Martes, 29 de Septiembre del 2020
turismo


Celebran el centenario del nacimiento de Miguel Mujica Gallo

Publicado el 19/03/10

Dentro de pocos días se estará celebrando el centenario de Miguel Mujica Gallo, creador y fundador de los Museos Oro del Perú y Armas del Mundo. Esta fecha no pasará desapercibida para la fundación que lleva su nombre y que administra este importante legado.

Victoria Mujica Diez Canseco, hija del famoso coleccionista y actual directora de la institución, menciona que el 24 se develará un busto de su padre en la entrada de los museos. Pero no sólo eso. La fundación estudia planes de modernización de sus salas y la creación de otras nuevas dedicadas a textiles.

A la caza del tumi

Mujica Diez Canseco cuenta que la afición de su padre por la cacería fue el motor de los museos de Oro del Perú y Armas del Mundo. Primero, se dedicó a atesorar objetos relativos a su pasatiempo. Poco a poco, fue creciendo su interés y le interesaron los elementos de guerra. En cada viaje a cualquier parte del mundo traía de recuerdo pistolas, sables, armaduras, y de más.

Su colección fue creciendo hasta ocupar a mediados de los años cincuenta todo el segundo piso de la residencia familiar, ubicada en ese entonces en la avenida Salaverry. A estos tesoros, a los que sólo tenían acceso amigos de Mujica Gallo, le faltaba algo a criterio de su propietario.

El hombre de negocios, con tanto objeto de origen tan diverso como Japón, Corea, Marruecos, Europa, echaba de menos que no hubiera algo típicamente peruano. La oportunidad se presentó en esos años, cuando otro coleccionista en apuros económicos le ofreció un lote de la cultura Lambayeque.

Miguel Mujica Gallo se enamoró de una de las piezas, un tumi de oro, pero la oferta era por todo el lote.

Su esposa, Aída Diez Canseco, le animó a comprar el grupo. Y así empezó su afán por el material prehispánico que llegó a colmar el sótano de su residencia. En los años sesenta decidió mostrar sus joyas al público. Compró un terreno en el entonces poco habitado Monterrico. El resto ya es historia conocida.

(FIN) DOP



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai