Martes, 22 de Septiembre del 2020
turismo


Cabezas de turco

Publicado el 15/07/09

isaac-bigioEl término turco es algo que ha venido cambiando mucho con el tiempo.

Algunos sostienen que la primera isla que los europeos descubrieron en el Caribe fue la Gran Turca. Esta no fue bautizada así en honor al imperio otomano sino por que Colón o sus acompañantes vieron que un cactus que había allí tenia la forma del sombrero de sus enemigos turcos.

Es el odio a los turcos lo que llevó a los iberos a buscar cruzar el Atlántico. Medio siglo antes de los viajes de Colón los otomanos conquistaron la Roma del este (Bizancio) y obstaculizaron el comercio con el Oriente, lo cual produjo el deseo de encontrar nuevas rutas.

‘Turco’ entonces era el sinónimo de la mayor amenaza musulmana que haya tenido la Cristiandad. La principal obra en español fue escrita después que su autor (Cervantes) se quedo manco en una batalla contra los otomanos.

Luego en las Américas antes de la I Guerra Mundial (1914-1918) se denominaba ‘turcos’ a los inmigrantes que provenían del Mediterráneo Oriental, aunque muchos de ellos no eran musulmanes ni hablaban turco, pues eran árabes cristianos o judíos de los territorios que luego serian reconocidos como Siria, Líbano, Palestina o Jordania.

Descendientes de ellos han llegado a ser jefes de Estado (Menem en Argentina, Saca en El Salvador, Turbay en Colombia, Bucaram y Mahuad en Ecuador), de gobierno (Simons en Perú), de la oposición (Handal en El Salvador) o de la mayor urbe (Maluf en Sao Paulo). Johnson, el alcalde de Londres es un neoyorquino de padre turco.

Hasta hace poco ser ‘turco’ equivalía a ser de la República de Turquía.

Sin embargo, hace dos décadas la prensa mundial empezó a llenarse de titulares en los que aparecían unos ‘turcos’ que hasta entonces habían estado relativamente relegados.

En 1991 la Unión Soviética se desintegró en 15 nuevas repúblicas (5 de las cuales hablan una lengua turca: Azerbaiyán, Turkmenistán, Uzbekistán, Kazakstán y Kirguistán).

Estos nuevos miembros de la ONU empezaron a destacarse ya sea por el boom de sus exportaciones en hidrocarburos o algodón, por sus guerras o por sus lazos con el conflicto afgano. Dostum aun tiene un feudo turco uzbeko en Afganistán.

Hoy los turcos uigures de Xinjiang se han convertido en la etnia más levantisca ante China. Sus sectores separatistas hablan de resurgir a la república turca del este que allí existió y levantan como su bandera a la misma que tiene Turquía (con su estrella y media luna), pero con la única diferencia que el fondo no es de color rojo sino turquesa.

Los gagauzes de Moldavia, los tártaros de Ucrania y diversas repúblicas turcas de Rusia han ido planteando más derechos nacionales o más autonomía. Uno de los nuevos Estados de la Unión Europea (Chipre) tiene a su interior una república separatista turca.

Mousavi, quien desató la mayor crisis en el Irán post-1979 al cuestionar los resultados que no le han llevado a la presidencia, ha nacido en la zona turca de Irán (Azerbaijan este) donde allí tiene una fuerte base social.

Hoy ser ‘turco’ no equivale a ser la amenaza islámica sobre Europa o a provenir del imperio otomano. De este último han surgido mas países en África, Asia y Europa que las 15 repúblicas en las que se desintegró la URSS y ninguno de ellos, salvo Turquía o su satélite en Chipe, se reclama hoy como ‘turco’. Es más, un 20% de la población de Turquía puede potencialmente rechazar ser catalogada como ‘turca’ pues hablan una lengua indo-europea y reclamar ser parte de la mayor nación sin estado que hay en el mundo (los 25 millones de kurdos).

Turcos no son aquellas poblaciones del Mar Mediterráneo árabe del cual llegaron los ‘turcos americanos’ sino de aquellas naciones que se originaron de la zona mas mediterránea y alejada de todo océano que tiene este planeta: las estepas del Asia central.

Hay unas 180 a 200 millones de personas que hablan una de la treintena de lenguas turcas y que se encuentran esparcidas en una franja (solo interrumpida por Mongolia) que va en el sudo este el Mediterráneo hasta el Pacifico nororiental asiático. Solo un 30% al 40% de ellos reside en la República de Turquía. El resto vive en otras 5 repúblicas turcas ex soviéticas, en una docena de regiones o repúblicas autónomas de Rusia, China, Moldavia, Ucrania o Chipre, en importantes regiones de Irán, Iraq, Afganistán, Bulgaria, Macedonia, Tayikistán y Mongolia y en significativas concentraciones en Finlandia, Lituania, Polonia, Alemania y otras partes de la UE.

Turquía siempre ha apuntado hacia Europa o al Medio Oriente, mientras que todas las zonas turcas del Asia central han sido áreas de influencia de los imperios ruso, persa o chino. La posibilidad que se genere un movimiento o una liga pan-turca no podían haberse dado antes del colapso soviético.

Paradójicamente la zona más oriental y marginal donde hay turcos (Siberia nororiental) es aquella de la que hace mas de 10 milenios partieron los primeros pobladores que cruzaron hacia Alaska.

La isla Gran Turca no fue poblada por turcos, pero los primeros americanos están genéticamente emparentados con los siberianos de la gran franja turca.

En Alemania se publico un famoso libro cuyo título ‘Cabeza de Turco’ no tenía que ver con la forma en la cual fue bautizada esa isla antillana, sino como los germanos venían tratando a los millones de inmigrantes turcos como si fueran los nuevos chivos expiatorios.

“Cabezas de turco” pueden ser considerados millones de inmigrantes (sobre todo musulmanes) en la Europa que cierra sus fronteras, como también nuevos movimientos que se desaten en el Asia central. El mote ‘terrorismo uigur’ ha sido utilizado como si fuera una ‘cabeza de turco’ por parte de Wang, quien desde hace 15 años aplasta toda disidencia en Xinjiang.

Por otro lado, una de las cuestiones que más seguirá convulsionando al mundo post-guerra fría es la emergencia de naciones turcas que buscando mas grados de autonomía o de independencia encabecen nuevas protestas o guerras.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai