Viernes, 24 de Mayo del 2019
turismo

Lambayeque Arqueologica

En el actual territorio de Lambayeque se han expandido culturas provenientes de los valles de Chicama y Virú: Cupisnique, Salinar, Gallinazo-Virú, Mochica y Chimú. Pero, además, se han originado y evolucionado una propia: la cultura Lambayeque.

EL SEÑOR DE SIPÁN

ituado a pocos kilómetros de Chiclayo, Sipán es un poblado cercano a Pomalca. Alrededor se erige un extraordinario monumento en forma de pirámide denominada Huaca Rajada, en cuyo sector está ubicada la Tumba del Señor de Sipán.

EL SEÑOR DE SICÁN

Conformado por un amplio conjunto de construcciones piramidales, Batán Grande fue el gran centro administrador-cultista perteneciente propiamente a la cultura Lambayeque o sicán.

Otro conjunto arquitectónico importante es Pampa Grande (ubicado en el Tingo), que se remonta a la presencia de los Mochicas en Lambayeque.

SEÑOR DE SIPÁN

El sitio de Sipán pertenece, políticamente, al distrito de Saña, provincia de Lambayeque. Ocupa un área de 15 Km2 de fértiles tierras agrícolas, gracias a las características del terreno y ubicación en la zona que hicieron posible que se creara un gran sistema de riego artificial.

EL MONUMENTO DE SIPÁN

Conocido como Huaca Rajada, el monumento arqueológico de Sipán se conforma de dos enormes estructuras de adobe de 1.770 años de antiguedad, en donde se hallaron las Tumbas del Señor de Sipán. La primera cubre un área de 200 000 m2 y alcanza una altura de 35 metros, mientras que la segunda ocupa una superficie de 5000 m2 y posee una altura de 37 metros.

DESCUBRIMIENTO DE LAS TUMBAS DE SIPÁN

En el asentamiento agrícola de Sipán, cerca de Chiclayo, el arqueólogo peruano Wálter Alba y su equipo hallaron los restos de un joven dignatario Mochica, en abril de 1987, además de 209 ceramios. Posteriormente se descubrieron la tumba de un sacerdote coetáneo al Señor de Sipán y la del viejo Señor de Sipán, de mayor antigüedad.

La figura más importante fue la del Señor de Sipán, ya que se trataba de un ser semidivino que se ubicaba en la cima de la organización del señorío. Al respecto, Walter Alba refiere lo siguiente: “Los emblemas de mando, insignias y ornamentos cargados de simbología militar que fueron hallados en la tumba regia, así como los acompañantes, armas y las imágenes que figuran en la cerámica recuperada en ese sitio, nos llevan a reconocer la indudable y primordial autoridad militar del Señor de Sipán. Sin embargo, se puede afirmar que, más allá de esta primera contestación, nuestro personaje ostentaba una triple autoridad: militar, religiosa y civil”.

Por el estado de sus restos, se puede inferir que se trataba de un hombre de 45 años y que, salvo una incipiente artritis, revela que llevó a cabo poco trabajo físico, mientras que el desgaste dental demuestra que siguió una dieta especial. El Señor de Sipán midió 1,67 de altura, la cual era alta para su época.

Sobre el Viejo Señor de Sipán, se cree que fue su antecesor y que tuvo un rango similar; mientras que el Sacerdote ocupaba el segundo lugar en la sociedad Mochica.

TÚCUME

Fundada por Cala, nieto de Nailamp, Túcume fue el más importante centro político y religioso de su época. A raíz de los desastres ocasionados posiblemente por el fenómeno del niño, los gobernantes lambayeques eligieron Túcume para fundar una capital nueva. Se calcula que la construcción de las pirámides demandó cerca de 500 años. En total, Túcume está conformado por 26 pirámides entre las que destacan la Huaca del Pueblo, La Raya, El Sol y Las Estacas. Gracias a su belleza y elegancia, tanto de los chimúes como los incas las convirtieron, después de someter a sus habitantes, en centros políticos y administrativos de la región.

Después de la captura y muerte de Atahualpa, Túcume fue abandonada. Durante la colonia fue utilizada como refugio para las lluvias. En el lugar se ofrecen programas que incluyen, además de la riqueza arqueológica, degustaciones de platos típicos, experiencias de curanderismo, medicina tradicional e intercambio cultural.

Túcume se sitúa a 1 km aprox. al este del pueblo de Túcume, (10 minutos en auto) 33 km al norte de la ciudad de Chiclayo (20 minutos en auto). Tel: (074) 80-0052. Las visitas se realizan de lunes a domingo de 8:00 a 16:30 horas. (No se atiende en Navidad) E-mail: museotucume@hotmail.com

MUSEO BRUNING

El Museo Bruning guarda una colección de más de 1400 piezas arqueológicas provenientes de las culturas Vicús, Lambayeque, Mochica, Chavín, Chimú e Inca. Fue fundado por el antropólogo alemán Hans Heinrich Bruning (1848-1928).

Durante 40 años funcionó en la calle Dos de Mayo; en 1965 se muda a la calle Huánuco, un moderno edificio de cuatro pisos.

En la entrada se encuentra un imponente tumi, representación del personaje mitológico Nailamp; en el hall de ingreso, una historia suscinta del museo sacando a relucir las contribuciones de Bruning.

En el primer piso y parte del segundo se pueden apreciar las Culturas Tempranas; piezas de la Cultura Mochica de los siglos I y VII d.C.; y cerámica, arquitectura y objetos de la cultura Lambayeque.

Tejidos, metalurgia, cerámica y otras obras de artesanos prehispánicos se hallan en el tercer piso.

En el cuarto piso se exhiben aspectos en torno a la agricultura, recursos marinos, navegación, medicina y sexualidad. Asimismo, se en encuentra un panorama de las culturas Vicús, Chachapoyas, Chimú, Inca y colonial.

Con 400 piezas de oro (máscaras funerarias, orejeras, collares que utilizaron los lambayecanos), se encuentra una sala reservada, que lleva el nombre de Óscar Fernández de Córdova y Amézaga.

El museo está situado en la avenida Huamachuco cdra. 8 s/n, Lambayeque (10 minutos en bus aprox. desde la ciudad de Chiclayo). Tel: (074) 28-2110./ Fax: (074) 283440, Las visitas se realizan de lunes a domingo de 9:00 a 17:00. (Incluyendo feriados).

MUSEO TUMBAS REALES DE SIPÁN

Diseñado por Celso prado Pastor, quien también se encargó del Museo Bruning, el Museo Tumbas reales de Sipán se inauguró el 08 de noviembre de 2002.

El museo fue construido como si se tratara de un mausoleo, en el cual debía guardar, con sumo respeto, la sepultura del Señor. Con este fin se ordenaron sobre la base de diez temas: la Cultura Mochica, el Santuario de Sipán y las Tumbas Reales, la Investigación Arqueológica, la Tumba del Señor de Sipán, las Tumbas Reales, la Investigación Arqueológica, la Tumba del Señor de Sipán, la Tumba del Sacerdote, Otras tumbas, la Tumba del Viejo Señor de Sipán, Conservación y reservación, la Tumba Saqueada y las recuperaciones, y el Mundo Mochica.

El museo está estructurado con el propósito de que el visitante experimente igual emoción que tuvieron los arqueólogos cuando descubrieron la Tumba del Señor de Sipán. Es por ello que el ingreso al museo se lleva a cabo por la tercera planta, donde se expone una visión panorámica de la cultura mochica. Luego desciende a la segunda planta; allí encontraremos algunos adornos hallados en la tumba, como son el cetro de cobre fundido, los pectorales de concha (spondylus), el estandarte de cobre, las narigueras, y el collar hecho a base de oro y plata.

La Tumba del Señor de Sipán se puede observar desde la parte central de la segunda planta, ubicada e4n el primer nivel en la primera planta se encuentra una reproducción de la cámara funeraria del Señor de Sipán. También se puede apreciar la Tumba del Viejo Señor, presumible ancestro del Señor.

La visita del museo culmina con la recreación de la residencia del Señor de Sipán, llamada la Casa Real. Hoy en día el museo constituye la principal atracción turística del Perú.

El museo se encuentra en la avenida Juan Pablo Vizcardo y Guzmán s/n, Lambayeque (10 minutos en auto desde Chiclayo). Telefax: (074) 28-3977. Tel: (074) 28-3978. E-mail: tumbasdesipan@hotmail.com Pág. Web: www.tumbasreales.org. Las visitas se llevan a cabo de martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas.