Sábado, 28 de Noviembre del 2020
turismo


Gravedad de paraguayo Salvador Cabañas sigue conmocionando a México

Publicado el 28/01/10

La gravedad de la lesión que mantiene al futbolista paraguayo Salvador Cabañas peleando por su vida con una bala en la cabeza en un hospital de Ciudad de México sigue conmocionando a miles de seguidores, que no cesan de orar por la salud del delantero de 29 años.

Miles de aficionados del club América han pasado las últimas 48 horas en vigilia en el estadio Azteca donde oran, encienden veladoras y participan en ceremonias religiosas para pedir por la salud de uno de los jugadores más reconocidos del continente americano.

Mujeres, niños y jóvenes visten camisetas del club azulcrema y con lágrimas y gestos de pesar y tristeza, también participan en misas por su Salvador.

“Fuerza Chava. Estamos contigo”, también se lee en un letrero que luce la puerta de acceso al club, indica la agencia DPA.

Las constantes visitas de directivos azulcremas, cuerpo técnico y jugadores del América, amigos y compatriotas no ha parado desde que Salvador fue ingresado en las primeras horas del lunes en el hospital “Angeles”, herido de gravedad con una bala alojada en la cabeza.

Según el más reciente parte médico, Cabañas seguirá sedado, y existe el peligro de que su estado de salud empeore.

“Hemos tenido ciertos problemas porque el edema cerebral ha progresado”, dijo hoy el médico Ernesto Martínez en una conferencia de prensa en el hospital donde Cabañas está internado desde el lunes.

Martínez añadió que el delantero seguirá sedado para mejorar y proteger su función cerebral.

“Esperemos que no progrese más el edema, estamos apenas en las 48 horas. ¿Podemos esperar un empeoramiento? Sí. El sigue grave, definitivamente sigue con la misma gravedad”, explicó.

Los papás del jugador, Basilea Ortega y Dionisio Cabañas también están cerca del profesional, al igual que la esposa de Salvador, María Alonso Mena.

“A nosotros no nos importa que juegue o no juegue más. Lo importante es que resista”, declaró el papá de Salvador a su arribo a la capital mexicana.

Dionisio Cabañas confió en que su hijo “va a resistir”, porque “siempre él sale ganando”.

“Estamos con él y primeramente Dios que se recupere, pronto lo veremos en las canchas”, declaró el ex ariete del América y actual jugador del Veracruz, de la liga mexicana de ascenso.

Blanco externó que Salvador “es un gran tipo, que siempre iba hacia adelante y bueno, ahora es un referente del América”.

La prensa deportiva sigue a detalle el caso de uno de los mejores futbolistas del continente americano. La imagen de un sonriente Cabañas, con la camiseta del América, recuerda los momentos felices del guaraní.

“Notable mejoría. Ya reconoce a su madre, aunque el estado de cabañas sigue siendo grave”, destaca hoy la sección de deportes del matutino “Excelsior”, mientras que “Cancha” destaca: “Da pelea”.

Mientras, las autoridades judiciales de Ciudad de México ya identificaron el nombre de uno de las dos supuestos agresores y dieron aconocer su retrato hablado y fotografía: José Jorge Balderas Vázquez, alias el “JJ” o “El modelo”.

El martes, la procuraduría de justicia reconoció sin embargo haber cometido un error al dar a conocer que Eduardo García Alanís habría participado en la agresión contra el futbolista, como escolta del principal sospechoso.

“La verdad es que (el ataque a Cabañas) me indigna como a todos los mexicanos. Cuando me ví involucrada con esto sí dije: ¡Orale! (no puede ser)”, comentó la modelo Silvia Irabién, quien tiene una hija de tres años con el supuesto agresor, Balderas Garza.

La modelo aclaró que Garza lo conoció con otro nombre y después de una relación no ha vuelto a tener contacto con el supuesto agresor.

Irabién explicó que el bar donde fue herido Cabañas es un lugar frecuentado por artistas. “Yo era super asidua al bar, como muchísimos artistas. Me indigna saber que no estás segura en ningún lado”.

(FIN) Agencias/RES



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai