Domingo, 28 de Mayo del 2017
turismo

Turismo en Madre de Dios

Por su clima tropical, cálido y bastante húmedo, Madre de Dios es el típico departamento amazónico. Está llamado a convertirse en uno de los destinos turísticos más atractivos del mundo, por su naturaleza primitiva, una copiosa y variada flora y fauna silvestre. Además se encuentra a tan sólo treinta minutos de Cuzco por avión.

Puerto Maldonado, su capital, es un centro de atracción turística debido a su extraordinaria belleza tropical, lo cual ha permitido que aparezcan hoteles y restaurantes, así como también la mejora de los servicios aeroportuarios.

Para acceder al Parque Nacional del Manu, uno de los más famosos del mundo, es necesario remontar el río Madre de Dios durante dos días completos. No existe lugar sobre la tierra que cuente con tantas especies de plantas y animales, razón por la cual se le considera el mayor refugio de diversidad genética del mundo. En él se alberga innumerables especies de flora y fauna silvestre en peligro de extinción, como el oso andino, el lobo de río, el lagarto negro y el águila arpía. Pero también sirve de refugio para grupo de tenias que se encuentran alejados del mundo occidental: machiguengas, piros, amahuacas, yaminahuas, amarakaeris y otros.

Para llegar al Parque Nacional Bahuaja-Sonene, otro parque de fama mundial, se requiere remontar el río Tambopata hacia el sur. Aloja una gran cantidad de especies de flora y fauna silvestre, constituyéndose en una de las áreas naturales más ricas del mundo. Pero Madre de Dios ofrece otro atractivos turísticos, como el de la Comunidad Nativa de Infierno, donde se encuentran asentados los nativos ese’ eja, residentes ancestrales de estos territorios, y Posada Amazonas, coadministrado por los propios comuneros.

A ocho horas, yendo por el río Tambopata, se encuentran las denominadas collpa de guacamayos, donde se congregan innumerables loros en busca de arcilla. También se halla el Tambopata Research Center, un proyecto de investigación y ecoturismo.

El lago Sandoval es otro importante atractivo para los turistas. Punto de partida para acceder a él es el río madre de Dios. Se debe viajar 40 minutos en bote de motor. Luego recorrer una trocha de casi cinco kilómetros de longitud envuelta en una copiosa vegetación. Bien vale el esfuerzo, pues se trata de uno de los lagos más hermosos de la zona. En el lugar se conservan especies en peligro de extinción, como el lobo gigante de río y el lagarto negro.

En dirección hacia Bolivia, se encuentra el lago Valencia, el cual alberga a colonos dedicados a la pesca y la recolección de castaña. Cerca del lugar se ubica el río Heath, y a la jornada y media de navegación se llega a las pampas de Heath, ecosistema refugio de especies singulares de fauna silvestre. Actualmente, forma parte del Parque Nacional Bahuaja-Sonene.

Cabe señalar que Madre de Dios ha sido considerada una zona mítica, siendo identificada tanto con El Dorado como con el Paititi. Con la conquista española, se llevaron a cabo muchas expediciones con el propósito de explorar la región pues se pensaba que, escondido entre el espesor de la selva, se encontraría un reino abundante en riquezas. En el siglo XVIII, el explorador más famoso fue sin duda Fermín Fitzcarrald, quien emprendió diversos viajes en mucho de los ríos de la selva. Desde Iquitos partió en 1894 a bordo de la lancha a vapor Contamana y llegó hasta los ríos Manu y Madre de Dios.

  1. Madre de Dios Provincial
  2. Atractivos Naturales
  3. Áreas Naturales
  4. Calendario Festivo
  5. Madre de Dios Arqueologica