Viernes, 25 de Septiembre del 2020
turismo


Publican Cuentos pintados del Perú

Publicado el 02/03/10

El Fondo Editorial del Congreso del Perú ha publicado, una hermosa colección que tiene como director a Pablo Macera, cuyos textos provienen de la oralidad y que han sido transcritos en lenguas originarias, luego traducidos al español. De esa manera, es posible conocer narraciones cosmogónicas amazónicas, historias maravillosas de la creación del mundo, relatos referidos a la aparición de las estrellas, al sol, a los seres humanos, las semillas, animales, plantas, etc. Los cinco cuadernos que forman la colección están ilustrados por artistas pertenecientes a cada cultura. De modo que se puede leer y a la vez tener una visión real pictórica de la historia narrada. Se trata, sin duda, de un acierto porque así también se puede apreciar la imaginación y riqueza expresiva de los dibujantes. Uno de los problemas superados es el uso de las grafías. En la edición estos textos se ha decidido usar el sistema oficializado por el ministerio de Educación y de ese modo, se ha salvado una traba que impedía uniformizar la escritura de las lenguas amazónicas.

¿Cuántas culturas faltarían trabajar así? Los prologuistas María Belén Soria Casaverde y Javier Macera aseveran que: “La Amazonía concentra más del 90% de todas las lenguas habladas en el Perú. Allí existen 19 familias lingüísticas y no menos de 41 lenguas. Algunas de estas se hallan amenazadas porque las hablan menos de cien personas (Ocaina, Capanahua, Arabela). Pero otras mantienen su vitalidad y son utilizadas por numerosas poblaciones amazónicas (Aguaruna, asháninka, Shipibo, Chayahuita, Cocama, Machiguenga, Huambisa). Las tres más importantes son el Asháninka (80,595), el Aguaruna (55,366) y el Shipibo (23,117), sin considerar el quechua amazónico, procedente de la zona andina”.Todos los textos considerados están llenos de asombro, ficción, magia y encanto. Pero hay uno de la cultura Shipibo-Konibo que se llama Shipibobon nai mapa, en español significa Mapa del cielo Shipibo. Empieza diciendo: “Nosotros los shipibos, cuando miramos el cielo por la noche, podemos ver las figuras de nuestros animales mágicos, demonios y seres de la oscuridad”.

La colección Cuentos Pintados del Perú. Amazonía abarca cinco cuadernos ilustrados, cada uno con diferentes mitos e historias donde la imagen y la palabra se entretejen de modo inseparable, en un todo semántico. Algunos relatos presentan un lenguaje perfectamente acoplado a una filosofía de vida. Es el caso de las narraciones de Lastenia Canayo (Shipibo-Konibo), también imaginativa dibujante, en las que el pensamiento analógico, la corporalidad y la visión artesanal de su pueblo encuentran una magnífica representación en sus descripciones heterogéneas, las desenfadas menciones anatómicas y los coloquiales verbos expresivos. Otras historias deslumbran por su iconografía. Por ejemplo, los diversos planos, los ricos fondos y el color virtuoso de Enrique Casanto Shingari (Asháninka) introducen un sentido mitológico a todas sus escenas, incluso las que se relacionan con mostrar costumbres. Hay que precisar que todas las narraciones son bilingües, vertidas en idioma nativo y español. La serie se compone de la siguiente forma: 1: Shipibo-Konibo (Moatian amazoniainoa joi ika yoiyabo / Relatos amazónicos). Informante: Herminio Vásquez. Pintor: Robert Rengifo. Recopiladora: María Belén Soria. 2: Shipibo-Konibo (Xoxo bana abobo / Dueños de las plantas). Narradora-pintora: Lastenia Canayo. Recopilador: Javier Macera Urquizo. 3: Aguaruna (Ikamia augmatbau / Relatos amazónicos). Narrador-pintor: Romer Yagkug Sejekam. Recopiladores: Javier Macera Urquizo, María Belén Soria. 4: Asháninka (Kenkitsarentsi kirinkasatipaye / Relatos amazónicos). Narrador-pintor: Enrique Casanto Shingari. Recopiladora: María Belén Soria. 5: Asháninka (Obayeripaye / Guerreros). Narrador-pintor: Enrique Casanto Shingari. Recopilador: Javier Macera Urquizo

Los cuadernos ofrecen un mundo bastante diferente del que suele asociarse al hombre amazónico. Una sorpresa es descubrir en los pueblos presentados una relación unánimemente ambigua con la naturaleza. La naturaleza dista de ser para ellos la madre benefactora postulada por aquellos que los conocen de modo superficial. Los mitos de origen lo demuestran cuando atribuyen la aparición de animales y plantas a transformaciones nacidas de castigos impuestos sobre los que antes fueron personas. Así, ambos son producto de una falla en un orden ético primordial. No obstante, el resultado no es execrarlos ni solo temerlos, como sucedería en una lógica proporcional. El hombre amazónico, por el contrario, los percibe con una fascinación renovada no desprovista de un decidido sentido utilitario, mezcla que puede explicar un adecuado control de recursos. La misma ruptura de una justicia de causa-efecto se aprecia en las historias de luchas en las que no siempre triunfa la virtud o incluso el mal, por ejemplo la traición, es principio de armonía y concordia.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai