Sábado, 20 de Julio del 2019
turismo

Restos Arqueologicos Pre – Inca

FORTALEZA DE PARAMONGA

Departamento: Lima

Provincia: Barranca

Reseña:

La denominada Fortaleza de Paramonga en realidad se trata de un templo ceremonial que se construyó en la frontera del Reino de Chimor (Período Intermedio Tardío, 1200 a 1400 d.C.), cuya capital fue la metrópolis de Chan Chan. Situada sobre el río Fortaleza, cerca al pueblo de Pativilca al norte de Lima, en el kilómetro 210 de la Carretera Panamericana Norte, su nombre se debe al estar cerca de la moderna hacienda y pueblo de Paramonga, desconociéndose su nombre original en lengua muchik, que era la hablada en la costa norte peruana, antes de la llegada de los españoles (1532). De todo el conjunto arquitectónico, destaca una pirámide escalonada de 4 niveles y de enormes dimensiones construida en adobe sobre una colina. Está edificada completamente en adobe y conformada por 4 plataformas sólidas con recintos en la zona alta. De acuerdo con el testimonio de algunos cronistas, el monumento estuvo pintado de color ocre, y con representaciones iconográficas de aves y felinos. La pirámide posee 30 metros de altura, tomando el valle como base.

A 22 metros de la pirámide se ubica otra escalonada, con similares características: muros de adobes con restos de pinturas de colores rojo y ocre, y cimientos de piedra. No caben dudas que sus constructores fueron los Chimús.

PACHACÁMAC

Departamento: Lima

Provincia: Lima

Reseña:

El conjunto arqueológico de Pachacámac se levanta a 35 kilómetros al sur de la ciudad de Lima. Además de ser uno de los centros ceremoniales pre hispánicos más importantes, también es unos de los grandes metrópolis del antiguo Perú.

El nombre de Pachacámac proviene de una antigua divinidad pre incaica y está asociado con lo oscuro y lo telúrico. Pachacámac fue vencido y enterrado por su rival el sol. Cada vez que se mueve, ocasiona movimientos sísmicos: temblores y terremotos.

El culto de Pachacámac se remonta a los comienzos de la era cristiana y tuvo apogeo hacia el siglo X. A pesar de que estuvo sucesivamente influenciada por diversas culturas: Lima, Wari, Ishcma y la Inca, la ciudad de Pachacámac conservó una relativa autonomía.

Tanto Pachacútec como Huayna Cápac respetaron el santuario; éste consultaba el oráculo antes de emprender sus campañas militares, aquél mandó construir un Templo del Sol.

El interés de los españoles por Pachacámac se produce cuando capturaron a Atahualpa, pues gran parte del oro reunido se extrajo del santuario. Cuando los conquistadores ingresan al lugar, lo saquean y se abocan a la tarea de terminar con el culto a Pachacámac.

Por muchos siglos la ciudad y el santuario estuvieron abandonados, sufriendo un deterioro progresivo. En la década del 40 del siglo pasado, bajo la dirección del arqueólogo Julio C. Tello, se reconstruyó al Acllawasi, la casa de las mujeres aplicadas al culto.

Pachacámac está conformado, además, por el Templo del Sol, erigido por Pachacámac; el Templo de la Luna, la Plaza de los Peregrinos, la Residencia del Cacique local.

En 1938, el doctor Alberto Giesecke descubrió el ídolo principal, una talla de madera de lúcumo que posee dos caras que miran a lados opuestos, un lado adornado con maíz y el otro con animales.

Arturo Jiménez Borja fundo el Museo de Sitio de Pachacámac (1965), que se encuentra ubicado a la entrada de la ciudadela. En él se exponen cerámicas y tejidos hallados en el Templo, así como también se brinda información sobre los trabajos arqueológicos que se vienen llevando a cabo.

WARI

Departamento: Ayacucho

Provincia: Huamanga

Reseña:

A 25 km de la ciudad de Huamanga, se ubican monumentales construcciones pertenecientes a la cultura Wari, capital del primer estado panandino del mismo nombre, que se desarrolló en la zona entre el año 600 y el año 1000 d. C.

El centro urbano abarca cerca de 400 hectáreas y en su apogeo llegó albergar 40.000 habitantes. Está situado en una zona estratégica por su rápido acceso a la costa y a la selva central y, por estar a medio camino entre la sierra norte y sur, donde edificaron centros administrativos y colonias.

Compuesto de cámaras funerarias subterráneas de varios niveles, se encuentra Cheqowasi en cuya construcción se emplearon lozas rectangulares, circulares y cuadrangulares.

Moradochayoq es otro sector importante que muestra evidencias de haber tenido contacto con Tiawanaku, una cultura contemporánea a Wari, ubicada a 1.500 km de distancia, en la cuenca del gigantesco Lago Titicaca.

Conformado por construcciones trapezoidales y rectangulares de hasta 400 metros de largo y dotado de muros de piedra que sobrepasan los 10 metros de altura, está el sector denominado Capillapata.

Por último, destaca el sector llamado Ushoaqoto, en el cual se han encontrado figuras humanas moldeadas que delatarían un área de talleres y depósitos. Wari es la expresión de tiempos misteriosos que sólo podemos imaginar. Las huellas de sus estrategas, ingenieros, guerreros, artesanos y sacerdotes están grabadas en las piedras que guardan sus secretos.

 









Carros Hyundai