de clima acústico que en ocasiones nos recuerda a Puccini y en otras al Wagner de Tannhäuser.

Contiene una cuidada orquestación, una habilidosa integración de los solistas y el coro, así como un gran conocimiento de las voces y, sobre todo, una enorme capacidad para la creación melódica y lírica

Director : Espartaco Lavalle Terrry (Perú)
Régie : Emilio Montero (Perú)
Escenografía : Pepe Sialer
Vestuarios : Emilio Montero
Realización de Vestuario: Talleres Opera de Lima “Romanza” – DANAO
Realización de Escenografía: Talleres Opera de Lima “Romanza”

AMAPOLA: MILAGROS MARTIN
CONDE MARIO : LUIS CANSINO

IVAN: FRANCESCO PETROZZI
MADRE ULITA : MARIELA TREJOS
ALESKO: WILSON HIDALGO
CRISTOBAL: ENRIQUE VICTORIA
CORAL: LORENA ARANDA
GORON: ORCAR CUYA
SIMEONA: ROSA PARODI

ARGUMENTO
Acto I. Mario, señor de una importante heredad castellana, vuelve con sus amigos de la cacería con la que celebra su inminente boda. Aparece Juan -el guarda- indicando que una tribu de gitanos pide permiso para acampar en las inmediaciones. Acompañan a Juan varios gitanos, entre ellos Amapola, una hermosa joven que impresiona a Mario por su belleza. Mario entabla conversación con Amapola, pero Iván, el gitano enamorado de la muchacha, la aparta de la presencia del señorito. Mientras Iván y Amapola discuten, el gitano recuerda que hace veinte años, en ese mismo lugar murió la madre de Amapola. Mario autoriza la acampada; promete ir al día siguiente, al campamento, para escuchar los cantos y danzas gitanas y confiesa que por un beso de la joven sería capaz de la mayor locura.
Al poco, se oye la voz de Amapola pidiendo socorro. Ha sido herida por un jabalí y la traen desmayada a la mansión. Cuando se recobra, Mario descubre su pasión y pretende besarla, instante en el que aparece madre Ulita, la hechicera de la tribu, diciéndole que si besa a la joven encontrará la muerte. Ulita cuenta la leyenda: la madre de Amapola renegó de su raza por amor hacia un noble. Pasada la perecedera belleza, fue humillada por el hombre y juró venganza, poniendo la muerte en los labios de la hija.

Acto II. En el campamento gitano se prepara la prometida fiesta. Iván está decidido a no asistir pero madre Ulita le dice que la pasión del Conde por Amapola será pasajera y que, en cualquier caso, ella defenderá su amor. Los aristócratas llegan dispuestos a divertirse, las gitanas les leen la buenaventura y Mario, rezagado, habla con Amapola proponiéndola que deje a Iván y que acuda por la noche, sola, al castillo. La muchacha promete ir. En la fiesta hay un conato de enfrentamiento con Mario que evita Ulita.

Ha caído la noche y Mario espera -inseguro- la llegada de Amapola. La joven entra en escena y Mario la besa apasionado. La presencia de Ulita increpando a la joven la traición a sus orígenes hace recapacitar a Amapola quien recordando la historia de su madre, parte con los suyos hacia el incierto camino. Mario contempla cómo se alejan ý ve muerta la ilusión de su amor.
Comentario

La Leyenda del beso alcanzó un éxito popular envidiable, muy particularmente el famoso intermedio que ha llegado a convertirse en pieza de repertorio de orquestas y bandas y que es una de las propinas habituales con que nuestras orquestas cierran los conciertos que ofrecen fuera de nuestras fronteras.

Además de esta brillantísima página instrumental, la zarzuela contiene momentos muy interesantes. Música lírica, expresiva y dramática, que destaca por la excelencia de su instrumentación, aspecto muy cuidado por los compositores. Entre los fragmentos más destacables de esta zarzuela, podemos citar el coro interno con que comienza “Cantando amarguras”), el que constituye la presentación de Amapola (“Caminar sin fin”) y el dúo entre ella e Iván (“Amor mi raza sabe conquistar”), en el primer acto. El segundo, que se abre con una atractiva escena en el campamento gitano (“Quien trabaja cantando”), cuenta también con un número de lucimiento de Amapola (“Cuando bajo el cielo suena mi cantar”), y el dúo entre los protagonistas (“¿Vendrás, mujer?”). No faltan, naturalmente, dos números cómicos que tienen como protagonista principal a Gorón: un dúo con Simeona, una de las gitanas (“Ay, sóplame, sóplame, sopla”) y el llamado “fox-trot” gitano, en el que este conquistador intenta aprovecharse de las bellas zíngaras, con la excusa de enseñarles un baile de moda (“Se pone el cuerpo así”).

http://www.asociacionromanza.org/index.php?option=com_content&view=article&id=84&Itemid=61



One response to “Temporada de Zarzuela: La Leyenda del Beso”

  1. leo says:

    muy bueno la temporada de zarzuela esperemos que se den más obras basadas en dicho genero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai