Lunes, 21 de Septiembre del 2020
turismo


El triunfo español e Iberoamérica

Publicado el 16/07/10

El mundial de fútbol es la mayor competencia en una sola disciplina que haya tenido la humanidad. Unas 200 naciones han participado en sus fases eliminatorias aunque solo unas 75 han llegado a un mundial. No obstante, en el deporte más popular de todos los tiempos hay una suerte de duopolio.

Hasta antes del 2010, donde se jugó por primera vez en África, a las finales solo arribaban selecciones que provenían de dos regiones (el centro de Europa y el sur de América Latina), las mismas que habían acumulado cada una 9 de las 18 copas.

En el mundial número 19, sin embargo, por primera vez un país que no pertenece a ambas regiones entró a una final y la ganó. España, además, se convierte en el primer país, después de Brasil, que gana un mundial fuera de su propio continente y sin haber nunca antes triunfado en la competencia que hizo en su propia casa.

¿A cuál región pertenece España? ¿Cuál de los dos bloques desempató y hoy ha conseguido más copas FIFA?

Una visión simplista diría que habría que colocar a España dentro del mismo bloque que Italia, Alemania, Inglaterra y Francia. Sin embargo, España no es parte de Europa central, y cultural y lingüísticamente está más ligada a América Latina, con la cual, junto a Portugal, conforman Iberoamérica.

Un hecho significativo es ver cómo se comportaban las distintas audiencias en el partido final España- Holanda. En Londres, la ciudad europea más cosmopolita, uno podía ver como casi todos los espectadores brasileros, hispanoamericanos y portugueses hacían barra por la furia roja, mientras que los europeos estaban divididos, muchos de ellos prefiriendo a las naranjas.

Esto, en sí, muestra la contradicción de España. Es parte del continente europeo pero, al mismo tiempo, su cultura, su alma y su lengua la hacen parte de Iberoamérica, la misma que no es una extensión de América Latina sino una fusión entre ésta e Iberia.

España en Europa pero con otro pie afuera de ésta

A la Unión Europea (que lleva medio siglo de existencia) España entró hace solo 14 años. España no participó en las dos guerras mundiales y prácticamente en ningún conflicto europeo desde que hace dos siglos se liberó de la breve conquista napoleónica.

Holanda, a quien España evitó por tercera vez que ganara el trofeo de la FIFA, fue el mismo país quien hace 3 a 4 siglos expulsó a los iberos del centro europeo y condenó a esa nación a vincularse más al otro lado del Atlántico y al Pacifico que a su propio continente.

Hoy muy pocos españoles hablan bien una lengua centro-europea, en cambio, comparten el mismo idioma con el grueso de América Latina. El 90% del español (y también del portugués) en el mundo se habla en las Américas.

La península ibérica, separada del resto de Europa por los pirineos, se ha forjado tanto o más en mutua inter-relación con América y África que con su propio continente.

Allí reside el único pueblo (el vasco) que habla una lengua previa al arribo de los indoeuropeos.

En la edad antigua tuvo muchos enclaves fenicios y de los cartaginenses que provenían del norte africano. Fue una zona que se disputaban los dos grandes imperios del mediterráneo: Roma y Cartago (norte de África). La única invasión militar hecha con elefantes africanos a Europa provino de allí y fue conducida por Aníbal, quien casi derrota a los romanos.

En la edad media esta península estuvo en su gran mayoría regida por los moros africanos. Entre los años 711 y 1492 ellos allí crearon la única civilización mahometana de ese tiempo en Europa. El castellano, quien aún hoy tiene unos 4,000 palabras de origen árabe, se formó combinando elementos del latín con las de las lenguas traídas por los moros.  Ninguna otra gran lengua europea tiene tanta influencia proveniente del África arábiga o de las Américas como el español o el portugués.

Tras ser el mayor exponente del Islam en occidente, España pasó a convertirse en el mayor exportador de catolicismo (el mismo que hoy se ha centrado en las Américas). España y Portugal se formaron como naciones luchando contra los pueblos africanos que la habían conquistado y buscando expandirse  al mismo tiempo al África y más allá de los océanos.

Antes de que los reyes católicos echaran a los moros, las islas Canarias, Azores y Madeira fueron colonizados por los iberos. Aún hoy estos archipiélagos, al igual que Ceuta y Melilla, son los únicos territorios africanos de la Unión Europea. Si Rusia y Turquía son las únicas dos naciones que tienen parte de su territorio en Europa y en Asia, España y Portugal son las únicas que están ancladas tanto en Europa como en África.

La guerra civil española (1936-39), la más importante que haya tenido Europa en el siglo XX, se dio tras la invasión que Franco organizó desde el norte de África. Hoy Lisboa es la capital europea con más porcentaje de raza negra. El portugués es la única lengua europea que más se habla en África que en su continente nativo.

En los últimos 14 siglos la única vez que España logró tener posesiones en el resto de Europa fue en los siglos XVI y XVII cuando los Habsburgo tenían tierras en los Países Bajos, Francia, Italia, Austria y Alemania. Sin embargo, en 1713 en el tratado de Ultrecht Madrid renuncia a sus territorios europeos. A inicios del siglo XIX España se envuelve en las guerras napoleónicas, las mismas que le costarían la pérdida de su imperio americano y el que Francia la ocupase brevemente (1808-1813).

Desde entonces España se ha mantenido cauta ante Europa y la única guerra externa que ha tenido ha sido con EEUU por el control de sus colonias en Filipinas y las islas orientales, Puerto Rico y Cuba, todas las cuales perdió en 1898.

9 de cada 10 hispanos son nativos de las Américas.

España nació en lucha contra la ocupación africana y se creó como nación teniendo a la mayoría de sus súbditos en las Américas.

La conquista ibérica de otros países fue brutal. El primer ejemplo se dio a inicios del siglo XV en las Canarias cuando los nativos guanches (nor-africanos) fueron subyugados. La mayor parte de las poblaciones americanos murieron por el contacto de las nuevas enfermedades traídas por los europeos. En el caso de Sud y Meso América se produjo una amalgama de razas negra, india, blanca y asiática manteniendo o mestizando la lengua y la cultura hispánicas.

Los españoles y los portugueses, a diferencia de los británicos, si se mezclaron con los poblaciones nativas. Hoy el español y el portugués son las únicas lenguas europeas que son más habladas en el Tercer Mundo y por gente de otras razas. El portugués fue el único imperio europeo que llegó a ser gobernado desde América (por Brasil en 1807-1821).

Hoy el 90% de los hispanoamericanos habla el español como lengua madre, un porcentaje ligeramente superior al de España. Hasta hace dos siglos quienes vivían desde el norte de México hasta la Patagonia eran llamados ‘españoles americanos’. Hoy a todos ellos, incluyendo a 50 millones de los que viven en EEUU, se les denomina ‘hispanos’.

Desde 1986 España y Portugal son parte de la Unión Europea. Participan de sus estructuras federales, acatan sus leyes y permiten el libre movimiento de sus ciudadanos.

España es también Ibero América

Sin embargo, España y Portugal conjuntamente con sus ex dependencias americanas conforman Ibero América. En 1949 se creó la actual Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) para la educación, ciencia y cultura. Desde 1991 se han producido cumbres anuales de presidentes iberoamericanos con el rey de España, la misma que a finales del 2010 tendrá su 20ava cita en Argentina.

La Comunidad de Naciones de Ibero América se distingue de las comunidades hechas en torno a Londres, París y Ámsterdam en que ésta no es una colección de ex colonias timoneadas por la metrópoli y basadas en la fuerza de un idioma.

La comunidad iberoamericana, si bien tiene como centro a Madrid, se basa en tres idiomas oficiales europeos (español, portugués y catalán) y otros oficiales amerindios (quechua, aymara, guaraní) e incluye a naciones que conformaron dos imperios diferentes. Hoy busca integrar a todos los territorios d ehabla hispana y portuguesa del mundo.

En el Grupo de las 20 potencias Iberoamérica está representada por México, Argentina y Brasil, mientras que las ex potencias coloniales (España y Portugal) allí no cuentan.  La única nación iberoamericana que podría conseguir un sitial permanente en el consejo de seguridad de la ONU es Brasil.

España es al mismo tiempo parte del bloque político y económico europeo pero también de la comunidad cultural y lingüística iberoamericana.

¿A quién pertenece el triunfo español en el mundial? ¿Al bloque sudamericano o al centroeuropeo? A ninguno de los dos, a menos que ambos bloques se amplíen.

Los europeos podrán reclamar que es un triunfo de su continente, aunque la mayoría de los hinchas de esa selección no estuvieron en esa parte del mundo sino en las Américas.

Desde el punto de vista de la pasión y la identificación que despierta España ésta ha conseguido más hinchas en los países con los que comparte medio milenio y una misma familia lingüística. Es, desde ese punto de vista, más un triunfo de Iberoamérica.

Podríamos decir que de los 8 países que han ganado la copa 4 son de Europa central y 4 de Iberoamérica, aunque esta última ha hecho que el bloque ibero-hablante haya ganado 10 mundiales contra los 9 restantes de la zona centroeuropea




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai