Miercoles, 30 de Septiembre del 2020
turismo


ISAAC BIGIO

Publicado el 09/03/10

Martes 09 de marzo

Guerra de Irak derrota a Avatar: Premios Oscar

Los EEUU no solo tienen al mayor arsenal militar de la historia, sino también a la mayor maquinaria propagandística y cultural que ha generado la humanidad: Hollywood. Este barrio se encuentra en los Ángeles, una ciudad primero creada por los conquistadores españoles, luego arrebatada a los mexicanos por los conquistadores estadounidenses y que hoy sirve para conquistar a las almas y a los corazones del resto de la humanidad.
Los libros más leídos de todos los tiempos (como la Biblia o el Corán) tienen menos lectores que los espectadores que van a ver las películas norteamericanas, claves en asegurar los valores que esta mega-potencia impone al resto del globo.
Para desintegrar al bloque soviético EEUU no lanzó ninguna bomba atómica, pues, en parte, Hollywood le ayudó a ganar la guerra propagandística que minó al ‘comunismo’. Hollywood puede transformar a alguien en demonio o en ángel. El Dalai Lama, por ejemplo, pese a que fue un oscurantista teócrata autoritario educado por un nazi, ha sido elevado por ésta a la categoría de un semi-divino pacificador y demócrata.
El acontecimiento más importante en el calendario anual de Hollywood son los galardones Oscar, los mismos que siempre se centran en producciones, directores y actores norteamericanos. La 82’ versión de dicha premiación puso por primera vez a una mujer como ganadora a la mejor dirección. Sin embargo, esa victoria se hizo a costa del film más caro y taquillero que haya habido: Avatar.
El film seleccionado (‘En tierra hostil’) como el mejor honra a los conquistadores norteamericanos que desactivan bombas plantadas por la resistencia iraquí (tipificada como ‘terrorista’). Avatar, en cambio, guardaba una relación incómoda ante las corporaciones norteamericanas. Por una parte les quiere hacer descorazonar a todos los enemigos de éstas (los cuales que defienden a la ecología, a los pueblos originarios y a la igualdad social y entre sexos) de que la sociedad perfecta no se podrá encontrar en este mundo y que en Avatar es obtenida gracias al retorno al culto más primitivo de todos (el de la madre naturaleza). Sin embargo, Avatar incomoda porque ha hecho que mucha gente que se opone a la explotación de diversas trasnacionales mineras o petrolíferas en sus respectivas tierras se disfracen con trajes de “avatares” o busquen inspiración o apoyo en este film.

Lunes 08 de marzo

Avatar

LONDRES | Esta es la última película de James Cameron, el director más taquillero que hay. A diferencia de Viaje a las galaxias y otras series de ciencia-ficción que se basan en extraterrestres que no son más que humanos maquillados, Avatar presenta todo un ecosistema muy elaborado y diferente que puede tener bases reales.
El filme se da en la supuesta luna de Pandora, la misma que orbita un planeta gigante de gas de uno de los sistemas solares Alfa Centauro (el más cercano al nuestro, a 4-5 años luz de distancia). La ciencia admite posibilidades para que una luna que contenga vida sofisticada pueda existir en dicha parte del cosmos.
Pandora tiene una atmósfera tóxica para los humanos, pero que ha alentado una flora y fauna sui géneris, donde un elemento común es que todos son bio-luminosos. Ese mundo está tupido con una densa selva cuya extensión y árboles son varias veces mayores a los del Amazonas.
La presencia de un metal (“unobtainium”) que levita produce la existencia de montañas flotantes y también el arribo de una corporación terrícola que desea relocalizar a los nativos para extraer dicho recurso.
Casi todos los animales tienen 4 ojos, 6 extremidades (los que vuelan lo hacen con 4 alas), un esqueleto reforzado con fibra natural de carbón y 2 “trompas” que tienen nervios que les permiten conectarse con los únicos seres bi-pedales: los na’vi.
En vez de presentarnos a una civilización tecnificada basada en enanos verdes con grandes cerebros, los na’vi son esbeltos “salvajes” azules de 3 metros de altura, cabeza relativamente chica, extensa cola, rasgos de felinos y lémures y que viven en clanes neolíticos de cazadores y recolectores. Ellos, a su vez, tienen en su nuca una “trenza” que les permite “enchufar” sus nervios con plantas o con los animales que montan para cabalgar o volar.
Un mensaje subyacente del filme es el “antiimperialismo pro ecológico”, la crítica a quienes apuestan por invasiones militares ultra-sofisticadas y la revalorización de tribus nativas.
Mientras los pueblos amerindios sucumbieron ante los conquistadores europeos, los n’ami, aún más primitivos que los incas o aztecas, derrotan a la súper tecnología del siglo XXIII. Esto, porque Pandora, a diferencia de la “Madre Tierra”, sí es capaz de auto-defenderse y ordenar a todas sus criaturas (con quienes tiene conexiones mediante raíces, lianas y nervios) para que logren aplastar a los sucesores del Pentágono.

Domingo 07 de marzo

Día de la mujer

LONDRES. El 8 de Marzo del 2010 ha sido un día de la mujer muy especial. En la víspera, por primera vez en 82 premiaciones Oscar una dama gano el galardón a la mejor dirección. Su película (‘En tierra hostil’) tenía como rival a Avatar, un film que elogia a una guerrera femenina y a una sociedad donde la mujer caza, combate y tiene un grado de igualdad con los varones a un punto que no lo tiene ningún país de este mundo. Pese a estos avances en la influencia femenina en Hollywood el sexo mayoritario del planeta sigue siendo el que se encuentra en una ínfima minoría en relación a número de personas encabezando estados o corporaciones.
En el 8 de Marzo de 1908 murieron 147 obreras en el incendio de la fábrica Cotton de Nueva York, y en Rusia 1917 las protestas protagonizadas por muchas mujeres tumbaron al Zar y conquistaron el sufragio femenino.
Esta fecha ha pasado de ser una fiesta inicialmente impulsada por la Internacional Socialista para ser asumida por Naciones Unidas y ser celebrada con feriados en muchas naciones.
Pese al avance de la democratización y la tecnología, el sexo mal llamado débil sigue siendo el más desaventajado. Nunca en EEUU, Rusia, China, Brasil, México, Indonesia, Turquía o Francia, que están entre las mayores repúblicas del mundo, ha habido una presidenta. Las Naciones Unidas o si quiera una minoría significativa de sus naciones integrantes han sido jamás dirigidas por damas.
Hay países donde las mujeres pueden ser compradas, es legal la poligamia o se pena al aborto, el lesbianismo y el derecho de una mujer a escoger a su pareja. Incluso en las sociedades más avanzadas los sueldos y condiciones laborales de las mujeres suelen estar por debajo de la de los varones. Las estadísticas muestran que, si bien hay más damas que varones en el mundo, menos del 10% de las posiciones de poder están a cargo del sexo mayoritario.

Sábado 06 de marzo

Alfa Centauro

LONDRES | Este es nuestro primer vecino dentro de nuestra galaxia (la Vía Láctea). La discusión sobre su naturaleza y su futura colonización viene siendo reactivada gracias al lanzamiento del filme más costoso de todos los tiempos (Avatar).
Esta película parte de varias premisas correctas: que éste podría ser el primer lugar donde nuestra especie encuentre nuevas formas superiores de vida extraterrestre; que éstas deberían encontrarse en mundos que estén a una distancia de su estrella similar a la que la Tierra tiene respecto al Sol; y que un satélite que orbite a un coloso de gas tipo Júpiter (como es supuestamente Pandora, la luna donde Avatar dice que hay selvas y humanoides nativos) podría tener en relación con la Tierra un mayor vulcanismo, una atmósfera con más carbono y una gravedad inferior.
Alfa Centauro se distingue de nuestro sistema unisolar en que tiene 3 soles que giran entre sí. Alfa Centauro A es amarilla como nuestra estrella (pero 10% a 20% más grande). La B es un sol anaranjado, 10% a 15% más chico que el nuestro. La C es una enana roja, 5 veces inferior a nuestro astro.
Clima tropical y vida avanzada podría hallarse teóricamente en mundos que estén a una distancia de Alfa Centauro A o B que sea parecida a la que nosotros guardamos ante nuestro astro. Sin embargo, los astrónomos no han encontrado aún ningún planeta en torno a los 3 soles de Alfa Centauro, pese a que han descubierto más de 420 en sistemas estelares mucho más distantes.
Esto disminuye las posibilidades de que allí pudiese existir un gigante de gas (que son más fáciles de descubrir) y por ende de una luna tipo Pandora, y, más bien, hace más probable que de haber vida superior allí ésta se daría en un planeta chico similar al nuestro (el cual es hoy difícil de detectar).
Viernes 05 de marzo

Avatar y el comunismo primitivo

LONDRES. Durante la guerra fría Hollywood fue uno de los principales arsenales ideológicos que usó el capitalismo liberal para desintegrar a los regímenes comunistas europeos. Hoy, sin embargo, la producción más cara en la historia de ésta y de la filmoteca mundial (Avatar), plantea la victoria de un mundo comunista primitivo sobre el capitalismo ultra-desarrollado del siglo XXIII.
Esta es una aparente contradicción. Hollywood, quien antes buscaba mostrar la superioridad del liberalismo sobre el “plan tiránico”, hoy quiere sepultar al socialismo como una utopía solo realizable mediante una fantasiosa “geo-diosa”.
El paraíso de Avatar está dominado por una sociedad de humanoides que tiene una igualdad entre los sexos y una armonía tan grande con su ecosistema como nunca antes ha habido en nuestro planeta.
En 15 décadas -según esta película- chocan dos sociedades contrapuestas: el de una Tierra habitada por decenas de miles de millones de humanos muy tecnificados contra los pocos clanes de algunos miles de semi-simios arbóreos con cola que viven en la edad de piedra en una distante luna de Alfa Centauro.
En este conflicto ganan, al revés de todas las lecciones de la historia, los arcos y las flechas contra las peores bombas.
Los marxistas pregonan la lucha de clases y las revoluciones y la izquierda cristiana o los socialdemócratas una evolución progresiva como vías para lograr el socialismo. Por el contrario, en Avatar se dice que la sociedad ideal solo puede alcanzarse mediante la religión más antigua de todas.
Olvídense de Jehová, Alá, Jesús, Buda, Krishna, Zeus o de cualquier dios “moderno”. En Avatar vence la “madre naturaleza” quien, con su propia inteligencia, moviliza a todos sus seres hasta expulsar a la mayor corporación norteamericana.

Jueves 04 de marzo

Avatar: progresismo retrógrado

Esta película, la más cara de todos los tiempos, acaba de ganar tres premios Oscar de Hollywood y antes obtuvo el Globo de oro al mejor drama y al mejor director. Avatar tiene un alto contenido político y científico. Su director, James Cameron, vuelve a presentar la visión ‘progresista’ del establishment norteamericano, la misma que se caracteriza por su feminismo y por darles mucho peso a las heroínas y en que cuestiona a las corporaciones y a los militaristas. Además, muestra por primera vez lo que podría ser la flora y la fauna del sistema solar más próximo al nuestro. Todo esto último con una gran imaginación y basada en ciertas probabilidades reales.

Cameron ha producido un film y un libro (‘Manual del activista’ para Avatar) en el cual busca mostrar a Pandora como un ejemplo que deben seguir todos los combatientes en favor de defensa al medio ambiente contra la voracidad de las grandes empresas.

Sin embargo, como veremos en este artículo, las críticas del director más taquillero que haya existido a los excesos de la modernidad acaban impulsando los cultos religiosos primitivos a la ‘madre diosa naturaleza’, la misma que, en este caso, es quien derrota a los ‘malvados’.

Un avatar (combina los rasgos humanos con los de los nativos na’vis) posa con sus armas ante los arcos de piedra y los cerros flotantes, singularidades propias de la luna Pandora

Miércoles 03 de marzo

Alfa Centauro

Avatar es el film más caro de la historia. Los $US 300 millones que se gastaron en su producción han generado una venta que ya ha cuadriplicado dicho monto. Este canadiense ha producido el único film que por ahora le equipara a Avatar en venta de entradas (Titanic).

Tanto en Avatar como en sus otras obras de ciencia ficción (Alien, El Abismo o Terminator) Cameron nos presenta a seres que tienen una morfología muy diferente a la nuestra, difiriendo de otras series futuristas (como Viaje a las galaxias, Flash Gordon, Perdidos en el espacio o Doctor Who) donde se nos muestran alienígenas que son apenas humanos maquillados.

Cameron se imagina cómo ha de ser la vida en el siguiente sistema solar (Alfa Centauro, a 4,2 – 4,4 años luz de distancia), el mismo que ha de ser la primera parte del cosmos a la que lleguen nuestras naves una vez que trasciendan la nube de cometas que rodea a nuestro astro.

La ciencia especula que cerca de la tierra puede haber bacterias en el subsuelo de Marte, en la atmósfera de Venus, o en lunas como la de Europa (en su océano debajo del hielo) o en Titán (basados en metano). Sin embargo, formas superiores de vida solo podría haber en otros sistemas solares. El primero donde se debería buscar ello es en Alfa Centauro.

Empero, este difiere del nuestro en que tiene tres soles. El Alfa Centauro A es amarillo como el que tenemos pero con una masa 10% a 20% mayor, el B es anaranjado con una masa que es un 10% a 15% inferior al nuestro y el C es un sol enano rojo, cinco veces más chico que nuestro astro. La distancia entre Alfa Centauro A y B oscila entre la que hay entre nuestra estrella frente a Saturno o a Plutón. C orbita junto a A y B pero a una lejanía mucho mayor.

Los astrónomos han encontrado decenas de grandes planetas en otros sistemas más alejados, pero aún ninguno en Alfa Centauro. Esto, paradójicamente, puede incrementar las posibilidades de poder hallar allí algún planeta más chico y similar a la Tierra (lo que es más difícil de hallar con los actuales instrumentos quienes sí tienen mayor capacidad de encontrar gigantes de gas tipo Júpiter).

Alfa Centauro, el siguiente sistema estelar vecino al nuestro, consta de 3 soles. Mundos con posibilidad de que existan condiciones terrestres existen en los anillos verdes que se indican.

Martes 02 de marzo

Pandora

En Avatar Cameron se imagina que existe el primer mundo con formas superiores de vida. Este no es un planeta sino una luna (Pandora), la misma que orbita a un gigante de gas (Polifemo).

Ambas esferas han sido creadas por la fantasía de Cameron. Polifemo supuestamente se ubica a una distancia de Alfa Centauro A parecida a la que nuestra Tierra guarda ante el sol. Empero, éste es una descomunal bola de gas con un ojo de tormenta superior al que tiene Júpiter.

Las 14 lunas que giran en torno a Polifemo tienen una temperatura media similar a la terrestre y las que tienen una atmósfera con oxígeno (como Pandora y otras que pueden aparecer en la segunda parte del film que ha de estrenarse en el 2012) pueden albergar formas de vida.

Los astrónomos suelen bautizar a los planetas con nombres de la mitología griega. Polifemo es un cíclope (gigante de un solo ojo) y Pandora es la primera mujer, la misma que quiso abrir una caja de terribles sorpresas.

La luna Pandora tiene una masa y una gravedad ligeramente inferior a la de la Tierra, pero tiene un mayor magnetismo y porcentaje de tierra y de áreas verdes, así como una atmósfera más densa (la misma que, además de oxígeno ymucho CO2, tiene nitrógeno y xenón, lo que la hace tóxica a los terrícolas).

Noches muy oscuras no existen en Pandora cuyo firmamento está hegemonizado por el gigante de gas y varias lunas que le acompañan, además de los tres soles de su sistema estelar. Todas las plantas y animales de Pandora emiten su propia luz (son bio-luminosos).

El film no muestra cordilleras, nieve, hielo o desiertos. Pandora es un súper-Amazonas tanto por el gran tamaño de sus especies y canopeas como por su extensión. Es un mundo verde y tropical compuesto por billones de árboles, varios de ellos con varios cientos de metros de altura, los mismos que se conectan entre sí y con los animales a través de raíces, lianas y antenas creando un sistema neurálgico total e integrado y mayor al de cualquier súper-computadora o cerebro.

Para los humanos lo más preciado de Pandora es un metal no obtenible en la tierra (el unobtainium), el mismo que es un superconductor que puede levitar. Este metal, unido al hecho de que Pandora tiene un especial electromagnetismo (dominado por tres soles, un gigante de gas y varias lunas de similar tamaño), permite que haya arcos pétreos y zonas con rocas y montañas que flotan en el aire.

El hecho de que la presión atmosférica de Pandora equivalga al 80% de la terráquea posibilita que su flora y fauna pueda tener dimensiones mayores y a que sus animales puedan ser más veloces o experimentar saltos o caídas más descomunales (los humanoides, por ejemplo, pueden no tener ningún rasguño cuando caen desde cientos de metros de altura a la selva). La flora de Pandora tienen una tendencia al gigantismo y, en algunos casos, a generar una suerte de ‘planimales’ (plantas con rasgos de animales).

Pandora es supuestamente una de las 14 lunas que gira en torno al planeta gigante de gas Polifemo, el cual orbita el mayor de los tres soles de Alfa Centauro

Otra evolución

Mientras en la tierra todos los animales medianos y grandes siempre han tenido cuatro extremidades, en Pandora casi todos ellos tienen seis extremidades. Si bien esto último es un rasgo típico de nuestros insectos, la fauna de Pandora no tiene animales con los cuerpos de éstos, o con mamas, o que reptan, o anfibios o o con plumas. Los diferentes nichos ecológicos son ocupados por especies que se han desarrollado de acuerdo a la especial gravedad liviana y alto magnetismo, atmósfera enrarecida e influencia de astros mayores en su firmamento.

Los animales de Pandora por general tienen dos pares de ojos (uno normal y otro chico para la luz infrarroja), antenas-trompas (que permiten que éstos sean conectados con los que tienen los humanoides para que así estos últimos puedan conducirles), esqueletos fortalecidos con fibra natural de carbono (que les hace más fuertes, acorazados y livianos, y que sus huesos puedan doblarse como los bambúes), paneles coloridos que aparecen como crestas sobre sus cabezas para intimidar a sus enemigos y que respiran directamente con orificios que salen de sus tráqueas (uno inhala y el otro exhala).

Muchas de las bestias descritas exagera o combina rasgos de distintas especies terrestres: caballos con lenguas de jirafa, rinocerontes con cabezas como las de los tiburones martillos, lémures de 4 brazos, panteras, lobos y venados de seis patas, lagartijas que vuelan con un abanico que mueven como helicóptero, pterodáctilos de seis dedos y dos pares de alas (uno de ellos, el peor depredador aéreo tiene la forma y los colores de una mariposa de 25 metros de largo), etc.

Si muchas obras de ciencia ficción presentan civilizaciones extraterrestres altamente sofisticadas compuestas por enanos verdes con grandes cerebros, los únicos seres capaces de hablar en Pandora son gigantes esbeltos azules de 3 metros de altura, con cabezas chicas, que viven de la caza y de la recolección y cuyas herramientas más avanzadas son el arco y la flecha.

Estos son los na’vi, bípedos sensuales con 2 manos y 2 pies con 4 dedos cada uno de ellos, extensa cola, rasgos que tienen de humanos, de felinos y de lémures, y con una trenza de dos metros de largo que es la continuación de los nervios de su columna vertebral (con la cual son capaces de ‘enchufarse’ a las antenas de los animales que han de montar para cabalgar o hacer volar).

La película se da supuestamente en el siguiente siglo y medio cuando los terrícolas son capaces de acercarse a la velocidad de la luz y salir de nuestro sistema solar. Los na’vi son los primeros humanoides con los que se encuentran.

El Thanator, pantera de seis patas y 5,5 metros de largo y 2,5 metros de altura, es inmune a las balas

Naves vs na’vis

En diversas obras de ciencia ficción (como ET, la Guerra de los mundos o Encuentros cercanos) se muestra el contacto en la Tierra entre los humanos y visitantes de otras civilizaciones intergalácticas más avanzadas.

En Avatar ocurre un contacto inter-estela inverso. La primera vez en que los terrícolas conocen a otra especie con rasgos humanoides es supuestamente en Pandora, cuando los humanos aparecen como la civilización tecnológica y los visitados son un pueblo neolítico (los na’vis).

Las naves que colonizan a Avatar no pertenecen a un Estado determinado, sino a una corporación (la RDA), la misma que nació en el valle de silicona en California. Cameron nos muestra un futuro dominado por esta empresa capitalista estadounidense, la misma que tiene su propio ejército y cientos de fábricas en diversas partes del universo.

La RDA tiene el monopolio de la explotación de Pandora y de su principal recurso (el unobtainium). Un kilo de éste vale $40 millones, más de lo que cuesta una tonelada de oro. El unobtainium es el metal más preciado pues su súper-conductividad es esencial para los trenes aéreos y viajes inter-espaciales del siglo XXIII.

El principal depósito de este ‘nuevo oro’ en 200 kilómetros a la redonda es uno que se encuentra debajo del mega-árbol que sirve de hábitat para uno de los clanes na’vi (los omaticaya, en cuya sociedad se desarrolla la trama central del film). Ciertamente que si el objetivo es querer apropiarse de dicho yacimiento bastaría enviar armas de destrucción masivas o bacteriológicas a fin de desalojar a los pocos cientos de nativos que allí viven.

Sin embargo, la RDA había optado por un prolongado y caro programa que buscase ir ganando la amistad y la colaboración de los na’vi. En vez de utilizar a sus científicos para crear a un virus que pudiese diezmar a esa población, crean un muy sofisticado sistema de avatares.

Esta palabra, que en la mitología hindú implica las manifestaciones de diversos dioses, en este film es utilizada para designar ‘copias’ híbridas de na’vis que son teledirigidas por humanos mediante sus cerebros.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai